Mezzosoprano de reconocimiento internacional, es considerada una de las grandes intérpretes de Carmen de la actualidad, un papel que ha encarnado en más de 90 ocasiones con gran éxito. Ha pasado por escenarios tan prestigiosos como el Carnegie Hall de Nueva York, La Scala de Milán, el Kennedy Center de Washington, Musikverein, Konzerthaus y Staatsoper de Viena, La Fenice de Venecia, el Teatro de La Monnaie de Bruselas y la Opéra National de París, entre muchos otros.

Un disco diferente

En su casa, sin embargo, cuando eran niña también se cantaban tangos, boleros, bossa nova…  Así que creció con una variedad de estilos envidiable que calaron en un alma musical que se ha vuelto de muchos colores y tonalidades y que pertenece a muchos compositores. De todo ello viene ese interés de Montiel por grabar canciones consideradas populares, hiladas con otras del espectro de la clásica y que así aparecen en el álbum El día que me quieras, que acaba de ver la luz y que toma el título del famoso tango de Gardel. Es, además, un proyecto dedicado a sus padres y a esos días infantiles.

“Este disco me apetecía porque era algo distinto. Me apetecía a nivel personal, por un sentimiento, por hacer algo diferente de lo que normalmente hago en los escenarios, aunque hay canciones que siempre canto como bis como El día que me quieras de Carlos Gardel, María de la O de Ernesto Leucona, el fado Ai que linda moça de Ernesto Halfter o el Azulao de Jayme Ovalle, que también está en el disco. En él hay también temas de Ginastera y una Nana de Xabier Montsalvatge que es muy especial para mí porque tuve mucha relación con el maestro catalán. Canté muchísimo sus Canciones Negras e, incluso, estrené su Eufonía. La partitura de esta nana no se incluyó en un principio en las Cinco canciones negras y mi pianista Miguel Zanetti y yo la grabamos por primera vez. Ahora la he querido hacer con este grupo instrumental en el que hay percusión, violonchelo, contrabajo…”, cuenta la cantante.

Mestizaje sólo formal

Así, en El día que me quieras conviven la música popular y la música clásica, aunque Montiel confiesa que no quiere distinguir las canciones en torno a esos parámetros. Para ella todas son canciones “muy bonitas, sentimentales…”. “Está el homenaje a Mari Trini con el tema Cuando me acaricias y La Violetera en recuerdo a Sara Montiel. Me parece también un gran clásico. Es un disco muy para todo tipo de público y estoy muy contenta de presentarlo”, añade.

En el álbum está presente una especie de alma que recorre de la primera canción a la última, dotándolo de unidad, de sentido, de magia y de buen hacer. “A mí me da una sensación de felicidad y de bienestar. De paz y, sobre todo, de muchísimo placer. Es lo que quiero que transmita a quien lo escuche”.

Sobre la originalidad de mezclar géneros que a priori pueden parecer tan distantes entre sí destaca que las canciones más clásicas que ha incluido tienen un espíritu cercano a las otras más populares.”Así, por ejemplo, Melodía sentimental de Heitor Villa-Lobos está bastante cerca de la canción brasileña Eu sei que vou te amar, de Antônio Carlos Jobim, que es bossa nova pura y que va perfectamente con el espíritu brasileño de Villa-Lobos”.

Carmen eterna

Los numerosos compromisos de María José Montiel obligan a que gire con este disco ya en verano. Entre medias, el público podrá verla interpretando algunas de estas canciones a modo de bises en los diferentes recitales que tiene marcados para los póximos meses, ya que después de interpretar a la protagonista de Carmen, de Bizet, en Madrid, Pekín, Tel-Aviv y Haifa (dirigida por Zubin Mehta), vuelve estas semanas a diversos escenarios españoles como el Teatro de La Zarzuela de Madrid junto a Josep Colom al piano o al Palau de la Música de Valencia junto al pianista Miquel Estelrich.

Los días 26 y 27 de febrero, Montiel volverá a interpretar una de las obras que la han hecho famosa, la Messa da Requiem de Giuseppe Verdi. En esta ocasión bajo la dirección del maestro Carlos Kalmar en el Teatro Monumental de Madrid y dentro de la temporada de la Orquesta y Coro de Radio Televisión Española.

Sin duda, son Carmen de Bizet y el Requiem de Verdi dos de las obras que más ha interpretado por todo el mundo. “Desde que debuté, Carmen fue un éxito. Empezaron a llamarme y a llamarme, y es un papel que me ha abierto las puertas de muchos teatros, muchos de ellos muy importantes. Carmen es un personaje que siempre me ha ido como anillo al dedo y es muy importante en mi carrera porque con él he recorrido el mundo. Es muy rico en colores y todas las cantantes, en algún momento de su vida, desean hacer Carmen. Yo tengo la suerte de que puedo cantarlo y disfruto mucho haciéndolo y de que tenga éxito”.

Con la música española

Desde el principio de su carrera ha estrenado, además, obras para un gran número de compositores como Tomás Marco, Carlos Cruz de Castro, José Peris… Próximamente estrenará también una obra del gran Antonio García Abril.

“Estrenar obras es una parte muy importante de mi vida. Por todo lo que conlleva: poder hablar con los compositores, que te den su visión de la obra, que te inviten a su casa y se la cantes… Es un grandísimo enriquecimiento. Además de todos estos estrenos, siempre me ha gustado interpretar la música española de compositores como Falla, Granados, Albéniz, Guridi o Esplá. Sin embargo creo que la canción española no está lo suficientemente valorada. Son obras de una belleza increíble. Toldrá, por ejemplo, del que tengo también un disco con Miguel Zanetti, es maravilloso”, apunta.

Cree la mezzosoprano que tampoco se valora lo suficiente a los cantantes líricos españoles y que se debería contar más con ellos. “Me fui de aquí hace mucho tiempo. Lo hice para poder cantar otro tipo de cosas y así pude debutar con Carmen en Italia y el Requiem de Verdi también allí. Al final, todas las obras del gran repertorio las he debutado fuera de España. Ha habido mucha gente que ha creído en mí aquí, por supuesto, pero las grandes obras las he debutado, en general, fuera”.

Montiel no descansa. Ópera, obras sinfónicas, recitales, zarzuela y ahora canciones más populares. Su reto: “Buscar siempre el sonido y la interpretación más bella. Eso es lo que quiero”. También trabajará para mantener la voz en la mejor posición posible, lo más sana posible. Confiesa que disfrutará además de esos momentos, entre un contrato y otro, que son sagrados para ella. “Esos momentos de estudio, de tranquilidad, de paz, de seguir buscando la perfección y que así la interpretación siga enriqueciéndose. Quiero cultivar mi paz interior, mi personalidad, mi interior más profundo, y por supuesto, seguir haciendo música”.

 

 

image003(1)

 

 

 

El día que me quieras
María José Montiel

 

 

 

Canciones

1- El día que me quieras / Carlos GARDEL

2- Alfonsina y el mar / Ariel RAMÍREZ

3- Tú me acostumbraste / Frank DOMÍNGUEZ

4- Cuando me acaricias / Mari TRINI

5- Azulão / Jayme OVALLE

6- Ai que linda moça (Fado) / Ernesto HALFFTER

7- Eu sei que vou te amar / Antônio Carlos JOBIM

8- Samba do Avião / Antônio Carlos JOBIM

9- Tu che amar non sai (BSO La Strada) / Nino ROTA

10- Cucurrucucú paloma / Tomás MÉNDEZ SOSA

11- Sus ojos se cerraron / Carlos GARDEL

12- La Violetera / José PADILLA

13- Melodia Sentimental / Héitor VILLA-LOBOS

14- Canción del árbol del olvido / Alberto GINASTERA

15- En un rincón del alma / Alberto CORTEZ

16- María la O / Ernesto LECUONA

17- Nana / Xavier MONTSALVATGE