Posted by & filed under Cine.

Van Gogh asombra en IMAX

Compartir:





La película Moi, Van Gogh (Yo, Van Gogh), que muestra una nueva visión de la obra del autor mediante el uso de cámaras IMAX, se ha estrenado hoy en La Géode de París. Los directores del filme de 40 minutos, Peter Knapp, fotógrafo de Stern, Vogue, director artístico e instigador del proyecto, y François Bertrand, productor y realizador, consideran su obra "un viaje a las fuentes de inspiración artística" del pintor holandés, lo que permite descubrir por primera vez en una pantalla de grandes dimensiones "la obra, la fuerza y la libertad" del artista.

El tratamiento gráfico IMAX permitió a los realizadores abordar una visión diferente del trabajo del pintor a través de la creación de una "relación íntima con el hombre", destacó la productora. El filme viaja desde los Países Bajos a la localidad francesa de Auvers-sur-Oise, pasando por Arles, Saint-Rémy y París, para retratar la trayectoria artística del pintor desde sus primeras obras, cuando tenía 27 años, hasta su muerte diez años más tarde, el 29 de julio de 1890.

Tres personajes

A través de tres personajes -una conservadora de arte, un director de cine y el propio Vincent Van Gogh-, la película retrata este corto período en el que el artista realizó más de 700 telas. Gracias a la pantalla de 1.000 metros cuadrados de La Géode, el público puede experimentar una "verdadera inmersión en el universo de Van Gogh", indicó la sala.

Yo, Van Gogh está producida, además de por La Géode, por Camera Lucida, en colaboración con el Museo Van Gogh de Amsterdan, el Museo de Orsay, el Museo Rodin y el Museo Kröller-Müller (Otterlo, Países Bajos), quienes autorizaron filmar más de 40 obras maestras y numerosos dibujos y cartas del pintor.

La Géode (la Geoda) es una sala para la proyección de películas del sistema IMAX. Está situada en el parque de la Villette, en el distrito XIX de París. Construida por el arquitecto Adrien Fainsilber y el ingeniero Gérard Chamaillou, se inauguró el 6 de mayo de 1985. Existen otras “géodes” en Francia, pero ésta constituye, junto con la cúpula del Palais des Sports, las únicas de la región parisina, desde el cierre de la de La Défense en 2001.

 

 

 

Más sobre: