enrileenr

Posted by & filed under Gestores.

“Frente a la volatilidad del mercado financiero, el arte siempre se revaloriza”

Compartir:





Marta Enrile (Sevilla, 1972) es desde enero pasado la especialista senior de Sotheby´s en arte español de los siglos XIX y XX. Trabaja en el mercado desde hace 14 años, y además de la pintura de dichos siglos, es también un gran conocedora de las artes decorativas y mobiliario español.

A lo largo de su trayectoria ha asesorado a importantes coleccionistas españoles en estrategia, adquisición, conservación y venta de obras. Enrile recibe a hoyesarte.com en el Hotel Ritz de Madrid, donde hasta ayer se expusieron la obras de pintura española que se subastarán el próximo 12 de noviembre en Londres.

-La exposición itinerante que ahora culmina en Madrid, antes de partir a Londres, ha pasado antes por Barcelona, Bilbao y Valencia, ¿cómo ha ido la gira por estas ciudades?

-El balance ha sido magnífico. Mucho mejor del esperado, con una concurrencia absolutamente extraordinaria. En Bilbao acudieron muchísimos visitantes, por cierto muy especializados. Hay que tener en cuenta que en la exposición coinciden aficionados de todo tipo, desde aquellos que vienen un poco por curiosidad a otros que vienen expresamente a ver lo que previamente han estudiado en el catálogo.

En Valencia ha pasado algo increíble. Han venido incluso colegios, desde las once de la mañana había cola para entrar y tuvimos que cerrar una hora más tarde de lo habitual. Ha sido maravilloso. Es un marco clave por la enorme tradición de la Escuela Valenciana. Los valencianos tienen una gran actividad coleccionista. También saben lo que quieren y lo que les gusta. Sólo hay que ver el gran número de aficionados y coleccionistas que han venido a vernos. Además, la obra de Sorolla que presentamos, Playa de Valencia, es muy importante para la ciudad.

En cuanto a Barcelona, también fue fenomenal. Es un gran público, muy entendido, no hay más que ver sus museos.

-¿El que va repite?

-Efectivamente. Esta gira se ha convertido, en cierto modo, en un rito. Hay personas que vienen todos los años. Saben que en octubre Sotheby´s tiene su subasta de pintura española -es el noveno año de la muestra-, que recorremos varias ciudades y vienen a ver qué exponemos en cada ocasión.

-Nueve años, ¿cuál es el balance?

-Efectivamente, Sotheby´s lleva 25 años subastando pintura española y 9 años con esta monográfica. En este tiempo se ha creado un mercado internacional de gran envergadura. Tras la gira española, el paso por Londres permite observar la valoración internacional que han conseguido los artistas españoles. Los récords se van batiendo año tras año. Imagine un coleccionista de arte simbolista al que le gusta un artista español. Eso no lo va a ver en Bilbao, pero sí en Londres, por eso es clave, por la proyección internacional que se alcanza, traer la exposición completa y subastarla en Londres.

-¿En qué situación se encuentra el arte español en el mercado internacional?

-Tiene mucho recorrido… un recorrido enorme. El reconocimiento de la pintura española es ya excepcional, y eso se refleja en las subastas y en las exposiciones internacionales que hacen que el público se interese por los artistas españoles.

-¿Cuál es el perfil del comprador de arte español?

-Hay, por una parte, un comprador internacional que es coleccionista del siglo XIX y de Impresionismo y, por otra parte, un comprador español que es coleccionista de los siglos XIX y XX y de pintura antigua. Lo que nos interesa es cruzar estas dos categorías. En cualquier caso, el perfil varía en torno a la obra. Son muy distintos, pero en general son personas que ya tienen obras del pintor en cuestión o coleccionistas del XIX.

-¿Cree que la crisis puede afectar a la subasta?

-La crisis financiera es durísima, pero por ahora no nos ha alcanzado. Frente a la volatilidad del mercado financiero, las obras de arte, si se está bien asesorado, siempre se revalorizan con el paso de los años. En cualquier caso, los grandes coleccionistas no van a dejar pasar la oportunidad de seguir ampliando su colección.

En una subasta no se venden todos los cuadros. Se venden muy bien las “obras estrella”, compradas por coleccionistas que prefieren invertir en un bien material tangible y que siempre será rentable, cosa que no pasa con los bonos o las acciones.

Un buen ejemplo es el mercado de arte contemporáneo, que ha experimentado una subida extraordinaria. La gente da por hecho que la burbuja va a estallar, pero las ventas siguen estando por encima de las estimaciones. Tiene más solidez de lo que se vaticinaba.

-¿Se ha tenido en cuenta esta crisis a la hora de realizar las estimaciones?

-En las estimaciones no se tiene en cuenta la economía. Cuenta el mercado artístico, la importancia de la obra, cómo se ha vendido en el pasado, qué carácter tiene, su procedencia…Como la crisis todavía no ha afectado a nuestro mercado tampoco ha afectado a nuestras estimaciones. Vendemos las obras en el precio que estimamos que tienen.

-En la exposición se aprecia claramente la tendencia de los pintores a mostrar los prototipos españoles: las gitanas de Nonell, los paisajes de Mir, el mar de Sorolla…

-Hay temas subyacentes que afloran todo el tiempo. Son los ejemplos de las meninas o de las majas de Goya, que reaparece en la Lolita de Zuloaga. Esos temas se identifican con España, especialmente desde el siglo XIX, y son referencias tan inmediatas que pertenecen al imaginario colectivo.

-¿Tiene usted o su equipo alguna especial predilección por una obra en concreto?

-Sí, cada uno tiene sus obras favoritas. Desde que el propietario nos entrega la obra hasta que se subasta, te va gustando más y más y vas descubriendo cosas nuevas. Sí, desde luego que hay debilidades sentimentales.

-¿Costará decirles adiós?

-Estableces una relación casi paternal con los cuadros. Los miras casi como si fuesen tuyos. Adquieres mucha cercanía con el propietario y luego buscas un buen comprador, porque lo que más deseas es que la obra sea valorada, vaya a una buena colección y esté bien cuidada.

Más sobre: