Recuerda Gómez cómo casi por azar descubrió la figura de Azaña en 1980 cuando, como codirector del Centro Dramático Nacional junto a Núria Espert, en plena Transición, tuvo ocasión de montar una versión teatral de su Velada en Benicarló. Ocho años después estrenaba en el Centro Azaña, una pasión española, por el que recibía el Premio Nacional de Teatro, y que retomaría en varias ocasiones como producción de La Abadía, la última de ellas pudo verse en el Teatro Español en 2005. Sembraba así el germen de un tema que aparece recurrente en su trabajo, la continua reflexión sobre nuestro pasado y patrimonio.

El próximo viernes Azaña, una pasión española regresa a La Abadía como contrapunto a la figura de Unamuno. Dos espectáculos y dos intelectuales confrontados para devolver al debate público la memoria cívica de España, de plena vigencia en el contexto social, político e institucional actual. “España es un país de historia mal sabida. Enfermo de historia no cribada por la crítica”, recuerda Gómez en palabras del propio Azaña.

Mientras que Unamuno era un espectáculo muy contemporáneo en cuanto al uso de recursos tecnológicos, Azaña es un espectáculo sobrio, centrado en la palabra, con pocos elementos escenográficos y un discreto pero importante refuerzo musical (Azaña era una gran melómano). Denostados, olvidados y enfrentados ideológicamente, Unamuno era un hombre de pensamiento, mientras Azaña luchaba desde la acción política. Su concepción de España estaba muy bien ajustada a la realidad política, a la defensa apasionada de la libertad y la democracia. Para mantener viva la Memoria Histórica, conviene recordar su templanza y su lucidez.

Coloquios sobre Memoria Histórica

La Abadía propone, además, una serie de coloquios centrados en la necesidad de reconocer, palabra capicúa con tres acepciones relevantes en este contexto: volver a conocer, examinar y admitir. Para ello cuenta con la complicidad de AMESDE (Asociación de la Memoria Social y Democrática de España), de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, del Goethe-Institut Madrid y de Memorias en Red (Asociación Internacional de Estudios de Memoria).

Martes, 13 de marzo, a las 19.30 h. Vestigios, debate en torno al valor de las huellas materiales en el proceso de asumir la memoria histórica.

-Manuel Melgar (Centro Documental de la Memoria Histórica)

-Fernando Sánchez Castillo (artista)

-Francisca Sauquillo (Universidad Complutense, Comisión de la Memoria Histórica del Ayuntamiento de Madrid)

-Presenta: Chiara Bianchini (Memorias en Red)

Martes, 3 de abril, a las 19.30 h. Heridas, debate sobre verdad, justicia y reparación, contrastando la experiencia de España con la de otros países.

-Carlos Collado Seidel (Universidad de Marburg)

-José Antonio Martín Pallín (fiscal y magistrado emérito del Tribunal Supremo)

-Reyes Mate (filósofo)

-Presenta: Johanna Vollmeyer (Memorias en Red)

Martes, 8 de mayo, a las 20.00 h. Silencios, debate sobre el silencio que se vivió en la posguerra y el que se pactó en la Transición.

-Almudena Grandes (escritora)

-Nicolás Sánchez-Albornoz (New York University, emeritus)

-Presenta: Lidia Mateo Leivas (Memorias en Red)

Entrada libre, hasta completar aforo