Pau Sanz i Vila. Un buen día para desaparecer.

Posted by & filed under Ilustración, Novela gráfica.

Un viaje inesperado en tres colores

Pau Sanz i Vila. Un buen día para desaparecer.
Pau Sanz i Vila. Un buen día para desaparecer.
Compartir:





¿A quién no le gustaría emprender un viaje de autoconocimiento? Pau Sanz i Vila (Denia, 1990) ha hecho el sueño de miles de personas realidad y lo ha plasmado en 'Un buen día para desaparecer', un diario de aventuras con el característico filtro pop del artista que edita Lunwerg. Gracias a su peculiar aro tricolor, el ilustrador hace realidad esos sueños ocultos difíciles de cumplir.

Pau Sanz i Vila. Un buen día para desaparecer.Me alegra poder contarle la historia del aro tricolor, porque me siento realmente muy unido a él, hemos vivido tantas cosas juntos… y las que nos quedan”. Entre la realidad y la ficción, Sanz i Vila muestra, a modo de ‘semi autobiografía’, su lado más personal. Combinando la imaginación, el surrealismo y las referencias históricas, el autor emprende un accidentado periplo que le llevará a replantearse el significado del arte y a enfrentarse de pleno a la ambivalencia del alma humana.

Este viaje está marcado por una de las características más llamativas de su estilo, el uso predominante de tres colores: rosa, azul y amarillo, y un delicado trazo negro muy personal. Como el propio ilustrador explica, “suelen preguntarme por qué pero simplemente es mi forma de trabajar, es lo que me pide el cuerpo cuando me siento frente al papel blanco; y después de tanto tiempo se ha convertido en un modo de pensar”. La lealtad a su paleta le ha permitido crear un lenguaje propio, un mundo psicodélico de colores planos y brillantes.

Pau Sanz i Vila. Un buen día para desaparecer.La obra de Sanz i Vila respira un aire naif, con un estilo muy personal cercano al pop. Pero la simplicidad también marca sus ilustraciones representando sólo los aspectos necesarios a través de tintas planas y modificación de rasgos físicos. Los animales, su entorno, sus gustos, objetos que le inspiran, lugares cercanos y cotidianos… son también protagonistas de este volumen que lleva por subtítulo Mi viaje inesperado con el aro tricolor.

Inspirado por una montaña cercana que ve a través de su ventana, el artista cogió un buen día la mochila, una botella de agua y un diario, y se lanzó a explorar. En ella encontró una cueva determinante que escondía un aro tricolor y ¡mágico! Con este puede teletransportarse en el espacio (y quién sabe si también en el tiempo). Así comenzó una aventura que le ha llevado hasta la Cueva de Chauvet, en Francia, una de las más significativas en cuanto a arte prehistórico se refiere; las Pirámides de Guiza o los Moáis de la Isla de Pascua.

Pau Sanz i Vila. Un buen día para desaparecer.Y si estos lugares le han hecho explorar el arte, con otros reflexiona sobre los animales en peligro de extinción como el okapi, o los que ya no están como el oso cavernario, y sobre si merece la pena conservar una especie para privarla de libertad, criticando así lugares como los zoos. La ambivalencia del ser humano es el tercer gran tema protagonista de esta fábula. Esta se verá representada por dos mujeres que se encontrará en su periplo, y que le revelarán esas dos partes que toda alma humana tiene: la cara buena y la mala, la de los días buenos y la de los días negros, la generosa y la envidiosa, el lado luminoso y el oscuro…

Sanz i Vila define esta historia fantástica como la realidad. “Quizá le parezca una historia extraña, pero puedo darle mi palabra de que yo he vivido todas y cada una de las situaciones que he descrito en el libro que tiene en sus manos. Esta es mi autobiografía más sincera y la estoy compartiendo con usted”. Lo que sí está claro es que Un buen día para desaparecer ofrece al lector muchas lecturas para realizar sus propios juicios y reflexiones.

un buen dia para desaparecerUn buen día para desaparecer. Mi viaje inesperado con el aro tricolor
Pau Sanz i Vila
Lunwerg
208 páginas
19.95 euros

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Más sobre: Lunwerg, Mi viaje inesperado con el aro tricolor, Pau Sanz i Vila, Un buen día para desaparecer