Fuente de alimentación solar para pequeños aparatos electrónicos. Window Socket. Boa Oh, Kyuho Song. KO, 2013

Posted by & filed under Artes Visuales, Museos.

Events > 2015 > febrero > 99 diseños para un mundo real

About this event:

Created by sonia

Museo del Diseño de Barcelona

99 diseños para un mundo real

Fuente de alimentación solar para pequeños aparatos electrónicos. Window Socket. Boa Oh, Kyuho Song. KO, 2013
Fuente de alimentación solar para pequeños aparatos electrónicos. Window Socket. Boa Oh, Kyuho Song. KO, 2013
Compartir:





Tipo de evento:
Exposiciones
Fecha:
Del 19 febrero al 17 de mayo 2015

Comisario:
Oscar Guayabero

Valoración de evento:
Tu valoración: 0 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 5
Regístrese por favor para poder votar

El Museo del Diseño (Barcelona) acoge su primera exposición temporal desde su inauguración el pasado 13 de diciembre. Titulada 'Diseño para vivir. 99 proyectos para un mundo real', la muestra, que permanecerá abierta hasta el 17 de mayo, reúne 99 propuestas innovadoras para superar los problemas cotidianos.

Events > 2015 > febrero > 99 diseños para un mundo real

About this event:

Created by sonia

Museo del Diseño de Barcelona
Alfombra para introducir a los niños al lenguaje braille. Reach and Match Learning Kit. Mandy Lau Reach and Match Pty Ltd. Victoria. AU, 2014

Alfombra para introducir a los niños al lenguaje braille. Reach and Match Learning Kit. Mandy Lau Reach and Match Pty Ltd. Victoria. AU, 2014.

Un soporte para una bolsa de sérum de color naranja y azul; un carro de la compra que incorpora un motor; y un drone preparado especialmente para la extinción de incendios. La dimensión y la complejidad de estos tres objetos no es equiparable, pero tienen un punto en común fundamental: han sido concebidos para hacer más fácil la vida a la gente.

Comisariada por Óscar Guayabero, Diseño para la vida pone el acento en la contemporaneidad y en la utilidad a través de 99 proyectos de todo el mundo creados con la voluntad explícita de aportar soluciones cotidianas, mejorar el entorno y la sociedad. La muestra presenta un diseño creativo, innovador, implicado socialmente, muchas veces con notables avances tecnológicos, pero no necesariamente, que a veces pasa desapercibido de tan integrado como está en nuestras vidas.

Pero también presenta el valor del uso que hace que representen una mejora efectiva para las personas que los utilizan, para el entorno donde viven y para la comunidad. Delante del diseño entendido como un valor añadido, la exposición propone un salto al futuro mediante el trabajo de diseñadores como un proceso que lleva a identificar los problemas y resolverlos de la manera más efectiva, más económica y, por qué no, más alegre y vital.

El diseño

Cabestrillo 3D de alto rendimiento. Osteroid Smart brace. Deniz Karaçahin · dkdesign. TR, 2014

Cabestrillo 3D de alto rendimiento. Osteroid Smart brace. Deniz Karaçahin · dkdesign. TR, 2014.

Uno de los focos de interés de la exposición es constatar cómo el diseño se adecua a las necesidades específicas de diferentes colectivos según la edad. Niños que viven en situaciones especiales, con periodos más o menos largos de hospitalización: hasta hace poco encontraban un entorno que les era extraño, pensado desde la perspectiva de la eficacia médica, pero sin ningún tipo de empatía, que no tenía en cuenta ni las emociones ni los sentimientos.

La muestra se centra en cómo se ha avanzado en este campo. Una cosa parecida ha sucedido con las personas mayores y con todos los mecanismos y dispositivos destinados a favorecer su autonomía: ahora los objetos transmiten una sensación de calidez y de seguridad confortable. Las piezas están expuestas en la sala siguiendo el orden de la línea vital, desde la gestación y el nacimiento hasta la muerte.

Diferentes mejoras

Otro aspecto que se destaca en Diseño para vivir son los diferentes ámbitos en los que actúan los diseñadores y los equipos de diseño. Aquí aparecen la comunicación, mediante una app participativa que favorece la democracia directa; o la educación, mediante un proyector que puede funcionar en lugares donde no se dispone de energía eléctrica.

Pero también están la salud, con pastillas con una cámara incorporada para realizar endoscopias, pañales con un código QR que permite identificar infecciones; la accesibilidad, como una app que traduce al lenguaje de signos o unas gafas de lectura para personas invidentes; la sostenibilidad, con motos eléctricas y luces de muy bajo consumo; y la seguridad, con un sillín que lleva incorporado un casco.

Innovando

Lavadora y secadora a pedales. GiraDora. Jonathan Beckhardt, Alex Cabunoc, Kim Chow, Ji A You, Mariana Prieto, US, 2011

Lavadora y secadora a pedales. GiraDora. Jonathan Beckhardt, Alex Cabunoc, Kim Chow, Ji A You, Mariana Prieto, US, 2011.

El punto de partida de la mayor parte de estas innovaciones son los problemas cotidianos: cruzar una calle, tomar la medicación en su justa dosis o ver bien. Algunas van dirigidas a urbanitas (el taxi eléctrico o un sistema de apicultura urbana), y otras a la gente que vive fuera de las ciudades (el proyecto Guifi que da cobertura de Internet en las zonas rurales). Algunas tienen su razón de ser en el mundo más avanzado (un barco accesible o un simulador escáner) y otros representan una mejora importantísima para las personas que viven en países de economías precarias (sillas de ruedas económicas o estaciones de recarga y Wi-Fi transportable).

Detrás de estas innovaciones hay una labor de investigación basada en la imaginación que logra encontrar nuevas aplicaciones en objetos que ya existen (la silla de ruedas motorizada, por ejemplo) y que a veces (gafas que revierten miopías) parecen de ciencia ficción.

Más sobre: 99 proyectos para un mundo real, Diseño para vivir, Museo del Diseño, problemas cotidianos

Comentarios

  • (will not be published)