Una noche fuera de control

Posted by & filed under Cine.

Sin stripper muerto no hay fiesta

Una noche fuera de control
Compartir:





Cinco amigas se reúnen para la despedida de soltera de una de ellas, que acaba tomando un giro oscuro cuando matan accidentalmente a un stripper. Scarlett Johansson, Kate McKinnon, Jillian Bell, Ilana Glazer y Zoë Kravitz protagonizan 'Una noche fuera de control', una comedia deslenguada que, si bien se apoya en una fórmula de sobra conocida, resulta ideal para echar unas risas estos días calurosos.

Lucia Aniello se pone a los mandos para su debut en la gran pantalla, escrito por ella misma junto a Paul W. Downs, que se reserva un agradecido papel en la película. Ambos, socios en la comedia (juntos formaron Paulilu, una sociedad de sketches humorísticos), se han ganado una reputación de cara al gran público por su trabajo en la serie Broad City, una de las mejores comedias televisivas que pueden encontrar actualmente.

Por esto mismo, lo que sorprende a los admiradores de su trabajo es que su primera película haya optado por un tono tan convencional que la acerca más a una de tantas comedias formularias y la aleja del sello personal de trabajos anteriores. Su desarrollo va por un camino que ya hemos recorrido muchas veces, y echamos en falta más garra, más atrevimiento, ese humor fuera de toda norma de Broad City.

No obstante, Una noche fuera de control se hace fuerte en sus diálogos desmelenados, sus situaciones absurdas, sus ramalazos bestias y escatológicos y la química entre las componentes de su reparto. Entre ellas, Scarlett Johansson solventa con gracia su rol de mujer moderada aspirante a senadora que lo último que necesita es un escándalo que incluya un stripper muerto, si bien es Kate McKinnon la que roba la función (como ya hiciera en Cazafantasmas) con su excesivamente cordial personaje y un maravilloso acento australiano. En cambio, Jillian Bell resulta cargante en un rol demasiado exagerado.

Si hay algo verdaderamente refrescante en esta película es la inclusión natural de arquetipos que tradicionalmente han requerido una justificación o un trato rancio, como el del colectivo queer, que es presentado con sencillez, sin necesidad de subrayado, y aporta un elemento secundario de tensión al que se recurre puntualmente hasta su desenlace. Además de la inversión de roles, lo que incluye una de las despedidas de soltero más hilarantemente aburridas que se recuerdan en la gran pantalla.

De ritmo ágil y gags acertados (aunque con peros), Una noche fuera de control cumple su cometido de comedia veraniega sencilla y de fácil consumo. Quizá no descubra la pólvora, pero sí cómo recorrer largas distancias en poco tiempo haciéndose un “astronauta triste”.

Una noche fuera de controlUna noche fuera de control
Dirección: Lucia Aniello
Guion: Lucia Aniello, Paul W. Downs
Intérpretes: Scarlett Johansson, Kate McKinnon, Jillian Bell, Ilana Glazer, Zoë Kravitz, Paul W. Downs, Ty Burrell, Demi Moore
Fotografía: Sean Porter
Música: Dominic Lewis
Estados Unidos / 2017 / 101 minutos

Más sobre: Demi Moore, Ilana Glazer, Jillian Bell, Kate McKinnon, Lucia Aniello, Paul W. Downs, Rough night, Scarlett Johansson, Ty Burrell, Una noche fuera de control, Zoë Kravitz, cartelera, crítica, estrenos, reseña, review, sinopsis, tráiler