A finales del siglo XVII, una compañía de cómicos itinerantes muere al despeñarse su carro. Son enterrados, como dictaba la ley de la época, fuera del cementerio. Esta particular familia queda atrapada en un espacio-tiempo indefinido; un lugar donde intentan descubrir qué es lo que los mantiene suspendidos en el tiempo, tratando de no olvidar quienes fueron, y reviviendo así sensaciones y emociones de cuando estaban vivos, algunas ya oxidadas por el paso de la eternidad.

Como recuerda su directora, “este proyecto comenzó a forjarse el día en que llevé al coro de actores que dirigía una pequeña pieza a dos voces que había compuesto. La pieza tuvo muy buena acogida tanto entre los integrantes del coro como en el público que vino a algunos de los conciertos que hicimos. La idea de un musical barroco empezó a cobrar forma en mi mente. Así que les propuse tirar del hilo y aventurarnos en la creación de un montaje que tuviera como protagonistas a una compañía de actores del Siglo de Oro. Todo el elenco, con una generosidad infinita, aceptó el reto”.

Un Musical Barroco, que ha sido seleccionada en el Festival Internacional de Teatro Clásico Almagroff, puede verse en el Teatro de la Puerta Estrecha todos los sábados y domingos de junio y los sábados 7 y 14 de julio.

Ficha artística

Dirección: María Herrero
Autoría: Proyecto Barroco, María Herrero
Música original: María Herrero (voces y piano), Gloria Lamadrid (piano)

Reparto (por orden alfabético)
Esther Acevedo es Antonia
Víctor Antona es Federico
Ana Crouseilles es Gabriela Rouger
Arantxa Garrastázul es Ceci
Eduardo Gutiérrez es Juan de Ochoa
Aitor de Kintana es Diego
Ana Paradinas es Catalina Rouge
Amaranta Ruiz es Rita