fernandezmallo

Posted by & filed under Literatura.

fernandezmallo

Alfaguara recoge ‘Proyecto Nocilla’ en un solo volumen

La editorial Alfaguara publica una nueva edición de Proyecto Nocilla en la que se recopilan por primera vez en un único volumen las tres novelas de Agustín Fernández Mallo. Tres libros que supusieron una revolución en el panorama litearario nacional que ahora pueden adquirirse en un solo tomo.

Compartir:





Con la publicación en 2006 de Nocilla dream, algo así como “el primer artefacto propiamente del siglo XXI escrito en lengua española”, según el improbable crítico S. Merz, personaje citado en la obra en cuestión, Fernández Mallo se propuso, como bien apunta Julio Ortega en el epílogo a la edición en un solo volumen del Proyecto Nocilla, un reto “más futurista que español”, esto es, el de la construcción de un espacio “de actualidad desbordada” en el que convivían desiertos y partículas fantasma como el neutrino, strippers enamoradas de tipos que coleccionan retratos y encargados de una gasolinera de Albacete que fundan micronaciones, Las Vegas, álamos cargados de zapatos, autopistas, el actor Michael Landon una tarde cualquiera viendo una película porno, la pintora surrealista Margaret Marley Modlin y hasta Museos de Objetos Encontrados en Hoteles.

Un reto que, a juzgar por el recibimiento de la obra, superó, y lo hizo sin necesidad de definirse en contra de nadie. “Estas novelas”, apunta Ortega, refiriéndose no ya sólo al primer asalto, a la primera versión del proyecto, sino a sus dos secuelas (la reversión Nocilla experience y la final inversión, Nocilla lab), “nacen de la poesía posmoderna, se alimentan de la tecnología, su referente es la cultura pop y no requieren ya definirse polémicamente contra otras tendencias narrativas”.

“Abrir espacios”

De ahí “su libertad, ese ejercicio de abrir espacios”, que toma la forma de cientos de paratextos que lo mismo parecen hipnóticas piezas de prosa poética, que adoptan la forma de cita capaz de encajar en el microcosmos de la historia en construcción, o tienen el poder (narrativo) del relato dividido, desordenado, hecho microrrelatos que se suceden, a modo de zapping, creando una suerte de caleidoscopio alucinado y alucinante.

En ese sentido, las tres partes que contiene el volumen abordan, de la misma forma, a través de su suma de evocadoras polaroids, tres temas, tres mundos. Nocilla dream juega a dar a un par de zapatos la función inversa a la magdalena de Proust: no desencadenan la memoria sino que permiten reconstruir el presente, a la vez que Borges es el fantasma que se pasea entre sus páginas. En Nocilla experience, la cuestión es el cuerpo, la piel como última frontera, la oscuridad interior, la Muerte frente a la luz exterior, la Vida; y hay otro fantasma, el de Cortázar, que busca a la Novela, con mayúsculas, con la excusa de buscar a la Maga.

El azar y un epílogo que convierte la narrativa en un western de frontera completan el experimento que da lugar a la tercera entrega: Nocilla lab. En ella, la narración es post-apocalíptica y le da vueltas a la idea de la página en blanco y al papel del narrador dentro de la narración, o, en palabras de Ortega, el narrador como alguien “condenado a documentar su propio relato en el laboratorio de la escritura” y a volver a empezar. El escritor invocado en esta ocasión es Enrique Vila-Matas, quien comparte las últimas páginas con el autor. Páginas que tienen forma de historieta y en las que se fantasea con la idea de desaparecer. Desaparecer para reaparecer.

Un licenciado en Físicas

Agustín Fernández Mallo (La Coruña, 1967) es licenciado en Ciencias Físicas. En el año 2000 acuña el término Poesía Pospoética –conexiones entre la literatura y las ciencias– que ha quedado reflejado en los poemarios Creta lateral travelling (2004, premio Café Món), Joan Fontaine odisea (2005) y Carne de píxel (2008, premio Ciudad de Burgos de Poesía) y en el recientemente reeditado por Alfaguara Yo siempre regreso a los pezones y al punto 7 del Tractatus (autopublicado por el autor en 2001). Su libro Postpoesía, hacia un nuevo paradigma ha sido finalista del Premio Anagrama de Ensayo 2009.

En 2006 pone en marcha el Proyecto Nocilla, y publica su primera novela, Nocilla dream. A ésta le siguieron Nocilla experience (2008) y Nocilla lab (2009), que cuenta con la colaboración del historietista e ilustrador Pere Joan.

Dos años después de culminar la alabada trilogía, Fernández Mallo publicó El hacedor (de Borges), remake (Alfaguara, 2011). En todos estos años, el autor ha sido traducido a varios idiomas. Mantiene, junto con Eloy Fernández Porta, el dúo de spoken word: «Afterpop Fernández & Fernández» (música, vídeo y textos). Tiene el blog El hombre que salió de la tarta y, junto con Juan Feliu, el grupo de música Frida Laponia.

nocilla-portada

Proyecto Nocilla

Agustín Fernández Mallo

Alfaguara

576 páginas

Precio en papel: 21,50 euros

E-book: 9,99 euros

 

Más sobre: Agustín Fernández Mallo, Alfaguara, Nocilla dream, Nocilla experience, Nocilla lab, Proyecto Nocilla, trilogía Nocilla