Esta historia de venganza que ha ido acumulando reconocimientos desde su presentación en el Festival de Venecia convirtió sus 11 opciones en cuatro trofeos, entre ellos los de mejor película, dirección novel, guión original –el propio Arévalo y David Pulido– y actor de reparto –Manolo Solo.

Este proyecto, que Arévalo ha tardado ocho años en hacerlo realidad con el respaldo de la productora Beatriz Bodegas, fue una de las triunfadoras de la noche en la que Un monstruo viene a verme, que partía con 12 opciones, consiguió nueve, entre ellas el de mejor director para J.A. Bayona.

Rodada en inglés, esta superproducción que ha superado los 26 millones de euros de recaudación en España consiguió los Goya a mejor montaje –Bernat Vilaplana y Jaume Martí–, dirección de fotografía –Óscar Faura–, maquillaje y peluquería –David Martí y Marese Langan–, dirección artística –Eugenio Caballero–, dirección de producción –Sandra Hermida–, música original –Fernando Velázquez–, efectos especiales –Félix Bergés y Pau Costa– y sonido –Marc Orts, Oriol Tarragó y Peter Glossop.

Bayona, visiblemente emocionado, ha querido agradecer este galardón a su padre, “por enseñarme a utilizar el lápiz, por contagiarme el amor al cine”, pero sobre todo ha querido resaltar la importancia de la cultura y su “gran poder transformador y a la que todos debemos apoyar ya que habla de quiénes somos y cómo nos sentimos”.

La actriz de la velada fue Emma Suárez que hizo diana al levantar los dos galardones a los que aspiraba: el de protagonista por Julieta –este mismo reconocimiento lo logró hace veinte años por El perro del hortelano– y el de reparto por La próxima piel. Suárez dio el único Goya a la Julieta de Almodóvar, de manos de quien recibió su galardón más importante. Roberto Álamo fue el Mejor Actor Protagonista por Que Dios nos perdone.

También hubo Goyas para El hombre de las mil caras. Las aventuras de Francisco Paesa obtuvo los premios de guion adaptado, firmado por el director Alberto Rodríguez y su habitual guionista, Rafael Cobos; y el de mejor actor revelación para Carlos Santos por meterse en la piel de Luis Roldán.

De los cuatro premios que podía llevarse El olivo, consiguió el de Anna Castillo –actriz revelación–, mientras que 1898. Los últimos de Filipinas convirtió sus nueve opciones a reconocimiento en el que se llevó Paola Torres por el diseño de los vestuario.

En la fiesta del cine español –que se alargó hasta las tres horas y que, por tercer año consecutivo, presentó Dani Rovira–, Ana Belén recibió el Goya de Honor de manos de José Luis García Sánchez, Manuel Gómez Pereira y Fernando Colomo. La actriz, que a sus 65 años eclipsó a sus compañeras con un diseño de Delpozo, recordó sus orígenes; a las personas que le ayudaron en su carrera, a los que agradeció sus enseñanzas; y se preguntó por qué sigue habiendo tan pocas mujeres en el cine.

El documental Frágil equilibrio entró en el palmarés, en la que también figuró la cinta animada Psiconautas, los niños olvidados, de Alberto Vázquez, que también consiguió el Goya al mejor corto de animación por Decorado.

El corto de ficción Timecode, de Juanjo Giménez, se alzó con el Goya en su categoría y podría traerse el Oscar, mientras que en el apartado documental el ganador fue Cabezas Habladoras, de Juan Vicente Córdoba.

Hubo Goyas para el tema de Cerca de tu casa, ‘Ai, ai, ai’; la cinta gala Elle, dirigida por Paul Verhoeven; y el título argentino El ciudadano ilustre en la 31 convocatoria de estos galardones en la que sonó la Film Symphony Orchestra (FSO), dirigida por Constantino Martínez Orts.

Palmarés de las 31 edición de los Premios Goya

  • Mejor película: Tarde para la ira, de Raúl Arévalo
  • Mejor dirección: J.A. Bayona, por Un monstruo viene a verme
  • Mejor actriz protagonista: Emma Suárez, por Julieta
  • Mejor actor protagonista: Roberto Álamo, por Que Dios nos perdone
  • Mejor guión adaptado: Alberto Rodríguez y Rafael Cobos, por El hombre de las mil caras
  • Mejor guión original: David Pulido y Raúl Arévalo, por Tarde para la ira
  • Mejor montaje: Bernat Vilaplana y Jaume Martí, por Un monstruo viene a verme
  • Mejor película iberoamericana: la argentina El ciudadano ilustre, de Gaston Duprat y Mariano Cohn
  • Mejor actriz de reparto: Emma Suárez, por La próxima piel
  • Mejor película documental: Frágil equilibrio
  • Mejor cortometraje documental: Cabezas Habladoras, de Juan Vicente Córdoba
  • Mejor actor de reparto: Manolo Solo, por Tarde para la ira
  • Mejor diseño de vestuario: Paola Torres, por 1898. Los últimos de Filipinas
  • Mejor sonido: Marc Orts, Oriol Tarragó y Peter Glossop, por Un monstruo viene a verme
  • Mejores efectos especiales: Félix Bergés y Pau Costa, por Un monstruo viene a verme
  • Mejor música original: Fernando Velázquez, por Un monstruo viene a verme
  • Goya de Honor: Ana Belén
  • Mejor película europea: Elle, de Paul Verhoeven
  • Mejor actriz revelación: Anna Castillo, por El olivo
  • Mejor dirección de producción: Sandra Hermida, por Un monstruo viene a verme
  • Mejor canción original: ‘Ai, ai, ai’ de Silvia Pérez Cruz, por Cerca de tu casa
  • Mejor actor revelación: Carlos Santos, por El hombre de las mil caras
  • Mejor cortometraje de animación: Decorado, de Alberto Vázquez
  • Mejor película de animación: Psiconautas, los niños olvidados
  • Mejor dirección artística: Eugenio Caballero, por Un monstruo viene a verme
  • Mejor maquillaje y peluquería: David Martí y Marese Langan, por Un monstruo viene a verme
  • Mejor cortometraje de ficción: Timecode, de Juanjo Giménez
  • Mejor dirección de fotografía: Óscar Faura, por Un monstruo viene a verme
  • Mejor dirección novel: Raúl Arévalo, por Tarde para la ira