Mantello y el hijo de Jacques Cousteau, pionero de la investigación y de la divulgación marinas, colocan ante los ojos del espectador mundos desconocidos y maravillas que preservar. Ambos asumieron el rodaje como un reto para intentar desvelar las maravillas que esconden los océanos. Durante un rodaje de más de tres años utilizaron ténicas 3D, Ultra-HD y 4K. Además contaron con la mano experta de Gavin McKinney, director de Fotografía habitual en las películas de James Bond.

El documental ha sido producido por Arnold Schwarzenegger, que por primera vez presta su voz a lo largo de todo el metraje: “Me he implicado a fondo en la película para concienciar a todos de la importancia de mantener nuestros océanos limpios para poder preservar la vida salvaje que en ellos habita. Hablamos de unas maravillas que no podemos perder”.

A muchos metros de profundidad, entre corales y otros deslumbrantes habitantes del mar, el espectador asiste a una inédita fiesta de colores y formas, al tiempo que toma conciencia de aquello que sostiene que sin agua no hay vida o, lo que es lo mismo: sin azul, no hay verde.

Uno de los objetivos fundamentales de Cousteau y Mantello fue lograr que los espectadores se sintiesen como si se sumergiesen ellos mismos en el mar. Ver el documental es confirmar que la prueba ha sido ampliamente superada.

Las maravillas del mar

Dirección: Jean-Michel Cousteau y Jean-Jacques Mantello
Intérpretes: J-M. Cousteau, Celine Cousteau, Fabien Cousteau
Fotografía: Gavin Mckinney
Producción y voz en off: Arnold Schwarzenegger
2018/82 minutos
A Contracorriente