Como explica la propia artista, “AÑOS LUZ es un viaje hacia la memoria del Universo. Una memoria que se inicia en los cuerpos celestes y se recoge en el interior de las partículas elementales que constituyen la materia. Es un canto a la complejidad de la luz que crea vida. Una buena ocasión para recordar que todo lo que existe fue un día puro polvo de estrellas y, sobre todo, una experiencia sensorial única que cada persona vivirá de distinto modo”.

Con sus instalaciones, Ballcells envuelve al visitante, sumergiéndolo con un solo paso en una impactante recreación del Universo a través de la luz y de sonidos nunca antes escuchados. AÑOS LUZ nace, en resumen, de la fascinación por las hipotésis científicas más recientes combinadas con la experiencia estética que produce contemplar desde la Tierra el ciclo de la luz en su permanente sucesión de días y noches.

La videoartista crea sus propias imágenes y nos las ofrece sin permitir que se detengan jamás, de forma que ante nuestros ojos el Universo se crea y se recrea una y mil veces, transmitiendo una sensación de asombro muy parecida a la que suponemos en los primeros filósofos, astrónomos y poetas.

La muestra incluye dos instalaciones multimedia: UNIVERSO (2012) y FRECUENCIAS (2009). La primera es la pieza central de la exposición, una espectacular y compleja obra de investigación artística, fruto de cuatro años de trabajo, que se materializa en una suerte de holograma en el espacio. Siguiendo la trayectoria del Sol desde el amanecer hasta el momento en el que la noche se pierde en la oscuridad absoluta, la obra representa el Universo como un cuerpo exento que pudiera ser contemplado desde el exterior. Para llevarlo a cabo, la artista busca en todo momento entrelazar los recursos tecnológicos más avanzados con elementos de factura casi artesanal, de forma que la inmmensidad implícita en el proyecto pueda dialogar sin rodeos con la curiosidad de cualquier persona que se detenga a contemplarla.

Desde La Palma

UNIVERSO es, además, el resultado de un trabajo fílmico realizado en el Observatorio Astrofísico del Roque de los Muchachos en la isla de La Palma y presentado sobre un artilugio muy complejo de pantallas giratorias creado para recibir imágenes provenientes de dos películas diferentes que se proyectan simultáneamente. La instalación incluye, además, una sobrecogedora banda sonora producida a partir de frecuencias emitidas por algunos de los cuerpos celestes –el Sol, la Luna, los planetas…– captadas y transcritas por la NASA.

Esta instalación se acompaña del documental VISLUMBRAR EL UNIVERSO, una película de Eugènia Balcells en conversación con el astrónomo Marc Balcells, director del Isaac Newton Group of Telescopes instalado en el Observatorio del Roque de los Muchachos. Entre ellos existe una antigua complicidad. De niños escudriñaban juntos el cielo bajo la tutela científica de los mayores de una amplia familia de arquitectos encabezada por un abuelo inventor. Aquellas noches de la infancia desvelaron en Balcells un interés permanente por la luz y sus formas de comportamiento.

FRECUENCIAS, por su parte, explora la presencia de la luz en la materia. A partir del hecho de que todo lo conocido es una combinación compleja de los elementos reunidos en la Tabla Periódica –nuestro verdadero vital–, esta instalación permite imaginar cómo el rastro de luz que identifica a cada elemento se entrecruza con los demás, aportando así una metáfora de la Creación.

Huella digital

FRECUENCIAS se presenta junto a HOMENAJE A LOS ELEMENTOS (2010), una versión de la Tabla Periódica que incluye los nombres químicos de los elementos y el rastro de luz que identifica a cada uno de ellos como la huella digital identifica a cada persona. Acompaña a FRECUENCIAS aportando la singularidad de cada elemento para poder contemplar cómo se entrecruzan en la instalación y permitir que la imaginación quede suspendida en la complejidad de movimientos que engendran la vida.

Por último, el recinto expositivo incluye un espacio de documentación y actividades al servicio de los enseñantes que visiten la exposición con sus alumnos. La gran complejidad inherente a la naturaleza misma del proyecto ha encontrado una forma de expresión muy directa y aparentemente simple, lo que permite una multitud de lecturas diferentes y simultáneas. En este sentido, AÑOS LUZ propone una experiencia estética dirigida al público general y reserva un espacio de atención especial para el mundo educativo que puede encontrar en la exposición el inicio de trabajos académicos de registros muy diversos.

Esta exposición, que ya se pudo ver en 2012 en Tabacalera Madrid, forma parte de del Programa de Exposiciones Itinerantes (PEI) de Promoción del Arte.

Una experiencia única

– QUIÉN. Eugènia Balcells, pionera del arte audiovisual en España. Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes en 2009.

– QUÉ. La exposición muestra de manera poética el recorrido real que sigue la luz a través de los cuerpos celestes, mediante grabaciones hechas en el Instituto Astrofísico de Canarias, donde la artista trabajó día y noche con los astrónomos en su afán por captar la espectacular luz espacial que ahora presenta proyectada sobre pantallas giratorias que simulan el Universo.

– LO MÁS SORPRENDENTE. Balcells explora la luz en la materia convirtiendo en poesía visual información tan ajena a ella como la que ofrece la Tabla Periódica. Ella traduce los datos de cada elemento en el rastro de luz que los identifica.

– SU ATRACTIVO. Imágenes llenas de plasticidad que envuelven al visitante haciendo que se sienta suspendido en el espacio y con el privilegio de permitirle observar la luz proyectada directamente sobre un Universo que cuelga de la sala como un cuerpo exento.

– UN ALICIENTE PARA NO PERDERSE LA EXPOSICIÓN. Su impacto visual, acompañado de los sonidos reales que producen el Sol, la Luna y los planetas. Frecuencias que suenan en la muestra, captadas y transcritas por la NASA.