Comisariada por el crítico de arte y especialista en música Luis Francisco Pérez, la exposición -con entrada libre y para todos los públicos- reúne en el espacio San Antonio Abad del CAAM obras de ocho artistas de Canarias que reinterpretan, en distintos lenguajes y formatos, una de las más célebres creaciones musicales de Bernstein, la ópera Candide, basada en la novela Cándido de Voltaire.

'Cándido Candide'. Foto: CAAM.

‘Cándido Candide’. Foto: CAAM.

Los ocho proyectos artísticos que se exhiben en la muestra están firmados por Juan Carlos Batista, Karina Beltrán, Laura Gherardi, Martín y Sicilia, M. Nieves Cáceres, Carlos Rivero, Paco Rossique y Alexis W., que presentan propuestas creadas en distintos soportes que van desde la pintura a la fotografía, pasando por la instalación o el vídeo.

Este grupo de artistas, en palabras del comisario, “han interrelacionado sus diferentes discursos creativos en un doble horizonte: integrar, por una parte, sus procesos y realidades artísticas singulares en una dialéctica productiva y abarcadora con y entre todos los participantes. El otro horizonte que se contempla en esta muestra es aproximar todas y cada una de las obras creadas y presentadas a una composición importantísima en el corpus del gran Bernstein”.

Una decena de instituciones y entidades relacionadas con la cultura en Gran Canaria se han unido para diseñar conjuntamente el programa conmemorativo del primer centenario del nacimiento de Bernstein, en el que se inscribe esta colectiva.

Folleto de la muestra

PROGRAMA centenario de Bernstein en Gran Canaria: www.bernstein100.com

La inocencia de Candide

Candide fue el tercer musical que Leonard Bernstein estrenó en Broadway, en 1956. Su protagonista es un joven inocente. Su tutor es el doctor Pangloss, que intenta impartir a su alumno una actitud de optimismo y le asegura que “todo es para bien, en el mejor de los mundos posibles”. Sin embargo, Candide viaja por el mundo junto a su tutor y descubre la maldad hasta quedar despojado de su idealismo. Del mismo modo que personajes literarios como don Quijote, la ingenuidad de Candide contrasta con las realidades de la vida real que él mismo presencia y que incluye desastres naturales, enfermedades o esclavitud.