Durante este retiro, Gaga fue educada en el Método con el fin de aumentar la conciencia de su “experiencia física y mental”.  Así, en él puede verse a la cantante en el suelo emitiendo prolongados sonidos, con un antifaz de cuernos amarillos, en un arroyo en el que se encuentra con Abramovic, caminando desnuda por el campo o abrazándose también totalmente desnuda a un cristal gigante.

La grabación y difusión de este vídeo tiene la intención de ayudar al Marina Abramovich Institute a conseguir unos 600.000 dólares (448.363 euros) a través del micromecenazgo, cifra de la que hasta el momento se han conseguido 233.000 dólares (174.105 euros).

Lady Gaga se ha confesado admiradora de la artista serbia desde que en 2010 visitara la gran retrospectiva que le dedicó el Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York.