Atlas Elipticalis toma el nombre de Atlas Eclipticalis, una composición de 1961-62 de John Cage inspirada en los mapas estelares del astrónomo Antonin Becvár. Habla de la sobreabundancia de objetos que tejen nuestras vidas sin que casi nunca ofrezcamos resistencia a la agitación que generan.

Maldonado emplea Post-iT(s) rosas, amarillos, azules y verdes para crear desde la vacuidad pop un sentido estético-poético sobre técnicas de representación y modelos semióticos, ópticos, geométricos y físicos.

Pero el artista no trabaja solo. Junto a él, Mieke Bal, Agustín Fernández Mallo, Kenneth Goldsmith y Tálata Rodríguez, creadores contemporáneos que reflexionan sobre el par elipse-elipsis a través de cintas magnetofónicas de audio que interactúan con el color y las texturas.

Atlas Elipticalis es hablar de lo que no se puede callar y transitar. Como resume Mieke Bal: “Like art, thought is social. We all make it together” (“Como el arte, el pensamiento es social. Todos lo creamos juntos”).

Multidisciplinar

José Maldonado (Madrid, 1962) pertenece a esa generación de artistas hechos a sí mismos cuyo trabajo comienza en 1982 y desarrolla una trayectoria cada vez más multidisciplinar: música, sonido, vídeo, fotografía, imagen digital, arqueología de los medios e instalaciones. El proyecto artístico que desarrolla en los últimos 15 años está centrado en la dificultad de construir una imagen y representación de la realidad que sea a la vez plena e íntima y que, por tanto, está relacionada con la incertidumbre que genera el lenguaje y su relación con la imagen.