Las obras de tres grandes ilustradores, Ricardo Cavolo, Aitor Saraiba y Carla Fuentes, integran una exposición que se puede visitar en Madrid hasta el 13 de noviembre en el café-bistró La Central de Callao. Los dibujos no ocultan la dureza que a veces tiene una enfermedad cuyos síntomas, como rigidez o dolor, resultan en ciertos casos discapacitantes, pudiendo llegar a provocar incluso deformidad y, poco a poco, el aislamiento social. En ellos se puede apreciar cómo la enfermedad adopta la forma de un bicho grande y peludo que asusta; o cómo las actividades más comunes de la vida diaria (atarse unos cordones, abrocharse una camisa, cortar tomates o escribir en un teclado) pueden emerger como complicados desafíos.

Pero lo que realmente define a #AnimARt es su mensaje optimista: pequeños gestos, palabras de ánimo y la sensación de sentirse respaldados por su entorno y una comunicación fluida con sus médicos sirven de gran ayuda a los pacientes en los peores momentos de la enfermedad. Como recuerda Cavolo, que ya conocía la enfermedad, “lo que ha sido un reto ha sido buscarle la magia y el cariño suficientes para que se note un sentimiento de positividad y optimismo”. Para otro de los ilustradores, Aitor Saraiba, “acercarme a través de mis dibujos a esta enfermedad me permitió conocer y comprender mejor lo que viven los pacientes. Ojalá mis ilustraciones sirvan para concienciar a más personas de esta situación”.

La campaña persigue también hacer más visible una enfermedad poco conocida. Pese a ser una dolencia muy común, con aproximadamente 230.000 casos en España, las personas con artritis reumatoide se sienten muchas veces socialmente mal entendidos. Consideran positivo que la población conozca mejor las dificultades que en ocasiones atraviesan y valoran especialmente los gestos de apoyo para afrontar menos solos y con un estado de ánimo favorable esta dolencia crónica, la más discapacitante de las enfermedades reumáticas.

El presidente de ConArtritis, Antonio Torralba, defiende el valor de iniciativas de concienciación como AnimARt, que “planteadas de una forma diferente a como se hace habitualmente pueden servir de gran ayuda a la hora de sensibilizar a la población. Es fundamental dar a conocer cómo condiciona la enfermedad físicamente, pero también los retos y dificultades con las que nos enfrentamos en nuestro día a día”.

Para Carlos Hoyo, responsable de la Unidad de Artritis Reumatoide de Roche, “con AnimARt hemos materializado una forma original de concienciar y, sobre todo, un modo atractivo de animar a los pacientes a que hablen abiertamente sobre cómo se sienten y lo compartan con sus amigos y familiares y con sus médicos. Las ilustraciones pueden contribuir a que la sociedad entienda mejor el día a día de la enfermedad”.

  • Tras su paso por La Central de Callao está previsto que cada una de las ilustraciones sea subastada y que los fondos recaudados sean destinados a pacientes con esta enfermedad a través de la Coordinadora Nacional de Artritis. La subasta se celebrará en línea a partir del 15 de noviembre en la Sala Retiro.

¿Qué es la artritis reumatoide?

Es una enfermedad crónica, autoinmune, progresiva e incapacitante que se caracteriza por la inflamación de las articulaciones y que se presenta habitualmente en manos, muñecas, codos, rodillas y pies. La inflamación que se produce en la membrana sinovial puede conducir a la destrucción del hueso y el cartílago, derivando en un daño irreparable en la articulación. A consecuencia de la inflamación se puede experimentar dolor, deformidad y dificultad de movimiento. Por eso es de gran importancia el diagnóstico y tratamiento tempranos, pues se puede conseguir el control de la inflamación y evitar gran parte de los daños. Si el paciente acude a consulta ante sus primeros síntomas –en las primeras 12 semanas– la remisión es posible.

Durante 25 años, el maestro impresionista Pierre-Auguste Renoir (1841 – 1919) padeció una artritis reumatoide que le obligó a utilizar, para poder seguir pintando, caballetes con poleas y pinceles atados a sus dedos.