Libros infantiles. Foto: Sonia Aguilera

Posted by & filed under Educación, Literatura, Política.

El sector del libro vuelve a reclamar un Plan de Fomento de la Lectura

La Asociación de Cámaras del Libro de España, entidad que agrupa a las asociaciones de editores, libreros, distribuidores y sector gráfico, ha vuelto a reclamar la puesta en marcha de un Plan de Fomento de la Lectura y del Libro.

Compartir:





Durante un acto celebrado en LIBER, en el que también ha estado presente la presidenta de la Comisión de Cultura del Congreso, Marta Rivera de la Cruz, el presidente de la Asociación, Daniel Fernández, ha recordado que “en abril de 2015, el sector presentó al Ministerio de Cultura su propuesta”, que fue “bien acogida tanto por el Ministerio como por los diferentes partidos políticos del arco parlamentario. De hecho, la mayor parte de las medidas que planteamos fueron recogidas en sus programas electorales”.

Sin embargo, sólo unas pocas medidas se han podido poner en marcha. “Primero una falta de decisión y luego la incertidumbre política han hecho que el conjunto del Plan no se haya puesto en marcha”.

Fernández ha apoyado sus palabras en los datos del último barómetro publicado por el CIS a comienzos de octubre que señala que el 36,1% de la población española no lee nunca o casi nunca, cifra que se incrementa hasta el 43,9% si se incluye a las personas que sólo leen alguna vez al trimestre.

El Proyecto de Plan Integral para el Fomento del Libro y de la Lectura desarrollado por la Asociación incluye un conjunto de medidas en ámbitos como el fomento de la lectura, entre las que destaca la apuesta por el desarrollo de las redes bibliotecarias públicas locales, escolares y universitarias; la dotación de fondos para la adquisición de libros para las bibliotecas; o el cumplimiento de las leyes de educación en lo referido a la programación de la lectura en las aulas.

También incluye un reconocimiento de la propiedad intelectual de autores y editores que favorezca la lucha contra el robo de la propiedad intelectual; medidas fiscales como la equiparación del IVA del libro digital al del libro en papel o el establecimiento de deducciones en el IRPF por la adquisición de libros de texto o las deducciones en el impuesto de sociedades por la inversión cultural.

Asimismo, el Plan apuesta por desarrollar ayudas a la comercialización y al tejido librero, un sello de calidad o el desarrollo de un bono que propicie el consumo de productos culturales.

Más sobre: Asociación de Cámaras del Libro de España, Liber, Plan de Fomento de la Lectura y del Libro