Con la inclusión de jóvenes como Osías Yanov, Mathias Duville y Federico Herrero, la donación afianza el nuevo proyecto del Museo que enfoca la contemporaneidad como un campo fértil para reflexionar sobre la intersección de las prácticas artísticas y la producción de relatos sobre el momento que vivimos. A la vez, con artistas de una generación anterior como Claudio Perna, Luis Fernando Benedit y Waltércio Caldas se pueden trazar nuevas conexiones entre los diversos conceptualismos de la región.

El conjunto de obras, seleccionado en colaboración con el Reina Sofía, abre al MNCARS nuevos caminos para explorar cómo el campo de la producción artística latinoamericana se ha establecido como un espacio de interpelación social y reflexión histórica durante los últimos cincuenta años. La inclusión en la Colección va a enriquecer las principales líneas de investigación del Museo. Entendida así refuerza el mapa de prácticas artísticas que han marcado y siguen marcando el arte latinoamericano.

Mirada singular

En un presente globalizado donde se impone un tipo de artista nómada es cada vez más difícil descubrir creadores que trabajen desde una mirada singular, los 12 nombres que integran la donación, pese a la diversidad generacional y diferente origen geográfico (Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, España, Paraguay y Venezuela) conforman un grupo unitario. Todos ellos comparten cierta mirada excéntrica sobre el relato predominante de la historia del arte y muchos consiguen posicionarse sobre realidades particulares en momentos históricos distintos, entre los que se pueden trazar relatos comunes con un planteamiento de nuevos lenguajes artísticos.

“A través de sus programas, alianzas y exhibiciones, el Reina Sofía se ha convertido en un protagonista en la articulación y preservación de la historia de la cultura del Sur Global”, destaca Patricia Phelps de Cisneros, que sobre esta donación afirma que “tendrá el potencial de aumentar aún más las nuevas lecturas del arte de América Latina que han caracterizado la acción del Museo a escala global”.

Las obras que conforman la donación han sido seleccionadas en colaboración con cada museo de acuerdo con sus características particulares. Las otras cinco instituciones receptoras son el Museo de Arte de Lima (MALI), el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (MAMBA), The Museum of Modern Art (MoMA) de Nueva York, el Blanton Museum of Art at the University of Texas y The Bronx Museum of the Arts de Nueva York.

La Colección Patricia Phelps de Cisneros

La CPPC fue fundada en la década de 1970 por Patricia Phelps de Cisneros y Gustavo A. Cisneros y es una de las principales iniciativas culturales y educativas de la Fundación Cisneros. Con sede en Caracas y Nueva York, su misión es promover una mayor apreciación de la diversidad, sofisticación y variedad del arte de América Latina, así como el estudio del arte latinoamericano. La CPPC alcanza estos objetivos a través de la preservación, presentación y estudio de la cultura material de Iberoamérica, desde lo etnográfico hasta lo contemporáneo.

Sus actividades incluyen exposiciones, programas públicos, publicaciones, becas para la investigación académica y la producción artística. El sitio web de la colección (www.coleccioncisneros.org) fue creado para ofrecer una plataforma de debate sobre las contribuciones de América Latina al mundo del arte y la cultura; su inspiración y punto de partida es la Colección Patricia Phelps de Cisneros, pero su objetivo es el descubrimiento y su misión construir una red virtual multilingüe de personas e ideas.