Su apuesta para el curso que viene está centrada en el equilibrio entre grandes obras desconocidas y otras más “tradicionales”, más representadas, pero siempre desde una perspectiva novedosa y contemporánea, ya que “no estamos para reproducir formas heredadas de la grandeza pasada del género”. Coprodución, grandes cantantes y ejes temáticos completan la apuesta. De fondo, siempre la intención de abrir la sensibilidad del público, de emocionar.