Hrabal es un creador de culto que vivió las consecuencias del nazismo y el estalinismo. Paradigma de la literatura checa, fue definido por su compatriota Milan Kundera como “encarnación de la Praga mágica; una unión del humor terrenal y la imaginación barroca”.

La muestra, comisariada por Monika Zgustova, autora de la biografía más completa escrita hasta la fecha sobre el escritor, incluye, a lo largo de ocho secciones, fotografías, documentos personales, primeras ediciones de sus libros y carteles de cine.

Calidad y carácter

Tanto César Antonio Molina, director de Casa del Lector, como Joan Tarrida, director de Galaxia Gutenberg, y Vera Zatopkova, directora del Centro Checo de Madrid, glosaron en el acto de presentación el carácter de Hrabal, su enorme calidad literaria y su dignidad frente a las adversidades. “Su figura significó mucho en la Primavera de Praga, lo que también sirvió de ejemplo en aquel momento de lo que había que hacer en España para recuperar la democracia”, apuntó Molina.

La muestra permite adentrarse en las distintas etapas de la vida del escritor checo y en las obras escritas en cada una de ellas, pasando por los momentos culminantes de la historia de Europa en el siglo XX: la época de entreguerras, la II Guerra Mundial, el comunismo totalitario, la Primavera de Praga, la caída del comunismo y la transición democrática.

Hrabal y el cine

La adaptación de sus libros al cine es otra de las secciones de la exposición, compuesta por 30 carteles originales de las películas. Un ciclo completa el programa.

Jiří Menzel, director de cine y amigo de Hrabal desde la década de los años sesenta, ha dirigido más de una decena de películas basadas en sus obras. El ciclo incluye la proyección de tres de sus películas más famosas: Trenes rigurosamente vigilados, Alondras en el alambre y Yo serví al rey de Inglaterra.

El catálogo de la muestra es el libro, recientemente publicado por Galaxia Gutenberg, Los frutos amargos del jardín de las delicias, escrito por Monika Zgustova. El volumen incluye un breve álbum fotográfico, seleccionado sobre 5.500 instantáneas, bibliografía y una amplia cronología. La autora y comisaria de la exposición, nacida en Praga y afincada en Barcelona, refleja con acierto la personalidad del escritor y las vivencias que dejaron más huella en él, a la vez que traza un análisis de su obra literaria.

Zgustova, que desde 1987, cuando comenzó a traducir sus obras al español, compartió mucho tiempo con Hrabal y con su esposa, sus buenos y malos momentos, recordó durante la presentación de la muestra el final del escritor: “Cuando murió en 1997 se dijo que pudo haber caído accidentalmente desde el quinto piso del hospital en el que estaba ingresado cuando iba a dar de comer a las palomas, como hacía todos los días. Pero esto no es verdad. Yo estuve con él el día anterior, lo vi mal y comprendí que había tomado su decisión. Considero que, aunque supuso una tragedia, fue un acto de gran valor elegir morir cuando asumes que ya no puedes resistir más”.

Ocho secciones

Las ocho secciones que conforman la exposición son:

  • La Praga de Hrabal.
  • Juventud: el aprendiz de fabulador. 1914 – 1949.
  • Los bellos collage de la capital. 1950 – 1969.
  • La primavera de Praga. 1968.
  • Vivir en las tinieblas. 1970 – 1989.
  • Euforia y cansancio. 1990 – 1997.
  • Bohumil Hrabal en España. 1993 y 1995. Andreu Teixidor, primer editor de Hrabal en España, ha prestado a Casa del Lector varias fotografías de su archivo personal en las que se puede ver a Hrabal en nuestro país.
  • Bohumil Hrabal y el cine. 30 carteles originales de las películas de Jiří Menzel, adaptadas a partir de las obras de Hrabal.
  • Su colega Jiří Kolar realiza una serie de collages que ilustran varios de sus libros.