A 20 pasos de la fama

Posted by & filed under Documental, Música.

‘A 20 pasos de la fama’, un homenaje a las coristas

A 20 pasos de la fama
Compartir:





Se les exige mejor afinación, mejor técnica y mejor voz, en general, que a la propia estrella del show. Sus nombres pasan desapercibidos cuando normalmente han estudiado años y años de canto, y las canciones no serían las mismas, en ningún caso, sin sus magníficas aportaciones. Son las coristas, las chicas del coro, las que siempre están a 20 pasos de la fama, y a las que el director Morgan Neville ha dedicado una película que llega ahora a España.

Si el año pasado el Oscar al Mejor Documental recayó en Searching for Sugar Man, de Malik Bendjelloul, este año, esta otra cinta ha conseguido llevarse la preciada estatuilla. A modo de homenaje, Neville hace un repaso por grandes coristas como Darlene Love, Merry Clayton, Lisa Fischer, Judith Hill, Mabel John o Claudia Lennear, mientras recaba a su vez testimonios de Bruce Springsteen, Stevie Wonder, Mick Jagger o Sting.

A la sombra

Lisa Fischer comenzó su carrera musical como corista de estudio para grandes músicos. Conocida en el mundillo por su amplio registro vocal, decidió buscar su lugar en solitario. En 1991 grabó su primer y único álbum, So intense, y se llevó un Premio Grammy por el single How Can I Ease the Pain?, incluido en él. Sin embargo, el silencio se hizo para ella poco después y la cantante prefirió abandonar su carrera como artista en solitario, volver a ser corista y seguir disfrutando de las giras con The Rolling Stones, en las que incluso solía cantar algunos dúos con Mick Jagger. Para ella, “algunas personas harán cualquier cosa para ser famosa, otras sólo quieren cantar”.

La historia de Fischer es la historia de tantas y tantas coristas. La de Darlene Love, con cinco álbumes bajo el brazo, quizás sea la excepción. “Con Phil Spector no podía haber dos estrellas en la misma habitación, y realmente metió a Darlene en una caja. Su mejor material ni siquiera estaba a su nombre”, cuenta el experto en historia de la música Warren Zanes. La película de Neville muestra cómo la cantante tuvo que convertirse en asistenta en un momento dado para poder llegar a fin de mes y cómo, sin embargo, ahora disfruta de un resurgimiento triunfal.

La joven Judith Hill es, por su juventud, el ejemplo más cercano. Corista de Michael Jackson, Stevie Wonder, Elton John y Josh Groban, en 2009 fue elegida para interpretar a dúo la canción I Just Can’t Stop Loving You, durante la gira This Is It del ‘rey del pop’. Más tarde atrajo la atención mundial cuando cantó con impresionante aplomo Heal the World en el funeral de la aclamada estrella. Hoy sigue acompañando a grandes, pero ha firmado con Sony Music y su álbum debut estará disponible este mismo año.

Pocas recompensas

Después de realizar más de 50 entrevistas con diferentes coristas, el director de A 20 pasos de la fama empezó a hacer un listado con cientos de temas donde los coros tienen una especial relevancia.

Descubrió que las coristas son personas que dedican su carrera a ayudar a que el trabajo de otras personas suene mejor y, a menudo, su objetivo es lograr que la canción tenga un estado espiritual de armonía donde no hay una identidad individual. “Se trata de cuidar del alma con pocas recompensas. Para algunos, esto es una bendición. Para otros, el purgatorio”.

Por cierto, ¿imaginan Walk on the Wild Side de Lou Reed sin ese “du-dudú-dudú”? Pues eso.

unnamedA 20 pasos de la fama
Dirección: Morgan Neville
Guion: Morgan Neville
Fotografía: Nicola Marsh y Graham Willoughby
Montaje: Jason Zeldes y Kevin Klauber
Productora: Tremolo Productions
Distribuidora: A Contracorriente Films
Estados Unidos / 2013 / 91 minutos

 

Más sobre: A 20 pasos de la fama, Bruce Springsteen, Claudia Lennear, Judith Hill, Lisa Fischer, Mabel John, Merry Clayton, Mick Jagger, Morgan Neville, Premios Arte y Mecenazgo, Stevie Wonder, Sting, Walk on the wild side, arlene Love, mejor película