los-cuatro-principales-candidatos-las-elecciones-generales-del-20-d-1450031723186

Posted by & filed under Artes Escénicas, Artes Visuales, Cine, Literatura, Música, Patrimonio, Política.

Partidos, programas y cultura

los-cuatro-principales-candidatos-las-elecciones-generales-del-20-d-1450031723186
Compartir:





A menos de tres días para la celebración de las Elecciones Generales del 26 de junio, recogemos íntegramente los programas culturales que los cuatros grandes partidos presentan a esta convocatoria electoral.

logoCultura de vanguardia

España es Historia, Cultura y Arte. Nuestro ingente y variado patrimonio artístico, cultural e histórico es uno de nuestros principales activos y el mejor legado de nuestra nación. Es la suma de lo que somos, de lo que hemos sido y de lo que seremos. Un legado compartido que nos hace mejores y cuya conservación, recuperación y puesta en valor –en la diversidad- tiene el respaldo del conjunto de los españoles y es un potente imán de atracción para millones de visitantes que acuden cada año a disfrutar de la riqueza y la belleza de España.

Pero nuestra cultura no es sólo patrimonio e historia. La nuestra es una cultura viva, que se apoya en el dinamismo, la riqueza y la diversidad de nuestra sociedad y se expresa a través del trabajo que realizan nuestras industrias culturales y, sobre todo, sus creadores. Nuestra industria editorial y audiovisual, y los artistas y creadores que la hacen posible, tienen que ser los protagonistas, junto con el resto de la sociedad, del desarrollo, crecimiento y puesta en valor de una cultura que nos integre a todos.

A lo largo de estos cuatro años hemos llevado a cabo una intensa actividad en defensa de nuestra cultura. Una acción de gobierno que se ha materializado en un cambio en el modelo de financiación del cine que, además, cuenta con el consenso del sector; hemos impulsado el mecenazgo cultural, no sólo con incentivos concretos en IRPF y en el Impuesto de Sociedades, para que tanto particulares como empresas se involucren en la financiación y promoción de la cultura, sino sobre todo introduciendo el micromecenazgo, que supone un cambio radical de cara a la democratización de las fuentes de financiación de la cultura. Hemos reforzado el marco legal para la protección de la propiedad intelectual con una nueva Ley que refuerza la lucha contra la vulneración de los derechos de autor y mejora la transparencia, el control y la vigilancia de las entidades de gestión. Y hemos reorientado el régimen de subvenciones, para que los recursos públicos se destinen a proyectos caracterizados por su excelencia. También hemos hecho un esfuerzo de modernización de la gestión de las principales instituciones públicas culturales y hemos aprobado una Ley de Patrimonio Cultural Inmaterial, que nos permitirá disponer de los mecanismos necesarios para proteger, preservar y salvaguardar nuestras tradiciones ancestrales, nuestras fiestas y danzas tradicionales, o nuestra gastronomía, que sin duda también constituyen una parte muy importante de lo que somos.

Además, los españoles contamos con un activo único, nuestro idioma común, el español. Un activo universal de creciente valor en el mundo: una riqueza única que debemos impulsar y aprovechar.

Nuestro idioma es la segunda lengua vernácula más hablada del mundo, y ese hecho diferencial convierte la cultura en español en un acontecimiento global y una fuente de riqueza que tenemos la obligación de impulsar. El español es, sin duda, el activo más importante de la Marca España y ofrece un enorme potencial de atracción hacia nuestro país como destino preferente para su aprendizaje. Y en esa tarea de difusión del español y de atracción de turismo cultural e idiomático, el Instituto Cervantes es una institución que ha jugado un papel esencial a lo largo de estos años.

Nuestra industria editorial está íntimamente ligada a nuestro idioma. Es la cuarta industria editorial más importante del mundo, líder en la edición en castellano. Una industria con una vocación netamente internacional, que mantiene vivo nuestro vínculo con América y que supone aproximadamente el 40% de toda la industria cultural española.

Por eso, y porque pensamos que el libro sigue siendo el instrumento fundamental de difusión de la cultura en español, hemos hecho el esfuerzo de mantener el tipo superreducido de IVA a los libros y revistas, en beneficio de los consumidores.

Nuestro compromiso

  • El Partido Popular apuesta por una cultura para todos, accesible y viva, fiel reflejo del dinamismo de nuestra sociedad.
  • Nuestro rico y diverso patrimonio representa un legado y un activo que tenemos que saber cuidar, recuperar y aprovechar. Estamos convencidos de que la puesta en valor de nuestro patrimonio y nuestras grandes instituciones culturales es un patrimonio compartido por toda la sociedad española.
  • Creemos que el libro sigue siendo el principal vehículo transmisor de la cultura. La literatura y nuestra industria editorial son un pilar esencial para la creación y difusión de la cultura en español.
  • La irrupción de las nuevas tecnologías ha supuesto un cambio en la forma en que consumimos cultura. Es por ello necesario conseguir la máxima adaptación de los contenidos culturales a los nuevos formatos manteniendo al tiempo los derechos que los creadores tienen sobre su trabajo.
  • El español, nuestro idioma compartido, es nuestro activo más importante, hace de nuestra cultura un evento global y nos mantiene vinculados a las naciones hermanas del otro lado del Atlántico.
  • Nuestro cine y las producciones audiovisuales que se realizan en nuestro país, tienen que ser un objeto primordial de nuestra actuación, facilitando su actividad.
  • Potenciaremos otros campos de expresión artística y cultural de futuro, como son la animación o la industria del videojuego, cuya importancia para el sector cultural debe ser determinante.

MEDIDAS

  1. España dispone de un impresionante legado cultural, artístico y patrimonial, somos el tercer país en lugares declarados Patrimonio de la Humanidad, lo que da buena fe de la calidad y cantidad de nuestra cultura. Nos comprometemos a mantener el máximo esfuerzo para su conservación, recuperación, difusión y puesta en valor, no sólo para el disfrute de las futuras generaciones sino también para reforzar así su valor presente para toda la sociedad.
  2. Fomentaremos la firma de convenios para la internacionalización de nuestra cultura, apoyando a todas las instituciones culturales españolas. Buscaremos una internacionalización bidireccional: sacar nuestra cultura fuera y atraer el valor extranjero a España.
  3. Potenciaremos el mecenazgo cultural, particularmente en el ámbito de las instituciones públicas culturales, diseñando un sistema de gestión que permita el uso de los fondos para proyectos concretos. Promoveremos un Plan de Mecenazgo de nuestras instituciones públicas para hacerlas más dinámicas y apoyar la mejora de su programación.
  4. Impulsaremos la digitalización de los fondos de nuestras principales instituciones para hacer más accesible su contenido, acercarlo a un público más amplio y captar el interés de las personas interesadas, para invitarlas a disfrutar de las obras en los propios museos.
  5. Para facilitar e impulsar un acercamiento temprano a la cultura y a las instituciones culturales, garantizaremos el acceso gratuito a las actividades de formación dirigidas al público infantil y juvenil de las instituciones culturales dependientes de la Administración General del Estado.
  6. Crearemos una Red Cultural Integrada de las Administraciones Públicas que fomente la colaboración entre todas las Administraciones en desarrollo de una política cultural común que haga efectivo el derecho de acceso a la cultura.
  7. Seguiremos impulsando y consolidando la Red de Museos de España. Promoveremos una Ley reguladora del Museo Arqueológico Nacional, para dotarle de un régimen jurídico que le otorgue una mayor autonomía de gestión y nuevas vías de financiación, como hemos hecho ya con el Museo del Prado y el Museo de Arte Reina Sofía. Impulsaremos el Museo ARQUA de Cartagena como centro de referencia nacional e internacional en patrimonio subacuático.
  8. Desarrollaremos una política integral de protección del patrimonio español para luchar contra los delitos de expolio cultural, especialmente en los entornos rurales, en los que en muchas ocasiones se encuentran auténticos tesoros que deben ser protegidos, así como en relación al patrimonio subacuático que atesoran nuestras costas.
  9. Seguiremos promoviendo la puesta en valor de nuestra cultura común, que es rica y diversa, en el marco de la nueva Ley para la salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, prestando una atención especial a las manifestaciones artísticas tradicionales españolas.
  10. Nos comprometemos a seguir dando un apoyo decidido al Instituto Cervantes como institución de referencia internacional para la expansión del idioma y cultura españoles.
  11. Nuestro país cuenta con un rico patrimonio lingü.stico, por ello, en colaboración con las Comunidades Autónomas con lengua propia, impulsaremos la puesta en marcha de certificados internacionales equivalentes al SIELE.
  12. En colaboración con las Comunidades Autónomas, las Entidades Locales y las Universidades, promoveremos a España como destino preferente para el aprendizaje del idioma, tanto en Europa como en Estados Unidos y Asia.
  13. Promoveremos la declaración de 2016 como Año Internacional del Español, convirtiendo al Español en un eje fundamental de la Marca España.
  14. Promoveremos que en el ámbito científico y tecnológico se aprovechen las enormes oportunidades que el español ofrece como idioma universal, en campos como, por ejemplo, el Procesamiento Natural del Lenguaje (Natural Language Processing).
  15. Nos comprometemos a potenciar el reconocimiento de los Diplomas de Español como Lengua Extranjera, así como el Sistema Internacional de Certificación de Español como Lengua Extranjera, conocido como SIELE.
  16. Desarrollaremos un Estatuto del Creador que reconozca la especificidad de todos los profesionales del ámbito de la cultura, salvaguarde sus derechos como trabajadores y, a su vez, potencie su papel como creadores.
  17. Presentaremos una Ley de Economía Creativa que apueste por las Industrias Culturales y Creativas como industrias innovadoras, potenciando su músculo, facilitando su acceso a la financiación, reconociendo su trabajo como creadores y promoviendo uno de los sectores claves en el crecimiento económico como es el de la creatividad que fomenta un crecimiento eficiente, sostenible y respetuoso con los derechos sociales y culturales.
  18. Promoveremos el apoyo institucional tanto a editores como a libreros, para ayudarles a fortalecer su actividad.
  19. Mantendremos el tipo súper reducido del 4% a los libros y revistas.
  20. Apoyaremos la adaptación tecnológica de la industria del libro a las nuevas formas de consumo de la sociedad digital.
  21. Seguiremos impulsando la presencia de nuestro sector editorial en los centros culturales, universidades y ferias internacionales de Estados Unidos e Iberoamérica.
  22. Seguiremos apostando por el cine como una de las industrias culturales y creativas más punteras de nuestro país. Una industria con un alto grado de internacionalización y que actúa como tractor para otras muchas empresas como las de vestuario, escenarios, carpintería, etc.
  23. Nos comprometemos a potenciar el papel de España en el sector cinematográfico internacional, tanto mediante la promoción de nuestras películas, como atrayendo talento e inversión a España para el rodaje de proyectos cinematográficos.
  24. Potenciaremos los sistemas de circulación de contenidos culturales, haciéndolos accesibles a todos los ciudadanos, apoyando las infraestructuras públicas y extendiendo a todas las ramas artísticas las experiencias existentes como Platea.
  25. Apoyaremos el desarrollo de las nuevas industrias culturales tales como la animación digital, donde nuestro país ocupa ya una posición destacada como un referente internacional, así como la industria del videojuego.
  26. Impulsaremos un mercado digital de contenidos, facilitando la adaptación de industria y creadores al nuevo marco en el que se desenvuelve la sociedad. Para hacer posible que oferta de contenidos y demanda puedan encontrarse en Internet, crearemos las condiciones para compatibilizar un consumo ágil y seguro de los contenidos con la necesaria protección de los derechos de los creadores.
  27. Llevaremos a cabo actuaciones específicas para fomentar una cultura de respeto y puesta en valor de la creatividad y trabajo de los creadores culturales, especialmente entre los escolares -nativos digitales- para los cuales pondremos en marcha un programa de alfabetización mediática y digital. Fomentaremos la cultura del respeto a los derechos de propiedad intelectual mediante acciones dirigidas a sensibilizar a la opinión pública en el respeto y en el valor creativo que supone la propiedad intelectual de los creadores culturales.

 

logo_PSOEDÓNDE ESTAMOS

La cultura es la expresión de nuestra humanidad y, como tal, es un bien de primera necesidad y un derecho a ejercer. Es aquello que nos define, configura nuestro imaginario colectivo y se convierte en factor de cohesión social. La Cultura es una de nuestras fortalezas como país. Tiene una importancia económica decisiva, es una oportunidad para el bienestar de la ciudadanía, es un sector estratégico para nuestra proyección en el exterior, y goza además de un reconocimiento constitucional.

Sin embargo, ha sido una de las mayores víctimas de la acción del Gobierno del PP. A la extensa lista de decisiones que han degradado y afectado negativamente al sector cultural, hay que añadir las que no se han tomado y la desatención de asuntos cruciales para la pervivencia y el futuro de las industrias de la cultura. Todo ello ha supuesto un empobrecimiento del sector cultural, que ha resistido gracias a la dedicación de profesionales y artistas. Esta política ha situado a nuestro sector cultural en inferioridad de condiciones para competir con los países de nuestro entorno.

Esta senda bien definida de degradación de la cultura en España solo se puede explicar por una combinación de prejuicio ideológico y de una clamorosa falta de visión de la enorme y trascendental oportunidad de futuro que supone la cultura para nuestro país.

Los recortes a la inversión cultural, el establecimiento del IVA cultural más alto de la Unión Europea, la aprobación de una Ley de Propiedad Intelectual sin diálogo (ni social, ni político), la falta de medidas reales de fomento del mecenazgo, no son sino la cúspide de una política fallida.

Han sido años de pérdida de empleo, cierre de empresas, inestabilidad laboral, profesional y empresarial, y nula gestión de las políticas de fomento cultural. Una sociedad incapaz de reconocer y proteger el valor de la creación, no tiene las garantías necesarias para poder aprovechar la oportunidad de desarrollo que es la sociedad del conocimiento. En este sentido, a la Ley de propiedad intelectual y el impacto del IVA hemos de añadir la desaparición del contenido curricular del aprendizaje de enseñanzas artísticas y sus lenguajes, lo que supone cercenar parte del desarrollo integral de la persona e incumplir un elemento esencial del derecho a la educación, así como mantener la desigualdad de oportunidades en el acceso a la cultura a la que toda la ciudadanía tenemos derecho.

Es importante también resaltar que en la cultura se da también una clara desigualdad que exige la acción efectiva de los poderes públicos. Es el caso de la igualdad de género que en muchos casos, como la creación, la producción y especialmente la visibilidad de la contribución de la mujer al desarrollo de la cultura en España no está lo suficientemente valorada.

España tiene en la diversidad una seña de identidad valiosa que debe ser preservada y cuidada como un valor común. La falta de coordinación entre el Gobierno central y Comunidades Autónomas ha supuesto una merma en la capacidad de la acción política, en la extensión del derecho de acceso a la cultura y en el uso eficiente del conjunto de los recursos públicos.

La irracionalidad de la reforma local y la falta de cooperación con ayuntamientos han deteriorado aún más las condiciones de acceso a la cultura en el conjunto del país, aún más en nuestro entorno rural –ejemplo de ello es la devaluación de la calidad de servicios tan importantes como el de bibliotecas-.

Nos hemos alejado del resto de Europa donde las industrias de la cultura y la creatividad son entendidas como un sector de oportunidad y ocupan el centro de las estrategias de Estado. España puede y debe incorporarse a esta senda, dado que tiene condiciones naturales muy ventajosas para competir en el mercado global.

NUESTROS OBJETIVOS

Un proyecto político progresista ha de señalar como punto de partida la consideración de que la cultura es, ante todo, un derecho de los ciudadanos y las ciudadanas y una obligación del Estado para con ellos, constitucionalmente garantizada, siendo un elemento esencial para desarrollar plenamente la ciudadanía democrática, el crecimiento y la madurez de nuestra sociedad.

La cultura constituye también uno de los sectores de oportunidad de desarrollo más dinámicos e importantes de nuestro país. El primer paso es tomar conciencia de esta potencialidad.

Debemos pues entender la cultura desde una doble dimensión: como recurso y como derecho.

Como recurso, el sector cultural representa para la economía del país más del 3% del PIB y genera más de medio millón de empleos directos.

La cultura es un sector determinante para la creación de empleo y el cambio de modelo de crecimiento. Nuestro objetivo será que la actual contribución de la Cultura a la economía aumente sustancialmente y converja con el conjunto de la UE. Hay sólidas razones para respaldar este enorme potencial, como el hecho de que seamos uno de los países con mayor y mejor patrimonio histórico cultural, que compartamos lengua con más de 400 millones de hispanohablantes, o por el hecho de que tengamos empresas, museos y artistas de primer nivel mundial en todos los sectores de la creación.

Al tiempo, la cultura debe tener el soporte y protección de los poderes públicos para que la ciudadanía tenga garantizado el derecho de acceso a la misma, los creadores puedan impulsar su trabajo con garantías y dignidad profesional, y el patrimonio común histórico, cultural y artístico tenga el apoyo y protección que necesita para ser preservado como bien común para la sociedad.

Es imprescindible que en España exista una auténtica política de Estado para la Cultura, que haga del diálogo su divisa, que sea capaz de generar las sinergias necesarias con las industrias culturales y creativas a través de políticas culturales que incluyan una ley de mecenazgo que estimule el intercambio, que mejore las condiciones socio-laborales de artistas y de otros agentes culturales que conforman el sector, los derechos de los creadores, que ayude a la red de teatros, librerías, centros culturales o galerías, y que garantice el derecho efectivo de la ciudadanía de acceso a la cultura y que fomente y estimule su consumo. La cultura debe ser una prioridad de Estado y de país.

PROPUESTAS

La administración y el gobierno de la Cultura

  • Promover un Acuerdo Social y Político por la Cultura, que haga de la misma una prioridad política. Recuperar el diálogo y el acuerdo con el sector, la cooperación entre instituciones, especialmente con Comunidades Autónomas y los ayuntamientos.
  • Crear el Consejo de Cultura como entidad de cooperación entre los y las creadoras, las industrias culturales y las administraciones públicas. Elaborará un informe anual sobre el estado del sector e informará de los asuntos que el Gobierno solicite.
  • Recuperar el Ministerio de Cultura que desarrolle una política que responda a la concepción federal que defendemos y que promueva la pluralidad cultural y lingüística de España.
  • Incrementar de forma sostenida la dotación de Cultura en los Presupuestos Generales del Estado para lograr recuperar su peso sobre el total del gasto público y alcanzar los niveles de los países de nuestro entorno. Porque la Cultura no es un bien de consumo accesorio (un lujo y, por tanto, prescindible), es una necesidad de toda la sociedad y de cada ciudadano y ciudadana.
  • Aprobar una Ley Orgánica de reconocimiento de la pluralidad lingüística de España. Una ley que defienda y promueva en toda España todas las lenguas como patrimonio cultural que nos identifica.
  • Difundir las lenguas oficiales españolas a través del Instituto Cervantes, en cooperación, en el caso de que existan, con los organismos dependientes de las CCAA. Promover que el Instituto Cervantes desarrolle en España programas de enseñanza de español – y también del resto de las lenguas de España-, para ampliar así el conocimiento de nuestro idioma y cultura y su difusión internacional, generando además una nueva fuente de riqueza.
  • Hacer de la Cultura uno de los elementos cruciales de la influencia y presencia de España en el mundo así como factor de cooperación, especialmente con América Latina. Este objetivo requiere una racionalización y coordinación de los diferentes organismos que se ocupan de la difusión y promoción internacional de nuestra cultura.
  • Elaboraremos una Ley de Mecenazgo, en dicha ley se incluirá un sistema de bonificaciones a la exportación, en línea con las establecidas en los países de nuestro entorno europeo, a fin de competir en los mercados internacionales.
  • Como estado miembro de la UE impulsaremos una política europea para la cultura y las industrias de la creatividad europeas.
  • Incorporar al mundo de la creación, promoción, a artistas y gestores culturales en las delegaciones oficiales internacionales en el marco de una estrategia exterior para la difusión, presencia y programación en otros países, para lo que contaremos con la participación de las CCAA.

Los servicios culturales que ha de prestar/garantizar el Estado

  • Elaborar una Ley sobre el Derecho de Acceso a la Cultura, en colaboración con las CCAA y los Ayuntamientos, que defina las prestaciones básicas de acceso a los servicios culturales para toda la ciudadanía en todo el territorio, con medidas especialmente dirigidas a facilitar el acceso a la cultura a la ciudadanía con discapacidad, personas mayores y menores de edad y así como colectivos más alejados de la oferta cultural por razones socioeconómicas.
  • Proponer un Programa de Apoyo a la Red Básica de Acceso a la Creación Cultural mediante la cooperación con CCAA y las administraciones locales destinado al apoyo y manteniendo de establecimientos culturales sean éstos públicos o privados, con especial atención a las pequeñas y medianas librerías, bibliotecas, centros de música en vivo, museos y teatros y que tendrá una especial atención a localidades pequeñas y entornos rurales.
  • Recuperar en el ámbito curricular escolar la enseñanza artística y musical, promoviendo también la progresiva implantación de nuevos lenguajes como el digital, el audiovisual o el cinematográfico.
  • Promover de forma integral y mediante programas específicos de cooperación territorial el apoyo a la creación de nuevos públicos, especialmente en la infancia y la adolescencia, con especial atención al fomento y práctica de la lectura, en la promoción de las diferentes disciplinas artísticas, incluidos los lenguajes audiovisuales y el cine.
  • Recuperar y mejorar el Programa para el Fomento de la Lectura, de Apoyo al Libro y las Bibliotecas, prestando atención tanto al libro impreso como al digital. Las bibliotecas públicas están llamadas a desempeñar un papel fundamental en nuestra sociedad, de tal manera que deben ser objeto de protección. Por ello deben estar dotadas de los medios humanos y materiales necesarios para el cumplimiento de las nuevas funciones que la sociedad demanda que incluirá la promoción de la lectura mediante el Sistema Aumentativo y Alternativo de Comunicación. Entre los objetivos está la compra de libros, así como la mejora de instalaciones y su adaptación TIC.
  • Establecer ayudas para acercar a autores y autoras al público en todo el territorio, promoviendo la compra de ejemplares en las librerías de cercanía.
  • Revisar el concepto, la definición, el gobierno y la financiación de los equipamientos de ámbito estatal, mediante un marco jurídico adecuado para conseguir los objetivos asignados a cada uno de los equipamientos. La fórmula de gestión que se utilizará será el contrato-programa evaluable.
  • Reformar la Ley de Patrimonio Histórico para ampliar su potencial, su protección, así como desarrollar y reconocer nuevas realidades como el patrimonio inmaterial.
  • Armonizar, mediante colaboración entre administraciones, los sistemas de catalogación e información del Patrimonio Histórico Español de forma que sea una herramienta eficaz para la protección y salvaguarda de nuestros bienes culturales independientemente del territorio en que se encuentren.
  • Revalorizar el Patrimonio Histórico con medidas que fomenten su conservación, su protección y su difusión, aumentando el nivel de participación social y de expertos en el desarrollo de las citadas políticas. Potenciar el Consejo de Patrimonio Histórico convirtiéndolo en un organismo eficiente. Ratificar las convenciones internacionales que incidan en su conservación y protección y establecer mecanismos y sanciones para evitar el expolio y reforzar los sistemas de control para evitar las exportaciones ilegales.
  • Promover una regulación para la disciplina de la arquitectura, que ordene y proteja los aspectos fundamentales ligados a la misma.
  • Actualizar la política del 1,5% cultural, tanto para agilizar sus procesos como para revisar los criterios de aplicación de este tipo de financiación, que posibilite actuaciones fundamentalmente en los Conjuntos Históricos declarados.
  • Elaborar un Plan de Intervenciones Urgentes priorizado en función del estado, valor o papel social de los bienes culturales.
  • Crear un programa de formación especializada de gestores y promotores culturales en todos los ámbitos de la cultura, museos y el patrimonio.

Las funciones sociales y económicas de la cultura. La acción del Estado en su fomento

  • Aprobar una Estrategia para el Desarrollo de las Industrias Culturales y de la Creatividad que permita que sea un sector determinante para el cambio de modelo de crecimiento, con especial atención al espacio hispanohablante y la consolidación de nuevos mercados y aumentar la presencia de nuestra oferta cultural en el exterior.
  • Impulsar un marco de contrato-programa con los medios de comunicación públicos que asegure los correspondientes contratos de coproducción y distribución internacional.
  • Impulsar un acuerdo estable con el ICO que asegure la creación de un fondo de capital riesgo y capital nido dirigido entre otros a la modernización e internacionalización de las empresas culturales y creativas españolas.
  • Aprobar un Estatuto del Artista para atender a la profesión cultural como una realidad específica que refleje la intermitencia en la contratación y la cotización, de contingencias de salud, maternidad, jubilación o desempleo. Además incluirá medidas específicas para hacer efectiva la igualdad de género, con especial atención a la reincorporación a la actividad profesional tras la maternidad y la conciliación de la vida laboral y familiar. Incluiremos planes específicos de transición laboral, y recualificación a lo largo de la vida laboral, incluyendo sistema de reconocimiento de competencias profesionales. Además promoveremos medidas encaminadas a mejorar la situación de jubilación de autores, intérpretes y artistas, así como aquellas medidas que hagan compatible la percepción de derechos con la misma.
  • Rebajar el tipo del IVA a las actividades culturales: Es imprescindible el inmediato establecimiento del IVA cultural al tipo reducido y será una de nuestras primeras medidas de Gobierno. Esto supone rebajar el IVA cultural del 21 al 10% de manera inmediata. A partir de ahí el Gobierno de España impulsará que se reconozca la necesidad de un IVA cultural en el seno de la toda la UE que permita su armonización, con el reconocimiento de una fiscalidad especial con tramos menores del 10%. Hasta que esta modificación se produzca, solicitaremos una autorización de la Unión Europea a España para aplicar el tipo súper reducido al 4% para la cultura. Asimismo promoveremos el mantenimiento del IVA del libro en el 4%, e impulsaremos en el seno de la UE su equiparación para el libro electrónico.
  • Aprobar una Ley de la Participación Social y del Mecenazgo recogiendo las distintas herramientas de micro-mecenazgo (crowdfunding), al apoyo a la producción y el consumo cultural mediante desgravaciones a la ciudadanía en el IRPF y en el impuesto de sociedades de las empresas, premiando el aumento en el compromiso en el tiempo.
  • Reformar la Ley de Propiedad Intelectual con el objeto de hacer efectiva la necesaria protección de la propiedad intelectual y de los derechos del creador, compatibilizándola con el mayor acceso posible al patrimonio cultural. Al tiempo apoyar las medidas en defensa de los derechos de los creadores y las industrias de contenidos generados en la economía digital.
  • La compensación por copia privada cumplirá estrictamente la transposición de las normas europeas.
  • Promover las exigencias de transparencia y gobernanza democrática para las Entidades de Gestión de Derechos Colectivos, así como la creación de instancias de mediación entre estas entidades y las asociaciones de usuarios de los derechos. Se promoverán igualmente instancias de dialogo entre las entidades de gestión de los titulares de derechos y los consumidores que promuevan un mejor conocimiento recíproco de las necesidades de cada colectivo.
  • Establecer para los municipios de menos de 50.000 habitantes una exención total por parte del Estado del canon bibliotecario que será abonado mediante una partida en los Presupuestos Generales del Estado, y establecer asimismo una línea presupuestaria anual para ayudar al resto de municipios como es habitual en el resto de la UE.

La igualdad de género en el ámbito cultural

  • Promover la igualdad efectiva de género en la gestión y la promoción cultural, así como la necesaria visibilización de la contribución de las mujeres al desarrollo cultural con el conocimiento de su obra.
  • Promover un Plan de Igualdad en la Cultura evaluable y aplicar los planes de igualdad en aquellos organismos públicos culturales dependientes de cada una de las Administraciones. Asegurar la presencia equilibrada de mujeres y hombres, en la composición de los tribunales de selección, comisiones de valoración, órganos de dirección y de gobierno. Asegurar la paridad en los organigramas de Museos, Centros de Arte y Patronatos.
  • Establecer un programa de ayudas a la creación, producción, promoción y programación, de las obras teatrales, cinematográficas, escénicas y literarias realizadas por mujeres.
  • Promover la programación específica de exposiciones retrospectivas que pongan en valor la obra de artistas mujeres.
  • Impulsar la creación de un archivo que documente la obra de artistas mujeres en la Historia del Arte Español Contemporáneo.
  • Recuperar el patrimonio artístico producido por las artistas españolas y desarrollar una línea específica para dar a conocer y acercar a autoras y su obra al público más joven, especialmente en bibliotecas, centros educativos y culturales.

Apoyo y promoción de la creación cultural

  • Garantizar el cumplimiento de la ley del cine por parte de las televisiones en el apoyo a la producción cinematográfica española.
  • Promover la atracción de rodajes, producción y postproducción en España mediante un sistema de incentivos fiscales.
  • Apoyar al cine español actualizando el sistema de ayudas públicas, haciendo cumplir la ley del cine y abordando las modificaciones legislativas necesarias para establecer incentivos fiscales más eficaces para el desarrollo de la industria cinematográfica, en línea con las medidas existentes en otros países de la Unión Europea. Lo haremos a través de una mesa de trabajo conjunta para el sector.
  • Establecer algún sorteo de Lotería Nacional destinado específicamente a la financiación del cine y otras industrias culturales como sucede en otros países europeos.
  • Posibilitar a TVE y las TV públicas en general realizar promoción de su propia producción considerándola patrocinio cultural, asegurar cuotas de producción y programación tanto española como europea y promover que sigan financiando la producción de calidad. Promover que TVE apoye el talento y lleve a cabo producciones de calidad, en la que participen empresas y profesionales de todas las CCAA, que ayuden a mejorar la imagen de nuestro país dentro y fuera de nuestras fronteras.
  • Promover la educación audiovisual en los centros educativos fomentando el interés por la cultura, el desarrollo del talento, la capacidad crítica y contra la piratería.

Cine y Audiovisual

  • Garantizar el cumplimiento de la ley del cine por parte de las televisiones en el apoyo a la producción cinematográfica española.
  • Promover la atracción de rodajes, producción y postproducción en España mediante un sistema de incentivos fiscales.
  • Posibilitar a TVE y las TV públicas en general realizar promoción de su propia producción considerándola patrocinio cultural, asegurar cuotas de producción tanto española como europea y promover que sigan financiando la producción de calidad.

Artes Escénicas y Musicales

  • Promover en este mandato la elaboración mediante el diálogo con el sector de un Plan estratégico de las Artes Escénicas que incluya la promoción del mismo en el ámbito educativo y promueva los centros con Sala Escénica.
  • Fomentar la creación contemporánea y ayudar a consolidar en España un sector de las artes escénicas y musicales de primer nivel.
  • Impulsar un plan de creación, promoción e internacionalización de textos teatrales y coreografías en coordinación con los centros de producción de las CCAA.
  • Encargar a la Conferencia Sectorial de Cultura el diseño de un plan con el objetivo de consolidar las empresas, las compañías y los conjuntos en los distintos lenguajes, así como medidas para fomentar las coproducciones entre territorios y un circuito descentralizado que fomente la diversidad, el intercambio y el incremento del consumo. La Conferencia tomará en consideración los informes del Consejo de Cultura y de los municipios.
  • Tomar las medidas necesarias para que compañías que dependen del Ministerio de Cultura lleguen con sus actuaciones a todos los territorios, y se promuevan coproducciones con compañías públicas de otras administraciones. Modernizar y adaptar sus estructuras administrativas a modelos de gestión más actuales y compatibles con el proceso de creación artístico.
  • Aprobar un Plan Estatal para la música que contemple un marco de impulso a la creación, el desarrollo de los estudios y la programación de todo tipo de músicas.

Videojuego

  • Establecer un plan Específico de desarrollo de la creación y producción del Videojuego en España. Llevar a cabo incentivos para desarrollar videojuegos adaptados para las personas que necesiten un sistema aumentativo/alternativo de comunicación o tengan movilidad reducida.
  • Establecer y fortalecer el crecimiento en la especialización de los estudios aplicables a este sector.
  • Impulsar la densidad e internacionalización del sector considerándolo fundamental para la digitalización de nuestra economía y de especial importancia para el fomento de la creatividad.

Logo_Unidos_Podemos.svgDOCUMENTO PROGRAMÁTICO DE CULTURA Y COMUNICACIÓN

PRESENTACIÓN

Todo el mundo habla de la importancia de la cultura. Sin embargo, da la sensación de que se trata de palabras vacías que se pronuncian en los Parlamentos sin pensar en la complejidad del tejido que la conforma y en el estado de abandono en que se encuentra.

Se dice que no hay mayor activo para un país que su cultura, pero las fuerzas políticas y las instituciones no parecen hacerse cargo de las implicaciones de este enunciado. ¿Cómo es posible que la retórica política tradicional considere tan importante y, a la vez, omita que la cultura apenas dispone de las condiciones adecuadas para desarrollarse como sector productivo? ¿Por qué no tiene un espacio estable y solvente en el panorama internacional?

En la mayoría de los países de nuestro entorno y de otros ámbitos geográficos relevantes, la cultura no es un adorno que se añade a los logros sociales y económicos, sino que constituye un eje fundamental donde se dirime el modelo de país al que se aspira. Por el contrario, en nuestro país, las enormes capacidades de nuestros creadores, así como de nuestras redes de producción y difusión cultural, chocan permanentemente con el obstáculo de que o no pueden desarrollarse ni acceder a los circuitos relevantes o tienen que hacerlo a pesar de la gestión política.

Lejos de servir de ayuda, la política tradicional ha funcionado durante décadas como un tapón que impedía cualquier mejora o innovación, ya que la prioridad era preocuparse más por mantener la imagen pública de las instituciones que trabajar al servicio de la gente. En nuestro país, la cultura ha tenido una alta dependencia institucional que en época de recortes la ha dejado en condiciones de precariedad alarmantes. Además, las políticas cortoplacistas, basadas en una espectacularización efímera y estéril, apenas han servido para llenar nuestro país de contenedores vacíos, ayudar a la consolidación de élites y redes clientelares, y construir una cultura a espaldas de la gente que la crea y la disfruta.

Ante esta situación, Podemos apuesta por tomarse la cultura en serio como un derecho, como bien común y como sector productivo. Para ello, es necesario abordar, desde un enfoque estratégico, políticas públicas capaces de articular un tejido que sirva a la sociedad y a los distintos agentes y expresiones que lo conforman. Esta política debe tener tres objetivos: el acceso participativo, la sostenibilidad y la diversidad cultural; y las instituciones y administraciones que desempeñan dicha política han de regirse de acuerdo con los principios de democracia real, transparencia y gestión responsable.

Nos tomamos la cultura en serio porque tenemos la convicción de que no hay cambio político sin cambio cultural. Las transformaciones políticas duraderas son las que conectan con el elemento cultural que sostiene nuestra vida en común. Todo cambio político está ligado a la cultura: los cambios de lenguaje, de mirada, de los significados de las palabras o de las palabras mismas, son todos ellos cambios políticos. Al mismo tiempo, todo cambio cultural tiene una dimensión política: transforma la manera de entender nuestro pasado, qué papel queremos desempeñar en el presente y hacia dónde queremos ir como sociedad. Darle importancia a esta relación también significa comprender que el arte y la cultura comparten con la política la capacidad de ampliar los horizontes de lo posible, de permitirnos construir en comunidad un presente propio desde donde imaginar un futuro que no puedan arrebatarnos.

Entendemos y defendemos la cultura como la capacidad común de crear, criticar y disfrutar y, al mismo tiempo, como manifestación que nace de la participación de las personas y de la riqueza de su imaginación y de sus encuentros. La cultura no es algo etéreo, más allá de nuestras vidas cotidianas, sino que se inserta en nuestras estructuras vitales, sentimentales y simbólicas. Tampoco es algo inmutable. Al contrario, se halla en continua transformación, reajuste y realineamiento. En nuestros días, es posible pensar formas político-culturales más avanzadas y más democráticas en torno a nuevos lugares, y formas de sentido común no impuestas desde arriba.

Cultura, soberanía y ciudadanía son todas ellas construcciones jurídicas, políticas, económicas y culturales que estamos en condiciones de rearticular, por vez primera desde principios de los ochenta, en un sentido democrático. Este es uno de los desafíos fundamentales de Podemos y de toda alternativa que no pretenda refrescar las caras y los nombres de quienes nos gobiernan, sino producir un cambio real al servicio de las mayorías sociales.

Ya nadie duda de que la próxima legislatura será diferente. Se abre un tiempo político nuevo en el que van a plantearse muchas cuestiones que parecían intocables, también en el ámbito cultural. En esta coyuntura, el programa cultural de Podemos se define a sí mismo como herramienta y como avance del cambio de modelo que necesitamos. Como un campo de fuerzas donde el afán de diálogo y la negociación con todos los agentes coincide con la firmeza de nuestros principios y propuestas. No nos cansamos de repetirlo: sin tomarse la cultura en serio, no hay cambio político. Sin cambio político, la cultura podría perder una legislatura de empuje y colaboración con unas administraciones que, si bien ni deben, ni pueden, abarcar el campo enorme de lo cultural, podrían ayudar a construir un futuro mejor para todas y todos.

CAMBIO DE MODELO CULTURAL Y MEDIDAS TRANSVERSALES

Cultura y Comunicación como enfoque estratégico

[1] MINISTERIO DE CULTURA Y COMUNICACIÓN. La cultura es un derecho básico, un bien común y un sector productivo estratégico, que necesita de un área ministerial que atienda a sus especificidades. A esos efectos se creará un Ministerio de Cultura y Comunicación con un organigrama ajustado a las particularidades del ámbito cultural. La compleja integración contemporánea entre comunicación y cultura, determinada por la Era Digital, exige un planteamiento según el cual los dos sistemas sean contemplados en una misma política pública. La creación de un ministerio que articule esa relación permitirá establecer políticas coordinadas capaces de dinamizar la circulación, producción, transmisión y creación de sentidos. En este nuevo marco, el Ministerio:

  • Desarrollará Planes Operativos que, al contrario que los actuales Planes Generales o Planes Estratégicos, fundamentalmente limitados y sin efectos, articularán las políticas culturales, asegurarán los medios para su aplicación y establecerán procedimientos de supervisión, revisión, evaluación y rendición de cuentas.
  • Reformará su organigrama para responder a la realidad actual del mundo artístico y cultural, incluyendo novedades como la Dirección General de Cultura Digital, y dotará de autonomía y reformulará la estructura y forma de funcionamiento de algunos de sus organismos dependientes (tales como el Intitulo de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales, ICAA o el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música, INAEM), para superar la actual excesiva burocratización, inmovilismo y modelos anticuados de actuación, acabar con su limitada apertura a las propuestas externas y adecuarlos a las necesidades actuales y futuras.

[2] PACTO POR LA CULTURA Y LEYES ESPECÍFICAS PARA EL SECTOR CULTURAL. Con el acuerdo de todos los agentes del sector y del resto de formaciones parlamentarias, se desarrollará un Pacto por la Cultura con el objetivo de velar por la independencia del sector cultural y garantizar el conocimiento, la producción, la creación, la diversidad, el acceso, las buenas prácticas y la gestión responsable, democrática y transparente, la sostenibilidad, la promoción, la conservación y la difusión de la cultura, al margen de las contingencias y los cambios políticos. A su amparo, se elaborarán normas jurídicas específicas, como la Ley del Cine, la Ley de Artes Escénicas, la Ley de la Música o unas nuevas Ley de la Lectura y Ley de Patrimonio Cultural, que servirán para abordar de modo específico las necesidades estructurales y las particularidades de cada sector.

[3] LEY DE ENSEÑANZAS ARTÍSTICAS SUPERIORES. En coordinación con el Consejo Superior de Enseñanzas Artísticas y en sintonía con las reclamaciones de la comunidad educativa, se actuará a nivel estatal para redactar y aprobar una Ley de Enseñanzas Artísticas Superiores y modificar las leyes educativas correspondientes, particularmente la Ley 6/2001, de 21 de diciembre, de Universidades, la Ley /2006, de 3 de mayo, de Educación, y los Reales Decretos 1614/2009, 630/2010, 631/2010, 632/2010, 633/2010, 634/2010 y 635/2010 que la desarrollan, para implementar definitivamente el ámbito específico de dichas enseñanzas y lograr, al tiempo que se respeta su idiosincrasia, superar el marco actual de equivalencia, alcanzando su plena equiparación a las enseñanzas universitarias en su normativa, estructuras de funcionamiento, categoría, independencia, autonomía, tipología y denominación de los títulos ofrecidos (grado, máster y doctorado), estatuto del alumnado y nivel del cuerpo y régimen retributivo del profesorado.

Así mismo, se instaurarán procedimientos de formación continua del profesorado acordes al ámbito de competencias y nivel superior de estas enseñanzas, y se favorecerá el desarrollo de líneas de investigación en este terreno vinculadas al Sistema español de Ciencia, Tecnología e Innovación que permitan la creación en el seno de los centros superiores de enseñanzas artísticas de grupos de investigación para el desarrollo de proyectos orientados a integrar la Investigación, Innovación y Creación (I+I+C). Se eliminarán las incompatibilidades y se impulsarán fórmulas que estimulen el desarrollo de la actividad artística por parte de los docentes de los centros superiores. Además, se buscarán vías para incorporar a la vida académica la colaboración puntual de creadores en activo. Se actualizarán los planes de estudio para adaptarlos a las necesidades del ámbito artístico actual, contemplando disciplinas que nunca han participado del ámbito académico y que son esenciales a la hora de entender el panorama artístico contemporáneo.

El nuevo marco legislativo favorecerá la creación de universidades de las Artes, donde se podrán integrar los actuales conservatorios y escuelas superiores, equiparándose plenamente al espacio universitario y respetando, al mismo tiempo, su ámbito específico dentro del espacio europeo de la educación superior de acuerdo a las particularidades y requerimientos de la formación artística.

[4] REFORMA DE LA LEY GENERAL DE LA COMUNICACIÓN AUDIOVISUAL.

Nota: Para evitar agravios comparativos con los programas de las otras formaciones políticas hemos eliminado los aspectos relacionados con la comunicación.

[5] ASAMBLEA DE PROFESIONALES DE LA CULTURA Y OBSERVATORIO CIUDADANO DE LA CULTURA. En el marco de la nueva estructura del Ministerio de Cultura y Comunicación se crearán la Asamblea de Profesionales de la Cultura y el Observatorio Ciudadano de la Cultura, donde estará representado el sector en su pluralidad y complejidad, y participará de la gobernanza cultural. Ambos organismos persiguen neutralizar al máximo las injerencias políticas y evitar un uso partidista de la gestión de los asuntos culturales. La Asamblea de Profesionales de la Cultura participará en la gobernanza de los asuntos culturales con capacidad de decisión y establecerá puentes de diálogo reales entre la Administración y el sector cultural. En este sentido, la Asamblea asegurará unos cauces directos, eficaces y transparentes con el objetivo de favorecer la participación de los profesionales en el diseño, la supervisión y el desarrollo de las políticas culturales. Tendrá un estatuto donde se especificarán las atribuciones, objetivos, responsabilidades, estructura organizativa, funcionamiento, derechos y obligaciones de sus miembros. Contará con comisiones sectoriales específicas (música, artes visuales, artes escénicas, libro, patrimonio, audiovisuales, comunicación, etcétera) para atender a las particularidades de dichos ámbitos. Por su parte, el Observatorio Ciudadano de la Cultura analizará y supervisará, a través de indicadores de retorno social, la marcha de los diferentes proyectos, velará por su correcto funcionamiento, por la gestión de los recursos culturales y servirá para que la ciudadanía pueda participar en el diseño y la evaluación de las políticas culturales.

[6] MEDIDAS PARA EL EJERCICIO RESPONSABLE Y EFICAZ DE LA ADMINISTRACIÓN CULTURAL PÚBLICA. La transparencia se aplicará a todas las actuaciones del Ministerio de Cultura y Comunicación y de todos aquellos organismos dependientes, de modo que se garantice una claridad informativa en la gestión y adjudicación de los recursos y un acceso inmediato y sencillo a toda la información referente al Ministerio o supervisada por él. El Ministerio regulará el acceso a los cargos de responsabilidad en materia cultural, estableciendo procesos transparentes y democráticos, mediante concurso público y en base a proyecto, con el fin de configurar un equipo de gestores que comprenda las complejidades del sector y actúe con competencia, capacidad de diálogo y eficiencia. De igual modo, se aplicará racionalidad, proporción y medidas de control en lo que se refiere al propio gasto de la Administración, a las retribuciones de los altos cargos, directores de instituciones públicas u organismos financiados mayoritariamente con fondos públicos, así como del conjunto del personal contratado por el Ministerio y sus instituciones u organismos dependientes para asesoramiento o actividades artísticas y culturales. En los casos en los que los servicios deban ser externalizados, se adoptarán todos los mecanismos de transparencia y se favorecerá la contratación de profesionales cualificados, eliminándose para ello la aplicación de criterios estrictamente económicos en la concesión. Se desarrollarán y ampliarán los códigos de buenas prácticas existentes, se crearán nuevos en sectores que carezcan de ellos y se velará por su implantación efectiva tanto en materia de actuaciones como de nombramiento de cargos y funcionamiento general de las instituciones públicas, mixtas o financiadas mayoritariamente con fondos públicos. Además, se incorporarán sistemas de evaluación independientes del funcionamiento de las instituciones culturales públicas.

[7] DIRECCIÓN GENERAL DE CULTURA DIGITAL Y PLATAFORMA PÚBLICA DE CULTURA ABIERTA. La nueva Dirección General de la Cultura Digital se incorporará al organigrama del Ministerio de Cultura y Comunicación, actuará de modo transversal al resto de direcciones generales y tendrá como finalidad desarrollar políticas públicas culturales adaptadas al entorno digital. Desde esta nueva dirección general, entre otros proyectos, se pondrá en marcha la Plataforma de Cultura Abierta (PLACA) con el objetivo de poner a disposición de la ciudadanía contenidos libres de derechos; fomentar la distribución de creaciones digitales, en general; divulgar los fondos culturales públicos y aumentar la difusión de la creación artística y del patrimonio cultural en el entorno digital. Se colaborará con el proyecto Europeana, cuya parte española (Hispana) es, no obstante, actualmente insuficiente para el tipo de repositorio que se pretende, ya que contiene fundamentalmente digitalización de imágenes y prensa. Entre otros proyectos, a través de PLACA se hará posible:

  • Fomentar el uso y el conocimiento de contenidos y herramientas digitales libres de derechos.
  • Poner a disposición en streaming, de modo gratuito, las creaciones musicales, literarias, audiovisuales o de cualquier naturaleza digital, de aquellos creadores y productores independientes que lo soliciten.
  • Digitalizar los fondos artísticos de los museos públicos para ponerlos a disposición de la ciudadanía, así como desarrollar contenidos de realidad aumentada para la musealización de sitios patrimoniales, con funciones fundamentalmente educativas y de investigación.
  • Fomentar la difusión en el terreno digital, el desarrollo de nuevos contenidos digitales y la digitalización de los fondos de los centros de documentación y difusión públicos, tales como la Filmoteca Española, el Centro de Documentación Teatral, el Centro de Documentación de Música y Danza o la Biblioteca Nacional.

La Dirección General de Cultura Digital fomentará así mismo el proceso de digitalización del fondo editorial a través del compromiso de compra para bibliotecas de los títulos digitalizados, y colaborará en la gestión del préstamo de libros electrónicos con las bibliotecas públicas locales, autonómicas y estatales.

Sostenibilidad del sector cultural y de la comunicación

[8] IVA CULTURAL REDUCIDO. En el marco de un conjunto de medidas de reforma de la fiscalidad de la cultura encaminado a dinamizar y estimular la creación, producción, distribución y acceso, se disminuirá al tipo reducido el IVA de los servicios y productos culturales actualmente sujetos al tipo normal. El sentido de esta reforma será eliminar los efectos que el Real Decreto 20/2012 tuvo sobre el sector cultural, que provocó un aumento del tipo del 162% y restó competitividad al sector respecto de los estados de su entorno, toda vez que el tipo medio en Europa es del 7%. Esta reforma implicará una modificación 37/1992 de IVA que excederá a la propia del artículo 91, a fin de armonizar la norma española con la comunitaria, requisito imprescindible para la modernización fiscal del país y no contemplado por las actuales administraciones públicas. Además, y en lo que se refiere exclusivamente a los tipos de IVA, se apostará, en el seno de las instituciones europeas y en consonancia con la práctica de otros estados de nuestro entorno tales como Italia, por modificar las rigideces propias de la diferenciación entre producto y servicio a los efectos de unificar los tipos de IVA de las actividades culturales, independientemente de si las mismas son o no digitales y de conformidad con las exigencias y reclamaciones del sector.

[9] NUEVA LEY DE MECENAZGO Y PATROCINIO Y FONDO SOCIAL DE LA CULTURA. Se promoverá una nueva Ley de Mecenazgo y Patrocinio que fomente tanto el macro como el micro mecenazgo y la participación en la financiación de la cultura de particulares y empresas, con el apoyo y la supervisión de las administraciones públicas. Esta ley, que se enmarcará en una reforma general del régimen tributario y que sustituirá a la actualmente vigente Ley 49/2003 y modificará, entre otras, la Ley General Tributaria, la Ley de IVA, la Ley del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas y la Ley del Impuesto de Sociedades, establecerá un renovado marco de colaboración público-privada. Se conectará con la creación de un Fondo Social de la Cultura, cuya gestión se realizará a través del concurso del propio Ministerio de Cultura y Comunicación, la Asamblea de Profesionales de la Cultura y el Observatorio Ciudadano de la Cultura, de modo que participen en el mismo la Administración, los profesionales del sector y la sociedad civil en general. Este fondo contará con una ventana de proyectos abierta todo el año y su gestión se concentrará en el mapeo, financiación, mediación y promoción de proyectos, instituciones, iniciativas, empresas y particulares que desarrollen labores de creación, educación, investigación, difusión, distribución, conservación, producción y desarrollo de proyectos relacionados con el arte y la cultura en un sentido amplio. Se financiará con los siguientes resortes:

  • El 18% de los impuestos derivados de transmisiones culturales entre particulares o sociedades, de modo que se asegure que ese porcentaje del dinero recaudado por la Administración procedente de la cultura, se reinvierta en la cultura a través del Fondo. De esta forma se asegurará que la sostenibilidad del sector cultural no quede al albur de las administraciones públicas ni esté sometida en ningún caso a la presión que pudieran ejercer las grandes empresas.
  • Una nueva casilla específica destinada a Fines Culturales (“Casilla Cultural”) que se introducirá en el Modelo 100 de la Declaración de la Renta, con un contenido y aplicación idéntico a las actuales casillas destinadas a la Iglesia y los Fines Sociales.
  • El 1,5 % cultural reflejado en la Ley de Patrimonio Histórico y que establece la obligación de destinar este porcentaje desde los presupuestos de los convenios de contratos de obras públicas a trabajos de conservación o protección del patrimonio y/o fomento de la creatividad artística. Esta competencia, hasta ahora compartida con el Ministerio de Fomento, corresponderá exclusivamente al nuevo de Cultura y Comunicación.
  • Aportaciones voluntarias de particulares y de empresas que optarán con ello a desgravaciones fiscales variables que se establecerán en las correspondientes modificaciones de la Ley de IRPF y del Impuesto de Sociedades.
  • Aportaciones de la Administración central y otras administraciones europeas, autonómicas y locales que quieran implicarse en su gestión y colaborar solidariamente del fondo.

La financiación de proyectos a través del Fondo Social de la Cultura se vinculará con el desarrollo de buenas prácticas, garantizará la pluralidad y diversidad de manifestaciones artísticas y culturales, fomentará el desarrollo del tercer sector (asociaciones y emprendedores sin ánimo de lucro), valorará y garantizará el retorno artístico, cultural y social, se regirá por principios que aseguren el control del gasto de fondos públicos y el seguimiento de los proyectos, contemplará un mayor abanico de modalidades, se dirigirá a una diversidad más amplia de agentes, proyectos, actividades e iniciativas receptoras que las actuales subvenciones y ayudas públicas y facilitará el acceso y programación de artistas y productores independientes. El Fondo Social de la Cultura permitirá desligar la financiación de las actividades culturales de los intereses privados, particulares o corporativos, como sucede en la actualidad, en aras de una cultura más diversa y sostenible. En colaboración con las administraciones autonómicas y locales, también se destinará a la rehabilitación, reforma y recuperación para actividades culturales de espacios inadecuados, infrautilizados o en desuso.

[10] ESTATUTO DEL ARTISTA Y DEL PROFESIONAL DE LA CULTURA. Como medida de estímulo a la actividad y para acabar con la precariedad profesional tan extendida en el sector, desarrollaremos e implementaremos un Estatuto del Artista y del Profesional de la Cultura, con rango de norma jurídica y adaptado a las características de intermitencia del sector cultural, para que comprenda tanto la actividad desarrollada por aquellos que realizan su trabajo por cuenta ajena como quienes lo hacen por cuenta propia. Dicho Estatuto contemplará la especificidad de los ingresos de corte irregular de los profesionales de la cultura y promoverá una fiscalidad que se adapte a sus necesidades y que desemboque en una tributación justa tanto para la Hacienda Pública como para los interesados, sin olvidar garantizar los derechos de protección social del sector y su representatividad sindical.

Entre otras medidas fiscales, para todo tipo de autónomos, la liquidación de los impuestos trimestrales se vinculará con la fecha de pago del servicio prestado y no con la de emisión de la correspondiente factura, como sucede en la actualidad. En el caso de trabajadores intermitentes, cuyas rentas sean elevadas pero irregulares en el tiempo, se establecerá un criterio de prorrateo a los efectos de aplicación del tipo fiscal correspondiente, con el objetivo de garantizar sobre estas rentas la progresividad contemplada en la LIRPF y permitir a artistas y trabajadores de la cultura que los periodos de preparación y movilidad sean considerados como actividad laboral y/o profesional no solo a efectos fiscales sino también de protección social. Así mismo, se modificará el grupo específico de epígrafes en el IAE para adaptarlo a las nuevas necesidades de los profesionales culturales por cuenta propia, con la idea de unificar al sector y vincular las medidas expuestas a sus características concretas.

En el terreno de la Seguridad Social se incluirá un régimen específico de intermitentes culturales, enmarcado tanto dentro del Régimen General, para trabajadores por cuenta ajena, como del de Autónomos, para trabajadores por cuenta propia, a fin de contemplar todas las posibles situaciones profesionales en las que artistas y trabajadores de cultura pueden encontrarse. Se buscará fomentar la contratación laboral y eliminar el sistema de falsos autónomos, incorporando el sistema de intermitencia en el régimen general cuando las características específicas de la prestación del servicio así lo determinen e independientemente del modelo de contratación seleccionado por el empleador. En el caso de los trabajadores autónomos, se modificará el sistema a fin de que les permita desarrollar su profesión sin necesidad de altas y bajas constantes, se reconozca en materia de prestaciones las especificidades del empleo intermitente y se garantice un pago de cuotas acorde y proporcional a los ingresos percibidos. Dentro del régimen de Seguridad Social, serán contempladas las enfermedades y lesiones provenientes del desempeño de la labor artística y técnica para crear un régimen de baja laboral que respete la especificidad de la situación de estos trabajadores y sus periodos de empleo, independientemente de si los mismos son productivos o no. Para el caso de los trabajadores de la cultura intermitentes, se recogerá en el Estatuto la jurisprudencia establecida por las Sentencias del Tribunal Supremo de 29/10/97 y 23/09/02, según las cuales no se requiere el alta en la Seguridad Social siempre y cuando la actividad profesional desarrollada no sea la habitual y el régimen de ingresos derivado se encuentre por debajo del IPREM. En el mismo sentido, se modificará el régimen de pluriempleo en la Seguridad Social a los efectos de garantizar una mayor reducción de las cuotas en la compensación.

El Estatuto del Artista y del Profesional de la Cultura contemplará modificaciones al Estatuto de los Trabajadores y la Ley Orgánica de Libertad Sindical a los efectos de garantizar el efectivo derecho de los trabajadores intermitentes a estar debidamente representados y participar activa y democráticamente en las negociaciones colectivas.

En el marco de este Estatuto y para fomentar la actividad artística sin ánimo de lucro, se modificará la Ley 27/1999 de Cooperativas a los efectos de permitir la creación de cooperativas de trabajo asociado entre los trabajadores del sector cultural cuyo funcionamiento interno se corresponda con las particularidades de la actividad cultural, al tiempo que se vincule al sector con las prácticas propias de la economía colaborativa, social y solidaria.

[11] ESTATUTO DE LA INFORMACIÓN.

Nota: Para evitar agravios comparativos con los programas de las otras formaciones políticas hemos eliminado los aspectos relacionados con la comunicación.

 

[12] NUEVA LEY DE PROPIEDAD INTELECTUAL. Se convocará a representantes de la ciudadanía, titulares de derechos, industrias culturales y empresas tecnológicas para alcanzar y promover un nuevo pacto social que acerque a creadores, intermediarios y a la ciudadanía, equilibre sus intereses sociales y configure un sistema de Propiedad Intelectual más equitativo, sostenible y justo. Es necesario abandonar la actual vía fundamentalmente punitiva, que se ha revelado ineficaz, para construir un marco capaz de fomentar el acceso de la ciudadanía a la cultura, revalorizar la cultura como bien común, promover la pluralidad de modelos de difusión cultural y garantizar la sostenibilidad del sector, así como, en el marco de la normativa europea vigente, ajustarse a nuestra realidad cultural y tecnológica.
Se pondrá en valor a los autores, intérpretes y al resto de titulares de derechos de propiedad intelectual como generadores de obras y contenidos culturales, fomentando la flexibilidad en los modelos de difusión de la cultura y la autonomía de los creadores.

Por último, se devolverá al poder judicial la competencia exclusiva de decidir qué páginas webs y servicios de la sociedad de la información infringen o no la normativa sobre propiedad intelectual y sus consecuencias, deshaciendo la atribución que la denominada Ley Sinde-Wert realizó a una Comisión dependiente del actual Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

A partir de estos principios, se impulsará una Ley de Propiedad Intelectual para:

  • Posibilitar nuevos usos legales y gratuitos de obras protegidas en el ámbito de la enseñanza e investigación, ampliando el límite de ilustración a la enseñanza dispuesto en la norma.
  • Ampliar el concepto de cita para adaptarlo al contexto y la realidad actuales.
  • Posibilitar nuevos usos legales y gratuitos para la creación de obras derivadas de obras protegidas cuando se realicen sin ánimo de lucro.
  • Ampliación del concepto de copia privada. La ampliación del concepto se hará sin perjuicio del establecimiento de un modelo adecuado de remuneración compensatoria para los autores y demás titulares de derechos, tal como obligan las directivas europeas.
  • Eliminar el canon AEDE o Tasa Google.
  • Impulsar la difusión sin ánimo de lucro y el acceso legal y gratuito a obras nuevas financiadas con dinero público, por un tiempo medio o formato determinado, y pasado el plazo suficiente desde la primera divulgación para asegurar su amortización y explotación, en consonancia con la actividad de la nueva Plataforma de Cultura Abierta (PLACA).
  • Se priorizará el software libre sobre el privativo en las administraciones públicas cuando existan herramientas libres equivalentes a las propietarias.
  • Promover que entidades de gestión de derechos, ya existentes o de nueva creación, garanticen el ejercicio de los derechos de gestión colectiva obligatoria que la norma considera irrenunciables a todos aquellos titulares que quieran ofrecer sus obras mediante licencias abiertas o libres. Así mismo, apostamos por dinamizar el ámbito de actuación de las entidades de gestión y relajar los requisitos legales para su creación. También por introducir mecanismos que aseguren su gestión responsable, transparencia y democracia interna, controles en sus tarifas, e implantar progresivamente la obligatoriedad de que sus repertorios sean públicos.
  • Contemplar el carácter de autores a periodistas, directores de escena y diseñadores escénicos y audiovisuales, entre otros.

[13] PLAN OPERATIVO DE FOMENTO DE LA CULTURA DIGITAL. Con el objetivo de garantizar el derecho de la ciudadanía al acceso a la cultura, la protección a los creadores, la sostenibilidad y pluralidad de modelos de difusión cultural en el entorno digital se adoptarán las siguientes medidas:

  • Se apoyarán y fomentarán las plataformas de acceso legal a obras y contenidos culturales, y se impulsarán nuevos modelos de negocio que ofrezcan alternativas legales y atractivas a la ciudadanía. No sólo se fomentarán estas plataformas en el plano económico, sino que también se establecerá un marco de mediación entre los titulares de derechos sobre las distintas ventanas de explotación de las obras y las plataformas de acceso legal.
  • Con vistas a ir más allá de un modelo ineficaz, basado en la represión de la descarga sin ánimo de lucro de contenidos, y alcanzar el indispensable equilibrio entre el libre acceso de la ciudadanía a la cultura y el sostenimiento de los autores, titulares de derechos, industrias culturales y empresas tecnológicas, se creará una Comisión experta con representación de todos los agentes implicados, con el compromiso de evaluar, repensar y proponer dichos modelos, así como de buscar alternativas de remuneración y/o compensación para los creadores y otros titulares de derechos por los nuevos usos que se hacen de sus obras en Internet.

Acceso, conocimiento y difusión de la cultura

[14] PLAN OPERATIVO DE ACCESO Y DISFRUTE DE LA CULTURA. Se desplegará un conjunto de actuaciones que permitan fomentar el derecho de la ciudadanía a participar de la vida cultural (artículos 9.2 y 44.1 de la Constitución española) mediante el impulso de instrumentos para su conocimiento, difusión, participación y acceso. Fomentar el acceso hace posible que la cultura sea un factor real de disfrute y crítica, y, en el caso del patrimonio, su conservación, investigación y difusión son la garantía de que ese conocimiento perviva. Crear nuevos públicos y lectores, reforzar los habituales, ampliar la participación en las propuestas culturales, son desafíos que conectan con la existencia de una ciudadanía democrática y activa. Para la consolidación de un tejido cultural estable y sostenible también es clave un público más amplio, más implicado y más fiel. Entre otras medidas, en coordinación con el Plan Operativo para una Ciudadanía Lectora (POCL) y la Escuela de Espectadores (EDE), este Plan contemplará:

  • El apoyo a las bibliotecas desde la perspectiva social (públicas y escolares) y científica (universitarias y patrimoniales), estimulando la compra de nuevos fondos, creando una plataforma pública de préstamo de libros electrónicos y modernizando sus equipamientos.
  • El aumento de la presencia de contenidos culturales en todos los canales de difusión de RTVE con un enfoque pluralista que promueva el conocimiento de la riqueza cultural y lingüística de todos los territorios. Se dotará a La 2 de TVE de un carácter decididamente cultural que dinamice el conocimiento de la creación artística e incluya contenidos específicos y adaptados a los diferentes territorios. En esta misma línea, se fomentarán los vínculos y la colaboración con el canal cultural europeo ARTE, así como con otros canales de difusión y producción internacionales.
  • El impulso de la distribución de producciones escénicas plurales a través de la dinamización, adecuación y actualización de las redes y espacios de exhibición de nuestro territorio.
  • La actualización y optimización de los recursos e iniciativas de, entre otros, el Centro Nacional de Difusión Musical y el Centro de Documentación Teatral.
  • En diálogo con la comunidad educativa, el aumento de la presencia de materias relacionadas con la cultura y la variedad de prácticas artísticas, la creatividad y el conocimiento y las destrezas de orden visual, audiovisual, musical y escénico para incluirlas en la formación reglada (infantil, primaria, secundaria y bachillerato).
  • El desarrollo de iniciativas encaminadas al fomento de las asociaciones y grupos aficionados a las diversas disciplinas artísticas.

[15] PLAN OPERATIVO PARA LA CIUDADANÍA LECTORA. El Plan Operativo para una Ciudadanía Lectora, estará destinado a aumentar los índices de lectura en todas las edades, con especial atención a la infancia y la juventud, a la vez que coordinará las distintas iniciativas existentes para encajarlas con otras nuevas en un modelo específico. Se compondrá de una red de proyectos, en colaboración con las administraciones autonómicas y locales, de participación, valoración y análisis, tanto en el ámbito de las escuelas, institutos, colegios, universidades y centros artísticos superiores, como entre el público en general. El Plan desarrollará herramientas para impulsar y profesionalizar las bibliotecas escolares, crear mediadores a través de centros de formación al profesorado y de los grados de Magisterio o Pedagogía, implicar a autores, ilustradores y editores en las actividades de los centros de enseñanza, lanzar políticas comunicativas de sensibilización con la lectura en televisiones y radios públicas y generar dispositivos de rescate y modernización del tejido librero.

[16] ESCUELA DE ESPECTADORES (EDE). La Escuela de Espectadores (EDE) funcionará como un de mediación cultural y formación de públicos en cualquier clase de manifestación artística y cultural. La EDE será un proyecto público al que estarán llamados a colaborar instituciones públicas y privadas, fundaciones, asociaciones profesionales, redes comunitarias y personas particulares. Integrará y coordinará el desarrollo de todas las iniciativas públicas y privadas sin ánimo de lucro, pensadas para impulsar y poner en marcha servicios y departamentos educativos específicos e interdisciplinares en salas de teatro, danza, cine y música, museos, centros culturales, fundaciones y cualquier otra entidad o espacio cultural. A su vez, a través de sus especialistas, difundirá contenidos de apreciación artística con el desarrollo de sesiones de análisis y valoración centradas en las propuestas culturales concretas que se oferten en la cartelera o en muestras y festivales.

[17] CAMPAÑA PARA UNA AUDIENCIA ACTIVA. Se promoverán campañas de conocimiento de la realidad mediática para concienciar al conjunto de la ciudadanía acerca de la importancia de los medios de comunicación en el funcionamiento democrático de nuestra sociedad. Se fomentará la implicación y participación directa de la ciudadanía en los medios sin ánimo de lucro y de titularidad pública, tanto en la gestión como en la elaboración de contenidos, a través de plataformas digitales interactivas, el Observatorio de la Cultura, el Consejo Social, el Defensor del Usuario, proyectos educativos, etcétera. En este sentido, se abrirán líneas de colaboración con la sociedad civil para superar la concepción de una audiencia pasiva hacia un rol activo en la conformación de un debate plural y una información de calidad.

[18] PLAN OPERATIVO DE INTERNACIONALIZACIÓN DE LA CULTURA PRODUCIDA EN ESPAÑA. La internacionalización de la cultura será un eje de acción relevante dentro de la estrategia para hacer de la cultura una herramienta de cohesión social, de cooperación internacional y un motor económico, comprendiendo las diferentes áreas geográficas no como nichos de mercado, sino también como espacios culturales de alto interés social. Dando a conocer la cultura producida en España en el exterior se consiguen distintos objetivos: trasladar la realidad de que España es un importante polo de creación cultural, incrementar el intercambio de conocimiento y experiencias entre agentes culturales, aumentar la visibilidad e influencia de nuestra cultura en el extranjero incentivando su acceso y consumo y atraer inversiones extranjeras a proyectos culturales que surgen y se desarrollan en España.

Para apoyar a los profesionales de la cultura, a las asociaciones, cooperativas y empresas en su labor de internacionalización y trasladar esa realidad de polo cultural, se pondrá en marcha una oficina de mediación que operará con el sello EsCultura. Bajo este sello, la oficina establecerá una acción coordinada y común para asistir a los agentes culturales de todas las expresiones artísticas y facilitarles el acceso a fondos y subvenciones extranjeras garantizando una presencia continuada en los foros culturales internacionales. Se favorecerá la difusión en el extranjero de proyectos de pequeña, mediana y gran escala, representativos del rico y plural tejido cultural de nuestro país, a través de intercambios, becas, giras, producción de eventos, festivales, exposiciones, encuentros, pitchings y clusters tecnológicos.
Como oficina de mediación, EsCultura favorecerá la cooperación entre las acciones culturales que en la actualidad llevan a cabo la administración central y las autonómicas y locales y los distintos organismos que operan en este ámbito: Instituto Cervantes, AECID, Acción Cultural Española, Institut Ramon Llull, Institut d’Estudis Baleàrics, Ministerio de industria, Instituto de Comercio Exterior, Centros Culturales de España, embajadas españolas en el extranjero y Fundación Carolina.
Diversidad e igualdad en la cultura y la comunicación

[19] PLAN OPERATIVO DE FOMENTO DE LA DIVERSIDAD CULTURAL. Con el objetivo de acercar al público la enorme variedad cultural que se produce actualmente y, a la vez, queriendo apoyar a nuestros creadores desde el apoyo a la pluralidad, se pondrá en marcha un conjunto de iniciativas encaminadas a fomentar la diversidad en las formas de expresión artística, la riqueza de nuestras lenguas y culturas, la conservación de las manifestaciones en peligro de desaparición y el desarrollo de proyectos de carácter exploratorio y de investigación.

[20] PLAN OPERATIVO DE CULTURA POR LA IGUALDAD E IGUALDAD EN LA CULTURA. Se creará una Unidad de Coordinación entre la Secretaría de Estado de Igualdad y el Ministerio de Cultura y Comunicación para el sector cultural, cuyas funciones serán:

  • Promover la igualdad de género a través de la presencia de las mujeres tanto en la cara visible como en la invisible de la gestión y prácticas culturales.
  • Poner los medios para evitar que las administraciones públicas contribuyan a la financiación y difusión de los estereotipos sexuales e imágenes sexistas, discriminatorias y objetualizadoras de las mujeres.
  • Promover actividades culturales centradas en la participación e iniciativa de mujeres migrantes, gitanas y con diversidad funcional, facilitando su acceso a la participación en la vida pública.
  • Fomentar la creación cultural con perspectiva de género y por parte de mujeres artistas, así como el reconocimiento y visibilización del arte hecho por mujeres y su adquisición en museos y otros centros similares.
  • Fomentar tanto una representación igualitaria y no sexista de hombres y mujeres en los medios de comunicación, así como una mayor y más diversa presencia de mujeres, más allá de los estereotipos mediáticos femeninos.

[21] PLAN OPERATIVO DE INCLUSIÓN SOCIAL EN MATERIA CULTURAL. Con el objetivo de poner en valor todas las formas y prácticas culturales, se impulsarán las diferentes escenas culturales de la migración, la visibilización de la diversidad sexual, las manifestaciones artísticas de la infancia, la juventud y la tercera edad, y el acceso, disfrute y creatividad en personas con diversidad funcional o con distintas capacidades.

MEDIDAS ESPECÍFICAS DE ARTES ESCÉNICAS

El actual gobierno ha dedicado la última legislatura a anular la presencia de la cultura como elemento fundamental de la sociedad española. La oposición, por su parte, no ha mantenido una posición firme y continuada para revertir esta situación y aminorar los efectos de esa dañina acción de gobierno.

Con la excusa de la crisis económica se ha degradado, cuando no desmantelado, la frágil estructura de funcionamiento de numerosos sectores de la cultura, sin dar alternativas que hayan permitido divisar un horizonte razonable de sostenibilidad económica a nuestros artistas, profesionales, espacios, empresas e instituciones culturales. Por revanchismo consciente o por torpeza de gobierno, se ha arrasado gran parte del tejido cultural español y, muy especialmente, el ya de por sí débil ámbito escénico.

El sector de las artes escénicas al completo insiste en el ninguneo y el trato dañino y degradante recibido. Se han anunciado planes y proyectos que o nunca se han llevado a cabo o se han hecho a espaldas de los requerimientos del sector o han tenido un alcance muy por debajo de las expectativas despertadas. Además, desde la administración central no se ha entendido la complejidad de un sector en donde deben convivir y cooperar un conjunto diverso de profesionales (dramaturgos, directores, coreógrafos, actores, bailarines, escenógrafos, figurinistas, iluminadores, productores, distribuidores, gestores, técnicos, maquinistas, personal de sala y un largo etcétera), manifestaciones y expresiones de diferente carácter (pequeño, mediano y gran formato, con y sin ánimo de lucro, profesionales y aficionadas) y tipología (teatro, teatro musical y lírico, danza, circo, títeres o ilusionismo, entre otras), producciones públicas y privadas, espacios y redes de exhibición, que incluyen a teatros de titularidad pública, privada y salas alternativas, y ciertos ámbitos de la creación contemporánea, donde los fines artísticos priman sobre los de rentabilidad económica.
La Administración, lejos de alimentar el desarrollo del sector escénico, ha ido estableciendo un marco asfixiante donde las compañías, creadores, productoras, salas y trabajadores, encuentran infinitas dificultades para poder ejercer su profesión con dignidad, estabilidad y profesionalidad. El IVA Cultural al 21% y la ausencia de un marco fiscal y laboral acorde a las particularidades de intermitencia de la profesión, han dificultado, cuando no imposibilitado, el desarrollo de la actividad.

Las prácticas inadecuadas, la rigidez organizativa y la falta de cooperación son norma en la gestión de las instituciones públicas, mientras que, en el terreno de las infraestructuras, se ha mirado para otro lado ante el deterioro o el cierre de espacios teatrales. Las ayudas a las artes escénicas se han ido reduciendo paulatinamente y han sido concebidas sin tener en cuenta las particularidades, necesidades y variedad del sector en la actualidad.

Junto con la negativa situación en el interior de España, actualmente sigue siendo una materia pendiente la adecuada financiación y el desarrollo de una política exterior cultural que permitan que las producciones y creaciones escénicas de nuestros compatriotas salgan fuera de nuestras fronteras.

Ante este desolador panorama, planteamos a continuación un conjunto de medidas, específicas del sector escénico que, junto con las ya propuestas de carácter general y transversal, servirán para revertir la inadmisible situación actual, potenciar la diversidad, fortalecer la creación contemporánea, aumentar y crear públicos, asegurar la distribución adecuada de las producciones, fomentar el desarrollo del estudio y la investigación, impulsar la proyección exterior, asegurar unas prácticas por parte de la Administración responsables, transparentes y democráticas y situar a la profesión en el camino de la recuperación y el desarrollo sostenible.

[1] NUEVO INAEM. En el marco de la creación del nuevo Ministerio de Cultura y Comunicación, se reformará el organigrama, estructura y forma de funcionamiento y se estudiará la formulación más adecuada del estatuto jurídico del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM), para promover una dinamización multinivel acorde al amplio espectro de aproximaciones y manifestaciones propias del arte escénico y musical. Para ello, se dará un papel fundamental a las nuevas Comisiones de Artes Escénicas y de Música, que se crearán en el seno de la nueva Asamblea de Profesionales de la Cultura del Ministerio, donde se dará voz y capacidad de actuación y decisión a los representantes del sector. Además, se dotará al INAEM de estructuras y formas de funcionamiento que permitan la agilidad, transparencia, democracia y responsabilidad efectiva en la gestión. También se desarrollará, actualizará y aplicará realmente el Código de Buenas Prácticas del INAEM, actualmente un conjunto de buenas voluntades, en su mayor parte incumplidas por falta de voluntad política. Así mismo, se abrirá el diálogo con el sector para evaluar el deficiente desarrollo de los actuales Planes Generales, actualizarlos, ajustarlos a las necesidades reales del sector, determinar los agentes encargados de desarrollar las diferentes medidas y establecer un cronograma, memoria económica, plan de actuaciones con objetivos concretos y procedimientos de evaluación con sus correspondientes indicadores cuantitativos y cualitativos que aseguren su aplicación y desarrollo efectivo. En este sentido, se revisarán, actualizarán y se asegurará la aplicación de los estatutos ya existentes de los organismos adscritos, así como el desarrollo de nuevos estatutos que garanticen la democracia, transparencia, independencia y gestión ágil y responsable. Los directores de los diferentes centros serán elegidos en procesos transparentes, de acuerdo a un proyecto de gestión y de actuaciones, y por un tiempo determinado, para favorecer el pluralismo y la rotación de profesionales. Además, a través del Código de Buenas Prácticas, se introducirán medidas encaminadas a impedir un uso personalista de los centros por parte de los directores y la duplicidad de remuneraciones o regular la compatibilización entre las tareas de gestión y el ejercicio artístico. Así mismo se introducirán mecanismos contra la precarización y de racionalización y ajuste de la jornada, responsabilidades y ocupaciones de los trabajadores del INAEM y de sus centros e instituciones dependientes, para ajustarlas a las necesidades, requerimientos y obligaciones específicas de sus perfiles profesionales. Además, para la selección y contratación de artistas y profesionales de manera puntual para proyectos específicos, se fomentará el desarrollo de procesos públicos y abiertos. También se buscarán fórmulas para la coordinación y la colaboración de los diferentes centros y organismos del INAEM en temas de producción, distribución y difusión, tanto dentro como fuera de España, de forma que se aprovechen mejor y compartan los recursos de cada uno y se orquesten estrategias y líneas de actuación comunes. En todos los centros se incentivarán fórmulas que funcionen de abajo a arriba y de fuera a dentro, para que sean permeables y acojan la creación desarrollada por las compañías y artistas individuales de España.

[2] CASA DE LA DANZA. Se creará la Casa de la Danza para dotar, por fin, a la danza de un espacio público estable y específico de exhibición que albergue una programación regular dedicada a las artes del movimiento. La Casa de la Danza, contará con, al menos, una sala de exhibición polivalente y diversas salas de ensayos. Sus instalaciones acogerán fundamentalmente a compañías y creadores en residencia, tanto para que desarrollen su proceso creativo como para que lo exhiban. También podrán utilizarse para mostrar algunas producciones de la Compañía Nacional de Danza (CND) y del Ballet Nacional de España (BNE). La gestión de la Casa de la Danza se llevará a cabo siguiendo las políticas de buenas prácticas, gestión responsable, pluralidad, transparencia, participación, evaluación y rendición de cuentas, que se implantarán en todos los centros dependientes del INAEM, y la selección, tanto de su equipo gestor como de las compañías que se acojan anualmente en residencia, se hará de acuerdo a proyecto, por un período determinado y en procedimientos públicos y abiertos. Desde la Casa de la Danza, se potenciarán líneas de investigación, exposiciones, talleres, encuentros y programas pedagógicos que sirvan para impulsar el conocimiento y la creación en el ámbito de la danza.

[3] CENTRO DE INVESTIGACIÓN Y CREACIÓN ESCÉNICA CONTEMPORÁNEA (CICECON). En el actual Teatro Valle-Inclán de Madrid, se ubicará el nuevo Centro de Investigación y Creación Escénica Contemporánea (CICECON), quedando el Teatro María Guerrero como única sede del Centro Dramático Nacional, que continuará con su actividad y ámbito de actuación presentes. El CICECON, inspirado en la labor del antiguo Centro Nacional de Nuevas Tendencias Escénicas y otras experiencias similares de países de nuestro entorno, tendrá como finalidad el desarrollo de proyectos de investigación y de carácter exploratorio relacionados con las artes escénicas, la producción y exhibición de proyectos en el ámbito de la creación escénica contemporánea y de espectáculos realizados a partir de textos de autores españoles actuales vivos, el apoyo a los creadores y artistas emergentes y a la creación escénica multidisciplinar y performativa, y el fomento de los intercambios, colaboraciones y mestizajes entre las diferentes disciplinas, profesionales, formatos y expresiones escénicas y no escénicas. El CICECON funcionará, además, como una incubadora de proyectos que permitirá la generación, desarrollo y exhibición de montajes impulsados por compañías y creadores externos acogidos en residencia. En el CICECON, al igual que en el Centro Dramático Nacional, se establecerán unas cuotas mínimas y una diversificación y coordinación de repertorios para garantizar la difusión y el desarrollo de la dramaturgia española contemporánea de autores vivos. Tendrá un equipo directivo, distinto e independiente al del Centro Dramático Nacional, cuyas prácticas se regirán por los parámetros de buenas prácticas, gestión responsable, transparencia, participación, evaluación y rendición de cuentas comunes a todo el INAEM, y que será también elegido por un tiempo limitado, de acuerdo a proyecto y en un proceso público, transparente y abierto.

[4] LEY DE LAS ARTES ESCÉNICAS. En el marco del Pacto por la Cultura y en diálogo con los sectores implicados, se desarrollará una Ley de las Artes Escénicas o una serie de normativas específicas donde se recojan la definición y el sentido del conjunto de manifestaciones escénicas, se establezcan mecanismos para velar por su diversidad, se garantice el acceso, se favorezca su sostenibilidad como sector creativo y productivo a través de la regulación y mejora de las condiciones del ejercicio profesional, se recojan el carácter, derechos y obligaciones de los agentes implicados, se generalicen las buenas prácticas y el respeto a la deontología profesional y se contemple el conjunto de las artes escénicas desde una perspectiva sistémica que englobe los ámbitos de la creación, la producción, la distribución, la exhibición, la investigación, la formación, la conservación y la difusión.

[5] PROGRAMA DE INVESTIGACIÓN EN ARTES ESCÉNICAS, vinculado al Sistema Español de Ciencia, Tecnología e Innovación, que permita la creación de grupos de investigación para el desarrollo de proyectos orientados a integrar la Investigación, Innovación y Creación (I+i+C). A través de este programa se establecerán líneas de colaboración entre las Escuelas Superiores de Enseñanzas Artísticas, Universidades, espacios escénicos, compañías, centros de investigación, formación o documentación, y otros organismos afines, públicos y privados, tanto para ensanchar y profundizar en el campo teórico y del conocimiento relacionado con la materia, como, en el terreno de la práctica, amplificar las posibilidades expresivas y el desarrollo de nuevas herramientas, medios y procedimientos.

[6] MEDIDAS PÚBLICAS DE INVERSIÓN en proyectos, iniciativas y actividades relacionadas con las artes escénicas. Se modificará y actualizará el modelo de ayudas a las Artes Escénicas para que sean concebidas como inversión e incentivo a las diversas propuestas y actividades, teniendo en cuenta la complejidad del sector y sus necesidades específicas. Serán una herramienta útil para que las compañías, productoras, asociaciones, salas en sus diferentes formatos y creadores individuales puedan desarrollar adecuadamente su actividad en términos de estabilidad y salgan de la actual situación de precariedad. Estas nuevas vías de financiación pública de la cultura, que se nutrirán tanto de la inversión directa por parte de la administraciones como del Fondo Social de la Cultura, adecuarán su periodicidad a los tiempos de la creación y su explotación, se conectarán con el desarrollo de buenas prácticas, garantizarán la pluralidad y diversidad de manifestaciones escénicas, fomentarán el desarrollo del tercer sector (asociaciones y emprendedores sin ánimo de lucro), valorarán y garantizarán el retorno artístico, cultural o social, se regirán por principios que aseguren el control del gasto de fondos públicos y la evaluación previa y posterior de los proyectos, contemplarán un mayor abanico de modalidades y se dirigirán a una diversidad más amplia de agentes, proyectos, actividades e iniciativas receptoras.

[7] DINAMIZACIÓN de la RED DE TEATROS, mejora de la DISTRIBUCIÓN de las Artes Escénicas, DESCENTRALIZACIÓN, COOPERACIÓN y ARMONIZACIÓN de los diferentes territorios. En el marco del Plan Operativo de Acceso y Disfrute de la Cultura y en diálogo con la Red Española de Teatros, Auditorios, Circuitos y Festivales de Titularidad Pública, la nueva Comisión de Artes Escénicas de la Asamblea de Profesionales de la Cultura y Comunicación y el conjunto de administraciones autonómicas y locales afectadas, se habilitarán mecanismos para fomentar efectivamente la distribución plural de las creaciones escénicas generadas en España. En conexión con el Programa de Espacios, Compañías y Creadores en Residencia se consensuarán y armonizarán políticas de desarrollo e incentivación de la actividad escénica, se promoverá la movilidad y se corregirán las desigualdades entre las distintas localidades o comunidades autónomas. Para facilitar el intercambio y la movilidad de las creaciones escénicas, se potenciará la apertura de las redes de exhibición autonómicas, se crearán sinergias y ámbitos de cooperación entre ellas y se favorecerá que se compatibilice y fomente en su seno la exhibición tanto de espectáculos autóctonos como foráneos. Además, se establecerán mecanismos que impulsen la diversidad en cuanto las manifestaciones artísticas (teatro, danza, teatro lírico y musical, circo, ilusionismo, creación escénica multidisciplinar, etcétera) que se difunden en la Red. También se implantarán las bases para el sostenimiento de los espacios teatrales públicos de nuestra geografía fijando las aportaciones municipales, autonómicas y estatales, ajustando la política del precio de las entradas y fomentando una política de comunicación que permita la creación de públicos locales. Así mismo, se trabajará en cooperación con los recintos y circuitos integrados en la Red para identificar las buenas prácticas, corregir las malas, innovar en su gestión y desarrollar fórmulas adecuadas de selección y formación de los programadores. Se creará el Observatorio de la Red de Teatros dentro del INAEM que se encargará de colaborar con la Red para establecer mecanismos de cooperación entre todos los agentes implicados e implantar procedimientos de documentación, información, ajuste y evaluación, de la movilidad, distribución y funcionamiento de la Red y sus espacios y redes autonómicas integrantes en base a su adecuada gestión, la variedad de contenidos y criterios sociales, de calidad artística y económicos. Además se buscará el establecimiento de instancias de colaboración y de fomento de la Red de Teatros Alternativos del Estado Español.

[8] PROGRAMA DE ESPACIOS, COMPAÑÍAS Y CREADORES EN RESIDENCIA. Esta medida se realizará en colaboración con la Red Española de Teatros, Auditorios, Circuitos y Festivales de Titularidad Pública y para su desarrollo será necesario el establecimiento de convenios con las administraciones autonómicas y locales titulares de recintos escénicos en funcionamiento o en desuso que quieran formar parte de este programa. Aquellos espacios escénicos de titularidad pública con los que se llegue a un acuerdo, se convertirán en centros de creación que acogerán a compañías o creadores en residencia y, de este modo, prolongarán su actividad y aprovechamiento cultural. Para su desarrollo se hará una convocatoria transparente y abierta, a la que se podrán presentar los creadores o compañías que quieran desarrollar las residencias, y se habilitará una partida presupuestaria específica. Para conceder las residencias se valorarán además de las actividades de carácter creativo propio o en acogimiento o colaboración con otros artistas, las propuestas en proximidad que fomenten las vías de retorno social, la participación de la ciudadanía, la formación y creación de públicos, y la conexión con su entorno, en el marco del Plan Operativo de Acceso y Disfrute de la Cultura y de la Escuela de Espectadores (EDE). A través y en diálogo con la Red Española de Teatros, Auditorios, Circuitos y Festivales de Titularidad Pública se fomentarán los intercambios entre las compañías y creadores residentes y se promoverán los canales de comunicación, formación y exhibición entre los diferentes espacios. El Observatorio de la Red de Teatros se encargará de desarrollar y evaluar la marcha del Programa de Espacios, Compañías y Creadores en Residencia, para compatibilizar la actividad de las compañías residentes con una necesaria dinamización de la Red que permita la exhibición plural de producciones públicas y privadas, en sus diferentes formatos.

[9] PROGRAMA DE FOMENTO DE LA DIVERSIDAD EN LAS ARTES ESCÉNICAS. En el marco del Plan Operativo de Fomento de la Diversidad Cultural, se desarrollarán medidas específicas para el apoyo y la difusión de la variedad de expresiones escénicas y, en especial, de la danza, el teatro de  títeres y objetos, el circo, el ilusionismo y la creación escénica multidisciplinar. A través del Observatorio de la Red de Teatros, se apoyará la distribución de los proyectos de las compañías y creadores de estos ámbitos específicos en nuestro país y, en el marco del Plan Operativo de Internacionalización de la Cultura producida en España, fuera de nuestras fronteras. Se organizarán jornadas de debate público sobre estas disciplinas y se estudiarán fórmulas para apoyar la participación de compañías, bailarines, coreógrafos, titiriteros, ilusionistas, artistas circenses y multidisciplinares en programas europeos, certámenes internacionales, concursos y premios de relevancia. Se dará mayor visibilidad y apoyo al Día Internacional de la Danza (29 de abril), Día Mundial del Títere (21 de marzo), Día Mundial del Circo (tercer sábado de abril) y Día Internacional de la Magia (31 de enero). Así mismo se desarrollarán iniciativas relacionadas con la salud y el reciclaje profesional del bailarín y el artista circense. Frente a la actual disparidad en el ámbito municipal y el desajustado marco general, se estudiarán las modificaciones legales necesarias para dar coherencia en el conjunto del Estado y adecuar la normativa a las particularidades y necesidades de los circos itinerantes en el contexto actual. Así mismo, se apoyará la producción, difusión y promoción del nuevo circo de creación, de las dramaturgias del cuerpo y de las artes escénicas multidisciplinares. Además, en el marco del Plan Operativo de Inclusión Social en Materia Cultural, se desarrollarán acciones encaminadas a potenciar las expresiones escénicas realizadas por y dirigidas a la Infancia y la Juventud y a las personas con distintas capacidades o diversidad funcional.

[10] PROGRAMA DE FOMENTO DE LA DIFUSIÓN DE LAS ARTES ESCÉNICAS. En el marco del Plan Operativo de Acceso y Disfrute de la Cultura y del Plan Operativo de Internacionalización de la Cultura producida en España, se desarrollarán medidas de estímulo de la distribución, tanto dentro como fuera de España, de los espectáculos producidos en nuestro país. Se apoyará y asesorará a las compañías y creadores en la realización de proyectos que puedan presentarse en instituciones internacionales, programas de financiación como Europa Creativa y festivales internacionales. En el caso de los dramaturgos vivos, se fomentará la edición y distribución de sus textos dramáticos, tanto en las distintas lenguas de nuestro país como en versiones traducidas a diversos idiomas extranjeros, para darlos a conocer, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, y estimular su materialización sobre los escenarios. En el marco del Plan Operativo de Acceso y Disfrute de la Cultura se desarrollarán medidas para aumentar la presencia de las artes escénicas en La Primera y La 2, de TVE, así como en el resto de canales de información, difusión y promoción, tanto tradicionales como a través de Internet. Así mismo se realizarán nuevas acciones enfocadas a la difusión de las artes escénicas en el marco del Plan Operativo de Internacionalización de la Cultura producida en España y de la nueva oficina de mediación EsCultura, se promoverán los intercambios de producciones escénicas con otros países, y se reforzarán y establecerán fórmulas de cooperación entre las líneas de actuación en el extranjero desarrolladas por la AECID, AC/E, Iberescena, Institutos Cervantes, Institut Ramón Llull, Institut d’Estudis Baleàrics, embajadas españolas en el extranjero, o iniciativas como Dance For Spain, entre otras.

[11] PROGRAMA DE FOMENTO DE LA AFICIÓN A LAS ARTES ESCÉNICAS Y DE LOS GRUPOS AFICIONADOS. En el marco del Plan Operativo de Acceso y Disfrute de la Cultura, se crearán vínculos de colaboración, participación, complicidad y enriquecimiento mutuo entre los profesionales del sector escénico y los aficionados y amantes de sus diversas artes. Como parte del Programa de Espacios, Compañías y Creadores en Residencia, de las actividades de los centros dependientes del INAEM y en el contexto del Plan Operativo de Acceso y Disfrute de la Cultura y de la Escuela de Espectadores (EDE), se fomentará la colaboración con los grupos aficionados de los diferentes territorios y que se interesan por distintas artes escénicas, así como el asesoramiento y la formación técnicos y artísticos. En este línea se impulsarán campañas escolares de talleres, encuentros con creadores, guías didácticas que acompañen a los espectáculos, asesoramiento a profesores de colegios e institutos, que hagan que los estudiantes visiten asiduamente los espacios escénicos y que, al mismo tiempo, las artes escénicas inunden los centros educativos. Así mismo, en diálogo con la comunidad educativa, se estudiará la incorporación en los planes de estudio de Primaria, Secundaria y Bachillerato, de materias vinculadas al conocimiento y la práctica escénicas.

MEDIDAS ESPECÍFICAS DE ARTES VISUALES

[1] REDES DE MUSEOS, RESIDENCIAS Y CENTROS DE RECURSOS. Se potenciarán de manera efectiva las redes de cooperación dentro de las diferentes instituciones públicas del Estado, así como con los organismos dependientes en el ámbito internacional. En este sentido, se recuperará una red de museos de arte que permita y agilice la cooperación entre instituciones de ámbito local, regional y estatal. Así mismo, se creará una red de residencias artísticas nacionales y centros de recursos de ámbito estatal.

[2] AUTONOMÍA DE LOS MUSEOS Y CENTROS DE ARTE. Para garantizar la autonomía y eficacia de los museos y centros de arte, dependientes del nuevo Ministerios de Cultura y Comunicación, se les dotará de una forma jurídica propia que garantice su autonomía en la gestión y evite las injerencias políticas. Se limitarán las externalizaciones de servicios para evitar que funciones fundamentales de centros de arte y museos queden expuestas a intereses de terceros, y para evitar que se produzcan situaciones de precariedad o estén a merced de intereses privados. Los concursos se realizarán siguiendo los principios de transparencia y buenas prácticas, en defensa del empleo y de la claridad informativa de la gestión.

[3] DESPOLITIZACIÓN E INDEPENDENCIA DE PATRONATOS. Se promoverán mecanismos dentro de los patronatos de museos, centros de arte e instituciones públicas culturales, para que se respeten su independencia y la profesionalidad de su gestión, manteniéndolos a salvo de intereses tanto políticos como económicos. En su funcionamiento primarán criterios de transparencia y se favorecerá la integración de asociaciones y profesionales de la sociedad civil.

[4] PROGRAMA DE CESIÓN DE ESPACIOS EN DESUSO PARA LAS ARTES VISUALES. Se desarrollará un programa de cesión de espacios de titularidad pública en desuso a proyectos, colectivos, cooperativas y asociaciones culturales promovidas desde la sociedad civil que desarrollen actividades con arraigo comunitario en el ámbito de las artes visuales. Este programa tiene como objeto terminar con la infrautilización o falta de acceso a los equipamientos públicos, así como poner al servicio de la cultura todo tipo de espacios abandonados o en desuso, aliviando las importantes necesidades logísticas del sector. Los espacios serán utilizados por la comunidad cultural para la educación, investigación, producción y exhibición. Se buscará tanto favorecer modelos de gestión y mantenimiento autónomos que responsabilicen a los propios usuarios, como tejer lazos con el territorio, generando una simbiosis entre creadores y vecinos, que contribuirá a la formación de hábitos culturales y a la cohesión social. Para ello, se elaborará un mapeo de equipamientos infrautilizados que se pondrían al servicio de la ciudadanía mediante acuerdos de cesión a entidades sin ánimo de lucro, cooperativas y colectivos de la comunidad cultural.

[5] PROGRAMAS DE EVALUACIÓN DE OBJETIVOS. Se desarrollarán programas de evaluación de objetivos que serán capaces de medir de manera profesional, extensiva y cualitativa el impacto de los proyectos públicos culturales en el terreno de las artes visuales, de forma que se pueda estudiar, evaluar y eventualmente mejorar tanto la calidad de los servicios como la implantación, el arraigo y el compromiso dentro del territorio donde los proyectos se enclavan.

[6] PROGRAMA DE SEGUIMIENTO DEL SECTOR DE LAS ARTES VISUALES, que incentive su profesionalización en materia de contrataciones, fiscalidad o transacciones, para favorecer la regularización y consolidación de las transacciones económicas que genera, incorporando el régimen de intermitencia propio del Estatuto del Artista y del Profesional de la Cultura en los términos explicados en el apartado de las Medidas Generales de este Programa.

[7] HOMOGENEIZACIÓN DEL IVA DE LAS TRANSACCIONES CULTURALES, estableciéndose un tipo reducido del 10% para todo el sector, de conformidad con lo establecido en las Medidas Generales de este programa. Los museos y centros de arte de titularidad pública estarán exentos del pago de IVA en las adquisiciones de obra para sus colecciones.

[8] PROGRAMA DE INCENTIVO AL COLECCIONISMO. En el marco del Fondo Social de la Cultura y de conformidad con las deducciones y los incentivos promovidos en el mismo y en la nueva Ley de Mecenazgo y Patrocinio, se desarrollará un Programa de Incentivo al Coleccionismo Individual en primer mercado que, de manera temporal pero urgente, sirva para dinamizar el mercado del arte español, que en la actualidad apenas alcanza un 0,7% de la cuota global y un 2,1% de la europea.

[9] REORGANIZACIÓN DE LOS PROGRAMAS DE BELLAS ARTES E HISTORIA DEL ARTE. En diálogo con la comunidad universitaria, se contemplará una reorganización de los programas de Bellas Artes e Historia del Arte, para adaptarlos al panorama artístico contemporáneo, atendiendo a las nuevas disciplinas, tecnologías y formas de expresión que han florecido en las últimas décadas, equiparándolas en importancia al resto de disciplinas. En este mismo ámbito se estudiarán otras medidas destinadas a poner al día la enseñanza artística universitaria: revisión de los programas de formación superior del profesorado de artes visuales; de los criterios de evaluación del profesorado; revisión completa y profunda de la figura del Profesor Asociado para recuperar la esencia con la que fue creada y facilitar la entrada a la universidad a profesionales de reconocido prestigio y trayectoria profesional; incentivo de programas de intercambio y movilidad de alumnado y profesorado; supresión de áreas disciplinares en favor de una educación transversal; incentivo de programas de innovación e investigación, etcétera.

[10] POTENCIMIENTO DE LA EDUCACIÓN EN MUSEOS, centros de arte e instituciones públicas culturales, haciendo que el programa educativo sea uno de los pilares fundamentales de la estrategia del centro y la experiencia del usuario. En la línea que marcan los países de nuestro entorno, se incentivarán programas educativos que vayan dirigidos a todo tipo de público y que busquen expandir la relación del museo con la comunidad. Se crearán programas cuyos contenidos sean, además, convalidables dentro de la formación reglada. Se revisarán los criterios sobre el perfil de las oposiciones y contrataciones de manera que la preparación y conocimientos del educador de museo se ajusten a las necesidades del puesto y la labor a desempeñar. Dichos departamentos de educación serán, además, parte integrante de la institución pública y se limitará la externalización de sus servicios, y se potenciará la contratación de personal propio y su autonomía.

[11] PROGRAMA DE COORDINACIÓN DE LA ACTUACIÓN EDUCATIVA EN ARTES VISUALES de universidades, institutos, colegios y otras instituciones con los correspondientes departamentos de museos, centros de arte y centros culturales. Así mismo, se favorecerán programas para desarrollar un tejido de cooperación entre los profesionales de la cultura y de la educación que revierta en una mejor preparación y experiencia del alumnado y de los propios profesionales.

[12] PROGRAMA DE FOMENTO DE PROYECTOS ARTÍSTICOS DE INNOVACIÓN SOCIAL, FINES EDUCATIVOS Y RETORNO SOCIAL. Se establecerán mecanismos en la asignación de recursos para el fomento de prácticas relacionadas con la investigación y producción artística que ofrezcan un retorno social y conecten con las necesidades de apreciación creativa de la ciudadanía. Para ello, se desarrollarán una serie de indicadores, ampliamente consensuados con el sector y respaldados por la ciudadanía, que permitan evaluar dichos aspectos. En este sentido, y en el marco de una aumento de las diversas artes en los currículos de la formación reglada, se incentivará que los centros educativos apuesten por la innovación con programas de investigación en el terreno de las artes visuales, que incluyan, entre otras, la transversalidad de las artes en otras disciplinas educativas, la educación sostenible, el desarrollo de la creatividad y de metodologías de enseñanza y aprendizaje alternativas, etcétera.

[13] DIGITALIZACIÓN Y CATALOGACIÓN DE ARCHIVOS Y FONDOS y desarrollo de plataformas coordinadas de acceso a los mismos para facilitar las labores de investigación, educación y acceso a la práctica artística en el ámbito de las artes visuales, en concordancia con la nueva Plataforma Pública de Cultura Abierta (PLACA).

MEDIDAS ESPECÍFICAS DE AUDIOVISUALES

A pesar de los buenos resultados de taquilla del 2014, el cine español sigue sumido en una crisis estructural que es la manifestación última de un fallo sistémico. De hecho, los datos provisionales para 2015 (a mediados de septiembre la cuota de pantalla estaba en el 12%: muy lejos del 23,6% que por esas mismas fechas se alcanzó el año pasado) parecen confirmar que 2014 fue una excepción. Es necesario recordar, además, que el excelente dato del año pasado (24,9%) se debió al éxito de cuatro películas (una de las cuales se llevó cerca del 50% de la recaudación total del cine español). El resto, como ya es habitual (en 2014 se produjeron cerca de 200 películas, la mayoría en condiciones artesanales) tuvo, en el mejor de los casos, una vida pública entre modesta y deficitaria y, en el peor, directamente, no la tuvo (el 25% de las películas españolas de 2014 no se estrenaron). Si a este grave problema de concentración sumamos la endémica incapacidad de nuestro cine para competir en los mercados internacionales, la reducción a la mitad de las ayudas públicas, las enormes dificultades que está encontrando el sector para adaptarse al ecosistema digital, la alarmante precarización de las condiciones laborales de sus trabajadores, la incapacidad, en suma, para consolidar un tejido industrial con una mínima autonomía, nos encontramos ante una situación muy preocupante que demanda cambios profundos.

El audiovisual español es un sector condicionado en exceso por unas ayudas públicas que, además, han sido gestionadas y administradas de manera que no han servido para fortalecer una mínima autonomía del sector. Es por eso que con cada nueva crisis, el sistema se desbarata. Un énfasis excesivo en la producción ha supuesto, por otra parte, una limitación de los incentivos al resto de los procesos: creación, distribución, exhibición, formación, consolidación de públicos y preservación del patrimonio.

El modelo que queremos impulsar con esta primera batería de medidas es un modelo integral que atiende al ciclo completo del audiovisual porque estamos convencidos de que no es suficiente con que las obras audiovisuales se produzcan: hace falta que esa producción sea diversa, que se distribuyan y que alguien quiera y pueda verlas en las mejores condiciones posibles. Es por eso que consideramos de vital importancia que se refuercen los procesos de formación de públicos, la investigación, el acceso y la preservación del patrimonio. Este cambio de paradigma no implica una puesta en cuestión de aquellas acciones tendentes a crear un tejido industrial sólido. Todo lo contrario. Somos muy conscientes de que la creación y consolidación de ese entramado industrial es un requisito previo e ineludible para el desarrollo cultural y económico del sector. Estamos convencidos de que los incentivos públicos son indispensables y han de potenciarse. Pero, al mismo tiempo, queremos insistir en que esas ayudas deben atender por igual a todas las etapas del ciclo vital de la obra audiovisual y que deben ser gestionadas de manera independiente y autónoma, lejos de las arbitrariedades que en el pasado han distorsionado estos procesos.

[1] NUEVO ICAA. En el marco de la creación del nuevo Ministerio de Cultura y Comunicación, se redefinirá la misión cultural, industrial y social del Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA) y, por extensión, su estatuto jurídico en la línea seguida en los últimos años por otras instituciones del Estado. Dicha transformación deberá venir acompañada por el diseño de nuevas funciones dentro del organigrama administrativo, por la creación de nuevos perfiles profesionales y por un incremento de su presupuesto que permitan al ICAA trabajar, en un entorno digital, en la consolidación de la creación, producción, distribución, exhibición, acceso, formación, consolidación de públicos y preservación del patrimonio, así como en la mejora de la promoción internacional del audiovisual español y la apreciación cultural y social del mismo por parte de la ciudadanía. Esta reformulación del ICAA traerá aparejada una redefinición de la misión y las funciones de Filmoteca Española que implicará, entre otras medidas, la creación una relación de puestos de trabajo estructurales de la propia Filmoteca para evitar así, en la medida de lo posible, las subcontrataciones.

[2] SECCIÓN DEL AUDIOVISUAL EN EL FONDO SOCIAL DE LA CULTURA. Dentro del Fondo Social de la Cultura, se constituirá una Sección del Audiovisual que, a diferencia del antiguo Fondo de Protección a la Cinematografía y al Audiovisual y de acuerdo con la nueva Ley de Mecenazgo y Patrocinio, no se nutrirá exclusivamente de los Presupuestos Generales del Estado sino de nuevas fuentes y fórmulas de financiación directamente vinculadas a la actividad del sector audiovisual, como podrían ser porcentajes o tasas sobre las entradas, los productos audiovisuales doblados o el número de copias en distribución de las películas, evitando, en cualquier caso, procesos de doble fiscalidad y aportación en cualquiera de estas medidas. Esta Sección servirá para apoyar y financiar todos los procesos del sector audiovisual: creación, producción, distribución, exhibición, formación, consolidación de públicos y preservación del patrimonio.

[3] REDEFINICIÓN DEL PAPEL DE LAS TELEVISIONES PÚBLICAS Y PRIVADAS EN LA FINANCIACIÓN DEL CINE ESPAÑOL. Se revisará la actual regulación que obliga a las televisiones a invertir en cine para que dicha inversión sirva realmente para apoyar a la producción independiente. Máxime, cuando el Real Decreto 988/2015 que desarrolla el artículo 5.3 de la Ley 7/2010 (y que el Consejo de Ministros acaba de aprobar un mes y medio antes de las Elecciones Generales), lejos de corregir las carencias de la medida original, entra en flagrante contradicción con el objetivo prioritario tanto de la Ley como del mencionado artículo: esto es, la promoción del derecho de los ciudadanos a la diversidad cultural. Por otro lado, las cadenas públicas (como ya sucede con otras entidades públicas europeas) impulsarán y potenciarán su papel de productoras. Se crearán comités públicos para que el proceso de selección de los proyectos en los que participen las televisiones públicas se rija por criterios de transparencia, equidad y pluralidad. Así mismo, para fomentar la diversidad audiovisual las televisiones públicas deberán dedicar un porcentaje de sus ingresos a la adquisición de títulos europeos (no españoles) y latinoamericanos en condiciones equilibradas de mercado.

[4] PROGRAMA DE APOYO Y DESARROLLO DE LA DISTRIBUCIÓN Y EXHIBICIÓN INDEPENDIENTES. En el marco del Plan Operativo de Fomento de la Diversidad Cultural se coordinarán las diversas experiencias de distribución y exhibición independiente que ya existen en España y se crearán nuevas redes de distribución y exhibición (públicas o mixtas) que devuelvan el espectáculo cinematográfico a aquellos lugares (especialmente zonas rurales, pero también capitales de provincia y otras ciudades) en los que ya no hay posibilidad de ver películas en una sala de cine. La programación de estas redes apostará por la diversidad cultural y se respetarán al máximo aspectos como la buena calidad de proyección de las obras. En este mismo sentido se reforzarán los incentivos de apoyo a la distribución y exhibición de obras de producción española y de aquellas propuestas que refuercen la diversidad cultural. Así mismo, se apoyará a aquellas plataformas españolas que se dedican a la distribución on-line de contenidos audiovisuales cuyos catálogos apuestan por la diversidad cultural.

[5] PROGRAMA DE ACCESO Y DISFRUTE DE OBRAS AUDIOVISUALES. En el marco el Plan Operativo de Acceso y Disfrute de la Cultura, se desarrollarán las siguientes acciones en el ámbito específico del audiovisual:

  • Se llevará a cabo un mapeo de todas aquellas experiencias de educación audiovisual no reglada que existen en España con vistas a la integración de todas ellas en una red educativa. Al mismo tiempo, la Escuela de Espectadores (un sistema de específico de mediación cultural y formación de públicos de carácter transversal, es decir, común a todas las artes) se encargará de llevar el cine y las obras audiovisuales a centros cívicos y culturales, con elementos didácticos y de participación. La EDE incluirá también un programa que lleve a los estudiantes al cine en horarios que no choquen con la programación comercial.
  • La educación del audiovisual, en particular, y la alfabetización mediática, en general, se incorporarán en los planes de estudio de Primaria, Secundaria y Bachillerato con la idea de crear una ciudadanía crítica y proactiva en su relación con el audiovisual y los medios de comunicación.
  • Para que las ayudas a la producción tengan un retorno social, aquellas obras audiovisuales que hayan recibido apoyo de la administración pública se difundirán, por un tiempo, medio o formato determinado y pasado el plazo suficiente desde la primera divulgación para asegurar su amortización y explotación, a través de una plataforma de alfabetización audiovisual integrada en PLACA y destinada a la comunidad educativa. Así mismo, se buscarán mecanismos para que las obras audiovisuales que hayan recibido apoyo de la Administración se integren en las redes públicas y mixtas de distribución y exhibición.

MEDIDAS ESPECÍFICAS DE COMUNICACIÓN Y DERECHO A LA INFORMACIÓN.

Nota: Para evitar agravios comparativos con los programas de las otras formaciones políticas hemos eliminado los aspectos relacionados con la comunicación.

MEDIDAS ESPECÍFICAS DE LIBRO Y LECTURA

Es sabido que el libro se está viendo obligado a reubicarse en una realidad tecnológica que no cesa de diversificarse e innovar en su oferta. Los tiempos más lentos de la lectura, así como el tipo de experiencia que supone, deben encontrar acomodo en un contexto preponderantemente audiovisual. Sin embargo, no es realista escudarse en dichas transformaciones para justificar alguna clase de bancarrota cultural a la que estaríamos abocados. En un contexto de desplome del empleo y de la renta, que ha hecho estragos en el consumo cultural, los responsables políticos del libro han respondido con desidia y sequedad de ideas, negándole al sector la atención que requiere.

[1] RECUPERACIÓN DE LA DIRECCIÓN GENERAL DEL LIBRO, ARCHIVOS Y BIBLIOTECAS. En el marco de la reorganización administrativa que supondrá la creación del Ministerio de Cultura y Comunicación, se recupera la Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas, desaparecida durante la reciente legislatura, con el objetivo de darle una gestión coherente y eficaz.

[2] PLAN OPERATIVO PARA UNA CIUDADANÍA LECTORA. Desarrollo y acciones específicas del plan enunciado dentro de las medidas transversales:

Colaboración estrecha entre las áreas de educación y cultura:

  • Nuevo impulso a las bibliotecas escolares, a las que se dotará de fondos actualizados, equipamiento tecnológico y de personal bibliotecario especializado necesario para ofrecer horarios de apertura útiles para el alumnado, así como un la reconversión de estos espacios en centros de formación y ocio cultural.
  • Además se pondrá en marcha, a semejanza del modelo inglés, un plan piloto de bibliotecas de doble uso: escolares y públicas, para sacar un mayor provecho a los espacios y recursos.
  • Recuperación y renovación de los Centros de Recursos del Profesorado para formar profesionales en la labor de animación a la lectura como mediadores y potenciadores de la lectura.
  • Reincorporación de la hora de lectura semanal en el currículo escolar de enseñanza primaria y secundaria.
  • Puesta en marcha de programas de familiarización con el mundo del libro y la lectura que permitan las visitas a colegios de autores, ilustradores, diseñadores, editores, libreros, y demás actores relacionados con la cadena de creación, producción y difusión del libro.
  • Creación de un órgano coordinador de bibliotecas públicas y otro, de escolares.
  • Establecimiento en los programas de estudio en los grados de Magisterio, Pedagogía y Filosofía programas formativos de dinamización lectora acompañados de prácticas en centros educativos, bibliotecas y otros espacios relacionados con la lectura para fomentar el habito lector entre niños y jóvenes.
  • Impulso del uso de las nuevas tecnologías y nuevos soportes lectores como vehículos de promoción lectora, a través de ampliación de la oferta de contenidos digitales y adecuación de los precios con la demanda.

Puesta en valor desde la Administración:

  • Reconversión del Observatorio del Libro y la Lectura, órgano en desuso, en un Centro Nacional del Libro, a semejanza del modelo francés. Será un organismo en colaboración con las entidades privadas y que sirva de enlace con Latinoamérica. De ese órgano dependería, por ejemplo, un Plan de Lectura para el Ámbito rural
    o la organización de Campamentos de lectura (al igual que los hay de deportes).
  • Impulso de un Congreso Nacional de la Lectura que explicite la formación de una ciudadanía lectora como prioridad nacional, atraiga a mediadores, personal bibliotecario y demás especialistas en lectura, tanto nacionales como internacionales y sirva de motor de investigación en nuevas estrategias de fomento de la lectura, comprensión lectora e innovación digital.

Modernización y actualización bibliográfica de la red de bibliotecas:

  • Se adoptarán medidas destinadas a adaptar las bibliotecas a los nuevos hábitos culturales y los nuevos soportes de lectura para reconectarlas con la ciudadanía y transformarlas en centros de ocio, encuentro y formación.
  • Recuperación de presupuestos públicos para la compra de nuevos títulos y de suscripciones a publicaciones periódicas, garantizando políticas de descentralización en los procesos de adquisición de ejemplares. La compra de títulos se realizará, de nuevo, a través de las librerías, devolviéndoles así un apoyo importante en tiempos más que difíciles.
  • Creación de una plataforma pública de código abierto para la gestión del préstamo de libros electrónicos a los usuarios.
  • Establecimiento de un carnet único de bibliotecas en todo el Estado con el objetivo de volverlas más accesibles y cómodas para la ciudadanía.
  • Actualización de los equipamientos tecnológicos: modernización de los equipos y ampliación de los servicios de Internet, con el objetivo, entre otros, de subsanar la brecha digital.
  • Fomento del trabajo coordinado con el tejido social de proximidad (centros educativos, educadores sociales, asociaciones vecinales, etcétera) y con los restantes miembros de la cadena del libro y actores culturales (actores, cineastas, guionistas, músicos, dramaturgos).
  • Garantizar el rigor de los estudios de campo como herramienta para cartografiar y estudiar los hábitos e intereses en torno a la lectura. Para ello se relanzará el estudio Barómetro de Hábitos de Lectura, abandonado en 2012, se promoverá una Encuesta Nacional de Lectura y se aumentará la periodicidad del estudio de Opiniones y Actitudes de los usuarios de Bibliotecas Públicas.

Políticas comunicativas sensibles a la lectura:

  • Dentro del marco del Plan Operativo de Acceso y Disfrute de la Cultura, se potenciarán espacios en medios de comunicación para la difusión y promoción de los libros y de la lectura.
  • Favorecer la implicación de actores externos al mundo del libro (deportistas, músicos, actores, etcétera), de modo que contribuyan a revertir la posible caída del interés por la lectura frente a otras experiencias culturales y formas de entretenimiento.
  • Participar en campañas de liberación de libros, aportando especial valor al espacio urbano como escenario cultural, de modo que se descubra el patrimonio regional.

[3] PLAN DE APOYO Y DINAMIZACIÓN DE LAS LIBRERÍAS. Garantizar la supervivencia de este eslabón de la cadena del libro, crucial en el trato con el lector y en la conservación de la diversidad editorial frente a la tendencia monopolística de la venta digital.

MEDIDAS ESPECÍFICAS DE MÚSICA

La música posee un valor intrínseco como derecho inalienable de cada ciudadano, al tratarse de un bien cultural, educativo y social de primer orden. Del mismo modo que se impulsa la práctica deportiva como fomento de una vida sana, debe promoverse una música de base como ámbito para el pleno desarrollo. La administración debe proteger tanto su aprendizaje y escucha, como la creación y difusión de su diversidad. Para ello es necesario dar cobijo a una nueva cultura musical que contribuya decisivamente a conseguir que la diversidad que existe sea accesible y visible para todos y se convierta en lugar de encuentro colectivo y crecimiento de la persona. Las directivas europeas así lo ordenan y países como Suiza han llegado a incluir el derecho a la formación musical en su Constitución.

A esto hay que añadir que el sector profesional de la música española constituye una industria dinámica que está impulsada por una gran creatividad y que implica a un gran número de trabajadores. Sin embargo, en 2015, su potencial resulta tan enorme como la emergencia de la situación de crisis que atraviesa. Los escenarios de las músicas clásica y popular, aún con todos los matices que puedan hacerse entre ambas, coinciden en su debilidad y descuido por parte de lo público, que ha llevado a una tendencia maximalista que excluye la accesibilidad y la diversidad. En ambos casos, el panorama es de decadencia de la situación laboral de unos trabajadores en parte abandonados a su suerte y de iniciativas empresariales que requieren estímulo y reorientación inaplazables. La sostenibilidad futura de estos dos complejos ecosistemas parece hoy más que nunca depender de su propia capacidad de reinvención y autogestión. Sin embargo, se vuelve injustificable que ello quede a merced de esos mismos mecanismos del mercado que precisamente han creado tal desfavorable situación. Para que logre una propia sostenibilidad es apremiante tomar medidas legislativas inmediatas, muchas de ellas de coste cero, así como algunas medidas de desarrollo que sostengan e impulsen el sector. Invertir en una industria musical española fuerte puede ofrecer alta rentabilidad. Pero hoy no sólo vale con protegerla: debe generarse un plan de choque urgente y específico para ella.

Sin sostenibilidad del sector, la diversidad parece imposible. En realidad, la situación actual no nos sitúa sólo ante una situación de emergencia sectorial sino ante una dicotomía cultural: ¿Deseamos que la música en España se disuelva en un entramado de grandes intereses cada vez más externalizado, monopolista y privatizado? ¿O, por el contrario, queremos que la música siga siendo rica y diversa, abierta a nuevos sonidos, fruto de la creatividad y el riesgo artístico (y no de los planes de departamentos de marketing), puesta en común y valorada y sometida a crítica por las nuevas generaciones?

Podemos desea y cree en la segunda opción. Una de las formas en que las instituciones pueden potenciar la diversidad y accesibilidad de la música es legislar para tratar de hacer visible lo que hoy es difícil de ver y poner en valor aquello que no se valora. Mediante políticas musicales orientadas, la Administración puede servir de contrapeso a las dos tendencias crecientes más nocivas para la diversidad y la sostenibilidad cultural de las músicas que el mercado marca: la uniformidad y la desvalorización. Por ejemplo, invirtiendo en difusión musical en los medios de comunicación de Radio y TV públicos e ideando otros nuevos en el entorno de Internet.

La programación pública de músicas clásicas y populares en directo es de poca relevancia. Actualmente, la Administración no pone los medios ni da facilidades para que el gran público pueda escuchar música más allá de los canales habituales. Los espacios públicos (desde casas de cultura y centros culturales, a teatros, museos, plazas o parques) están infrautilizados en cuanto a programación musical. A menudo, el sector percibe en las programaciones malas prácticas que tienen que ver con diversas formas de corrupción o falta de transparencia. Desde el punto de vista de la oferta privada, mucho más desarrollada pero aún así demasiado poco diversa, existe un problema de concentración y centralismo de la oferta. Mientras que las grandes capitales aparecen saturadas, la mayor parte de las ciudades y pueblos más pequeños permanecen ajenos. Sólo el fenómeno de los macro-festivales equilibra de modo algo tramposo la balanza. Ello contribuye a que las escenas y las programaciones de esos municipios más pequeños mengüen y se invisibilicen.

Existe una grave desconexión entre la escuela y la música viva. Con la LOMCE se ha contribuido a la merma de su presencia en las aulas. Pero más allá de esta cuestión crucial, cuando la música ha estado presente en el plan de estudios, en general es anecdótica en la vida escolar. Se ve como un entorno lejano y hostil y olvidando sus potencialidades educativas, al convertirse en parte del currículo y no en un juego que se haga espontáneamente desde la infancia. No se trata simplemente de incluir más horas de música en los planes, sino de equipararla en importancia a la danza, el arte y el teatro, a la lengua y al deporte.

[1] LEY DE LA MÚSICA. Dentro del nuevo Pacto por la Cultura, se desarrollará una Ley de la Música que defienda la diversidad y complejidad del ecosistema musical en toda su extensión: desde sus formas más vanguardistas o minoritarias hasta las más masivas e industriales, y desde los trabajadores profesionales a la música amateur o “de base”. Englobará con perspectiva sistémica los ámbitos del acceso ciudadano, la creación, la producción, distribución y exhibición, la investigación, formación, conservación y difusión, etcétera. Dotará al sector de un marco legal específico que defienda su actividad como bien social de interés general, como patrimonio cultural y como sector de creación cultural y de productividad industrial. También protegerá tanto la accesibilidad a la música por parte de la ciudadanía como a sus creadores e intérpretes para garantizar la sostenibilidad del sector y la diversidad musical, delimitando sus mecanismos de financiación y las ayudas públicas y privadas de que dispondrá. Así mismo, garantizará las buenas prácticas y la deontología profesional de la actividad empresarial musical en el ámbito estatal.

[2] Revisión y ampliación del CURRÍCULO DE MÚSICA EN TODA LA EDUCACIÓN OBLIGATORIA. En diálogo con la comunidad educativa, se apostará por equiparar la enseñanza musical al resto de materias instrumentales, como disciplina de desarrollo de la inteligencia emocional, el trabajo en grupo, el sentido crítico y la creatividad. Se pondrá especial énfasis en su implantación en las primeras etapas y se impulsarán las nuevas formas de creación e interpretación musical por medio del conocimiento de los estilos y medios actuales. El objetivo será formar a los alumnos en la música viva, creativa y participada, resaltando su parte lúdica y su capacidad como vehículo para valores y otros conocimientos como el del uso de las nuevas tecnologías.

[3] PROGRAMA DE CHOQUE PARA LA MÚSICA EN DIRECTO. Se desarrollará un paquete de medidas que estimulará la actividad de todos los profesionales (músicos, promotoras, técnicos, etcétera) especialmente en el hoy asfixiado circuito de salas pequeñas y medianas. Por una parte, se dotará a la música en vivo de un nuevo marco legal, que proteja y fomente la actividad como bien cultural y patrimonio vivo y no como problema de orden público. A este respecto, se revisará la legislación en cuanto a multas y limitaciones de acceso a menores, como ya se ha hecho en distintas comunidades y municipios. Por otra, se impulsarán, en el marco de la Ley de Mecenazgo y Patrocinio, las inversiones, incluida la revisión y redimensionalización de la convocatoria Girando Por Salas (GPS) y la promoción de la creación de un circuito estatal de Casas de Música, a través de la recuperación y adaptación para iniciativas de programación musical sostenible de espacios abandonados o infrautilizados.

[4] PROGRAMA ESPECÍFICO DE VISIBILIDAD DE LA DIVERSIDAD MUSICAL PRODUCIDA EN ESPAÑA A TRAVÉS DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN PÚBLICOS. Mediante éste, y dentro del Plan Operativo de Acceso y Disfrute de la Cultura, se ocuparán espacios específicos en horario no marginal, con criterios objetivos y artísticos, para programas musicales atractivos. Se establecerán cuotas (por encima del 40%), en la música programada en RTVE, de música producida en España. Igualmente, se establecerán cuotas de emisión de música en las lenguas co-oficiales de España en las cadenas y emisoras privadas, siguiendo los modelos alemán y francés.

[5] PLATAFORMA PÚBLICA DE STREAMING MUSICAL JUSTO. Con similares objetivos que en la medida anterior y en consonancia con el Plan Operativo de Acceso y Disfrute de la Cultura, se estudiará la creación de tal plataforma gratuita para el público y sin costes para el músico/productor, que servirá como herramienta de difusión e inmersión cultural y educativa que ayude a equilibrar la relación de público y músicos y la diversidad y sostenibilidad de la pequeña y mediana industria musical.

[6] ADECUACIÓN DEL FUNCIONAMIENTO DE LAS ENTIDADES DE GESTIÓN DE DERECHOS DE AUTOR. Como medida inmediata y previa a la elaboración de la nueva Ley de Propiedad Intelectual, se acometerá una modificación de las condiciones de las entidades de gestión de derechos de autor. Se revisará el Artículo 71 de la actual ley, a fin de evitar que los contratos editoriales de los músicos sean a perpetuidad, usando un modelo de cesión más justo como el del texto literario. Se garantizará el cumplimiento, por parte de las entidades de gestión, de las condiciones de democracia, transparencia y sostenibilidad incluidas en la Directiva 2014/26/UE. Con el cumplimiento de dichas condiciones, el autor será más responsable de su repertorio pudiendo elegir de esta forma la licencia que prefiera para sus obras, ya sean comerciales o no comerciales. Se impulsará la creación de una ventanilla única de cobro (como corporación de derecho público), para evitar de esta forma monopolios en la gestión del cobro de derechos no correspondientes al repertorio de las entidades. Se establecerá una cuota de protección del autor con nacionalidad o residente en España así como otras medidas encaminadas a lograr mejor gestión de los derechos de propiedad intelectual de los creadores e intérpretes.

[7] REVISIÓN Y REFORMA DEL CENTRO NACIONAL DE DIFUSIÓN MUSICAL. Se evaluarán las posibilidades de este Centro (dependiente del INAEM) como organismo promotor y coordinador de la diversidad musical producida en España, que contemple todos los tipos de música que se produzcan en el Estado, tanto popular como clásica y contemporánea. Entre sus funciones estarán la promoción y difusión de la música española dentro de España así como, de acuerdo con el Plan Operativo de Internacionalización de la Cultura producida en España, del impulso y promoción de los artistas emergentes y la defensa y recuperación del patrimonio musical. Así mismo, aportará a las programaciones públicas una oferta internacional diversa y sostenible. Por otro lado, el Centro tendrá la función de generar programas pedagógicos que apoyen esta difusión y complementen los programas educativos de música en formación básica, secundaria y bachillerato, aproximando de esta forma la música viva a las aulas para promover la generación de nuevos públicos.

[8] COMISIONES DE LA MÚSICA. En el marco de los nueva Asamblea de Profesionales de la Cultura, se formará una Comisión de la Música, con participación rotativa y representativa del sector musical en toda su amplitud, de funcionamiento plural, participativo y transparente. A fin de permitir la efectividad de su gestión, tendrá carácter consultivo o vinculante, en función del objeto de su deliberación. Será interlocutor directo del Ministerio de Cultura y Comunicación y, en colaboración con la Comisión de la Música que también se formará en el seno del Observatorio Ciudadano de la Cultura, examinará las políticas culturales relacionadas con la música, velando por la protección y desarrollo del ecosistema musical desde criterios sociales y artístico-culturales.

[9] NUEVO CENTRO DE DIFUSIÓN Y RECUPERACIÓN DEL PATRIMONIO MUSICAL ESPAÑOL. El nuevo Centro de Difusión y Recuperación del Patrimonio Musical Español colaborará con todas las entidades que trabajen en la recuperación del patrimonio musical español a fin de funcionar como una plataforma que favorezca la coordinación de los centros y evite las duplicidades de la gestión pública. Se valdrá de los centros de exhibición dependientes del INAEM, para la presentación pública de su labor de recuperación por medio de espectáculos, conciertos y actividades de diverso tipo que acerquen el trabajo del Centro al gran público.

[10] NUEVA FONOTECA NACIONAL ESPAÑOLA. Se creará la Fonoteca Nacional Española que coordinará, unificará y redimensionará todas las iniciativas de este tipo ya existentes (Biblioteca Nacional, Archivo RTVE, Centro Nacional de Documentación de Música y Danza, etcétera) en una única institución. Servirá como archivo fonográfico de la música española y, en coordinación con el nuevo Centro de Difusión y Recuperación del Patrimonio Musical, lo hará accesible para el público. Además, fomentará la investigación musical y contará con una red de centros, diseminados físicamente por el territorio, destinada a hacer visible su archivo.

[11] PROGRAMA DE FOMENTO DE LA PRÁCTICA Y CREACIÓN MUSICAL AMATEUR. A fin de hacer aflorar y facilitar la práctica y creación musical en diversos entornos no profesionales, y en especial para facilitar los primeros pasos de los artistas músicos emergentes, se estudiará una fiscalidad que facilite el desarrollo amateur de la actividad musical sin que deba registrarse como actividad profesional. Se fijará una cantidad de ingresos anuales y de actividad para definir los límites legales del desarrollo de la actividad, si supone una forma de complemento económico o, por el contrario, aporta un rédito económico que pueda ser contemplado como actividad profesional. Además, de acuerdo con el Programa de Choque para la Música en Directo, el Programa Específico de Visibilidad de la Diversidad Musical, las Comisiones de la Música de la Asamblea de Profesionales de la Cultura y del Observatorio Ciudadano de la Cultura, la nueva Fonoteca Nacional, el nuevo Centro de Difusión y Recuperación del Patrimonio Musical, las casas de la música, etcétera, se impulsará la actividad musical amateur. Este programa incluirá el impulso de la actividad musical popular en la calle dentro del correspondiente marco de convivencia.

MEDIDAS ESPECÍFICAS DE PATRIMONIO

Tenemos la convicción política de trabajar para que toda la ciudadanía pueda tener acceso a la cultura y al patrimonio. Por ello. nuestra intención es que el valor del patrimonio cultural sea reconocido, en un momento de crisis, para crear una sociedad basada en valores democráticos.

España es el segundo país del mundo en cuanto a número de bienes inscritos en la lista de Patrimonio Mundial. El arte, la arquitectura, las costumbres populares, la tradición oral y un sinfín de elementos han ido constituyendo una identidad diversa que hoy compone la idiosincrasia de nuestra cultura y la plurinacionalidad de nuestro país.

El patrimonio desempeña un papel específico en la consecución de los objetivos estratégicos de Horizonte Europeo 2020 en favor de un “crecimiento inteligente, sostenible e integrador”, porque tiene repercusiones económicas y sociales y contribuye a la sostenibilidad medioambiental. Por ello, desde Podemos, adoptamos las líneas estratégicas y criterios planteados en la Convención de Faro de 2005.

El patrimonio tiene importantes repercusiones económicas, ya que a través de su gestión y dinamización sirve de motor del desarrollo social, fomenta un turismo sostenible y responsable y posibilita la rehabilitación de entornos urbanos y rurales, además de generar un potente valor identitario por sí mismo. Le corresponde a la Administración del Estado garantizar la conservación del patrimonio histórico, así como promover el enriquecimiento del mismo y fomentar el acceso de toda la ciudadanía. La necesidad de conservar y proteger nuestro patrimonio es prioritaria porque desde el inicio de la crisis, la inversión en patrimonio se ha visto drásticamente recortada.

Por ello es fundamental y prioritario revertir esta situación a través de la creación de planes operativos, apostando por la conservación preventiva y por la sostenibilidad de una forma transparente, para asegurar que la sociedad pueda seguir disfrutando del patrimonio en todos sus sentidos.

Desde Podemos nos hacemos eco del déficit de materias relacionadas con el patrimonio que existe en los programas educativos, así como la indefinición de las profesiones relacionadas con éste. Por ello, y siguiendo las directrices de Horizonte europeo 2020, trabajaremos para fomentar la sensibilización de la población en el patrimonio cultural y la creación de un marco definido profesional.

Es necesario proteger el patrimonio rural como asunto de interés general por su autenticidad, su fragilidad y por ser el más claro reflejo de la interacción del ser humano en el territorio a lo largo de los siglos. La gestión del patrimonio tiene un gran potencial en la creación de empleo y ayuda en la consolidación de la habitabilidad de los territorios mediante la puesta en valor de elementos que forman parte de su propia identidad.

El apoyo a los programas de investigación debería ser una de las líneas prioritarias dentro de las distintas áreas del patrimonio, incentivando los proyectos y colaboración de las instituciones y centros de poca visibilidad. Además, en el ámbito de investigación arqueológica, se deberán habilitar espacios e infraestructuras públicos que sirvan de apoyo para el estudio y restauración de los materiales arqueológicos de excavaciones obligatorias.

Defendemos el turismo con enfoque cultural sostenible. Las políticas de gestión, en este sentido, tendrían que dirigirse a fomentar la visibilidad de nuestro patrimonio en el extranjero y a conservar y proteger los monumentos ya que, debido al estado ruinoso de muchos de ellos o a su cierre total por la crisis, se ha perdido parte de la afluencia turística.

A pesar de que la cultura genere un empleo de alrededor del 3% del total, la mayor parte son empleados públicos y el número de convocatorias ha descendido drásticamente en los últimos años. Este hecho ha provocado un descontento general y que los profesionales del sector se hayan visto obligados a emigrar a otros países donde el acceso a este tipo de perfiles responde a un modelo de contratación directa.

No somos indiferentes tampoco a la problemática del acceso a los archivos. Los recortes en Cultura, han afectado a los recursos de los archivos privándolos de fondos suficientes para garantizar la reproducción ágil de referencias documentales, la continuidad de las políticas de digitalización y el apoyo a proyectos en este sentido.

[1] NUEVA LEY DE PATRIMONIO CULTURAL. Esta nueva ley tendrá como función la salvaguarda del patrimonio, entendiendo por salvaguarda las acciones de identificación, documentación, investigación, conservación preventiva, protección, mejora, revitalización y gestión; todo ello desde una perspectiva de gestión sostenible y haciendo énfasis en la creación de planes operativos. Dentro de esta ley se simplificarán las categorías de los bienes y de las figuras de protección patrimonial. Esta síntesis de tipos de protección favorecerá la agilidad de trámites burocráticos y hará más efectiva la protección de los bienes patrimoniales.

[2] APLICACIÓN REAL Y RESPONSABLE DEL 1,5% CULTURAL. El 1,5% Cultural deberá ser aplicado a todos los bienes culturales, no sólo a los inmuebles. Irá destinado al Fondo Social de la Cultura y desde allí será regulado con total transparencia en la adjudicación, haciendo campañas de divulgación para que las entidades que pueden solicitarlo estén informadas, tal y como contemplará la nueva Ley de Mecenazgo y Patrocinio. Se asignarán los proyectos mediante un código de equilibrio geográfico y equilibrio entre los distintos aspectos del patrimonio (investigación, difusión, intervenciones, etcétera) y los diferentes tipos de patrimonio, realizándose así la ampliación efectiva del principio de solidaridad establecido en la Constitución.

[3] PROGRAMA DE DINAMIZACIÓN TERRITORIAL MEDIANTE LA PUESTA EN VALOR DEL PATRIMONIO. Ante la despoblación y el abandono de las zonas rurales del interior de nuestro país, sentimos la obligación de realizar un proyecto para la mejora y revitalización de territorios abandonados progresivamente durante las últimas décadas y responder así a la demanda surgida desde plataformas ciudadanas. El rápido crecimiento urbano no sólo tiene consecuencias económicas, sino también medioambientales, sociales y culturales para el patrimonio histórico de las zonas rurales. A su vez, la gestión de este patrimonio supone un potencial dinamizador de la vida económica, un recurso o factor de desarrollo, una expresión del tejido social y una demostración de calidad de vida.

Procuraremos la recuperación de las zonas despobladas por medio de la adhesión a los programas Horizonte 2020 surgidos desde la Unión Europea y que precisan el impulso de las instituciones estatales, autonómicas y locales para obtener una serie de categorizaciones que les permitan acceder a fondos FEDER. Con ellos se fomenta la dinamización de estos territorios por medio de la recuperación de su patrimonio, tanto material como inmaterial, haciendo valer la idiosincrasia y los valores propios de los pueblos antes de que desaparezcan.

[4] RECUPERACIÓN DE LOS BIENES INMATRICULADOS POR LA IGLESIA CATÓLICA. Las movilizaciones ciudadanas han desvelado numerosos casos de inmatriculaciones de bienes históricos que han conseguido la aprobación de la Ley 13/2015, que modifica la Ley Hipotecaria antigua para eliminar el privilegio registral por parte de los diocesanos. Esta reciente modificación no tiene carácter retroactivo, con lo que se produce una amnistía sobre los bienes inscritos por la Iglesia Católica sin presentar título de propiedad. Por ello, aprobaremos una ley que declare nulas todas las inscripciones realizadas en virtud de los artículos 206 de la Ley Hipotecaria y 304 del Reglamento Hipotecario. La Iglesia Católica podrá inscribir los que le pertenezcan en propiedad siguiendo el procedimiento utilizado por toda la ciudadanía. Por otro lado, devolveremos a los municipios y/o entes públicos o personas físicas o jurídicas, todos los bienes, edificios o espacios que carecían del título escrito de dominio hasta el momento en el que la Ley 13/2015 se aprobó, y que han sido objeto de inmatriculación.

[5] TASA PATRIMONIAL Y DEDUCCIÓN DE IMPUESTOS POR FINANCIACIÓN DE ACTIVIDADES ARQUEOLÓGICAS DE CARÁCTER OBLIGATORIO. Implementaremos mecanismos que, a través de políticas fiscales, posibiliten trasvases de recursos desde la empresa privada que vive y se beneficia del patrimonio a políticas de conservación, protección o difusión del patrimonio histórico teniendo en cuenta el principio de solidaridad.

Desarrollaremos medidas en materia de financiación de las actividades arqueológicas previas de carácter obligatorio en las obras de construcción y en los casos reflejados en la Ley de Patrimonio Cultural, a fin de facilitar el que los promotores inmobiliarios realicen dichas actividades. Esta medida contribuirá a fomentar el deseo de la sociedad civil de habitar en los cascos históricos municipales y evitará que se aprueben presupuestos cada vez más bajos en la investigación e intervención arqueológica, hecho que ha provocado una pérdida de la calidad de la investigación del patrimonio intervenido, su degradación y la percepción de irresponsabilidad de la Administración por parte de la ciudadanía.

[6] MEJORA DEL FUNCIONAMIENTO Y ACCESIBILIDAD A LA DOCUMENTACIÓN EN ARCHIVOS DE CARÁCTER PÚBLICO. Modificaremos el Real Decreto 1708/2011 por el que se establece el Sistema Español de Archivos y se regula el Sistema de Archivos de la Administración General del Estado y de sus Organismos Públicos y su régimen de acceso, para que los investigadores puedan acceder a documentación referente a actos de naturaleza política, independientemente de cualquier interpretación. Esta modificación será diseñada conjuntamente con la comunidad investigadora, colectivos y recogerá las recomendaciones formuladas en el Libro Blanco sobre el acceso a los archivos y la Memoria Histórica. Procuraremos la autorización general para la reproducción de documentos a través de cámaras fotográficas sin flash en los grandes archivos de titularidad estatal por razones de agilidad, eficacia, reducción de costes (humanos y materiales), ecológicas y, sobre todo, de conservación, ya que una menor manipulación supone reducir el riesgo de deterioro.

A través de la creación de la Fonoteca Nacional Española y del impulso de la Filmoteca Española, ya existente, se fomentará la recuperación, conservación, investigación, difusión y accesibilidad a la ciudadanía de bienes patrimoniales que forman parte de la memoria social.

MEDIDAS ESPECÍFICAS DE PROPIEDAD INTELECTUAL

Convocaremos a representantes de la ciudadanía, titulares de derechos, industrias culturales y empresas tecnológicas para alcanzar y promover un nuevo pacto social que, respetando el marco de la normativa europea vigente, equilibre sus intereses sociales y configure un sistema de Propiedad Intelectual más equitativo, sostenible y justo, con los objetivos de garantizar el derecho de la ciudadanía al acceso a la cultura, la protección y autonomía de los creadores, la pluralidad y flexibilidad de modelos de difusión cultural en el entorno digital y la sostenibilidad e impulso de los sectores culturales.

[1] AMPLIACIÓN DE LOS LÍMITES A LOS DERECHOS DE AUTOR. Posibilitaremos nuevos usos legales gratuitos y sin necesidad de autorización expresa del titular de obras protegidas en los siguientes supuestos:

  • En el ámbito de la enseñanza e investigación, ampliaremos el límite de ilustración a la enseñanza dispuesto en la norma.
  • En el ámbito de la creación de obras derivadas de obras protegidas cuando se realicen sin ánimo de lucro, ampliaremos el límite de parodia para legalizar usos que hasta ahora no se encuentran amparados por la norma (memes, etc.).
  • En el ámbito de la cita de la obra protegida, la redacción de la norma deja fuera la mayor parte de los usos que deberían estar amparados por el límite de cita. Proponemos adaptarla al contexto y la realidad actuales.
  • En el ámbito de la copia privada, estamos a la espera de la resolución de las cuestiones prejudiciales elevadas por el Supremo que traen causa del recurso interpuesto por las Entidades de Gestión en relación con la atribución del pago de la Compensación equitativa por copia privada a Presupuestos Generales del Estado. Estamos a expensas de la validez o no del mecanismo de compensación actual hasta la resolución de dichas cuestiones. No obstante, nuestra voluntad es ampliar el concepto de copia privada, dado que la redacción actual en la última reforma ha reducido su amparo y está muy alejada de los usos actuales.

[2] CONTROL Y TRANSPARENCIA EN LAS ENTIDADES DE GESTIÓN. Desarrollaremos mecanismos que aseguren la gestión responsable y transparencia en las entidades de gestión a través de las siguientes acciones:

  • Reforzaremos los mecanismos de control externo de las entidades de gestión, especialmente en lo relativo a la fijación de sus tarifas y a los criterios de uso efectivo y en su caso el de disponibilidad en los que debe basarse su cálculo.
  • Impulsaremos la variedad en los contratos de adhesión a las entidades de gestión de los socios, siendo imperativo que existan opciones de gestión que no incluyan la cesión de derechos exclusivos de explotación.
  • Promoveremos que las entidades de gestión de derechos garanticen el ejercicio de los derechos de gestión colectiva obligatoria que la norma considera irrenunciables a todos aquellos titulares que quieran ofrecer sus obras mediante licencias abiertas, no propietarias o libres.
  • Relajaremos los requisitos legales para la creación de entidades de gestión.
  • Reforzaremos los mecanismos de control interno de las entidades de gestión, transponiendo los tres extensos artículos 8, 9 y 10 que la Directiva 2014/26/UE dedicaba a dicho control interno, y que no fueron incorporados en la anterior reforma de la Ley de propiedad Intelectual, esto es: (i) criterios para la organización de la asamblea general de los miembros de la entidad de gestión colectiva, (ii) implementación de un órgano que ejerce la función de supervisión en la entidad y (iii) una serie de obligaciones de las personas que dirijan las actividades de la entidad de gestión colectiva.
  • Flexibilizaremos la disposición sobre la ventanilla única. No consideramos imperativa la creación de una supra-entidad de gestión ad hoc que gestione todos los derechos, como propone la norma, basta con crear una estructura de gestión centralizada dependiente del Ministerio de Cultura, que usaremos para acercar a la ciudadanía la labor de las entidades de gestión, dar publicidad a sus repertorios y fomentar la consulta de las tarifas globales de cada tipo de licencia.
  • Redactaremos la norma para incluir la opción de una administración profesional de las entidades de gestión, que hasta ahora estaba excluida con la referencia a los “socios administradores” como única opción de gestión.
  • Incluiremos dentro del régimen sancionador no sólo a las propias entidades sino también a sus administradores, excluidos hasta la fecha.
  • Estableceremos la búsqueda activa de titulares en todas las entidades de gestión, si una entidad de gestión recauda por un titular no socio, estará obligada a emplear recursos para buscar a dicho titular y hacerle llegar su remuneración o compensación.

[3] PLURALIDAD Y FLEXIBILIDAD DE MODELOS DE DIFUSIÓN CULTURAL EN EL ENTORNO DIGITAL. Para potenciar la pluralidad y flexibilidad de modelos de difusión cultural en el entorno digital a través de las siguientes acciones:

  • Eliminaremos el canon AEDE o Tasa Google, que de facto ha sido una medida ineficaz de la que hasta sus impulsores se han arrepentido.
  • Apoyaremos y fomentaremos las plataformas de acceso legal a obras y contenidos culturales digitales, impulsando nuevos modelos de negocio que ofrezcan alternativas legales y atractivas a la ciudadanía. Para ellos, estableceremos un marco de mediación entre los titulares de derechos sobre las distintas ventanas de explotación de las obras y dichas plataformas digitales de acceso legal.
  • Repensaremos el modelo actual de acceso, descartando un modelo basado en la persecución a usuarios que descarguen contenido sin ánimo de lucro. Con vistas a alcanzar un modelo justo y equilibrado que atienda al libre acceso de la ciudadanía a la cultura y a la indispensable sostenibilidad de los autores, titulares de derechos, industrias culturales y empresas tecnológicas, se creará una comisión experta con representación de todos los agentes implicados con el compromiso de proponer dicho modelo antes del final de la legislatura.
  • Impulsaremos la difusión sin ánimo de lucro y el acceso legal y gratuito a obras nuevas financiadas con dinero público, por un tiempo, medio o formato determinado y pasado el plazo suficiente desde la primera divulgación para asegurar su amortización y explotación, en consonancia con la actividad de la nueva Plataforma de Cultura Abierta (PLACA).
  • Priorizaremos el software libre sobre el privativo en las administraciones públicas cuando existan herramientas libres equivalentes a las propietarias.
  • Devolveremos al poder judicial la competencia exclusiva de decidir qué páginas webs y servicios de la sociedad de la información infringen o no la normativa sobre propiedad intelectual y sus consecuencias, deshaciendo la atribución que la denominada Ley Sinde-Wert realizó a una Comisión dependiente del actual Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

[4] PROTECCIÓN Y AUTONOMÍA DE LOS CREADORES. Protegeremos a nuestros creadores y aumentaremos su autonomía a través de las siguientes acciones:

  • Reconoceremos explícitamente como autores a los periodistas, a todos los efectos sea cual sea su relación laboral, y abarcando toda su obra.
  • Reconoceremos explícitamente como autores a los directores de escena y diseñadores escénicos y audiovisuales, a todos los efectos sea cual sea su relación laboral, y abarcando toda su obra.
  • Reformularemos con carácter integral el contrato de edición contemplado en la norma, que se encuentra profundamente desajustado del contexto y realidad actuales, dejando en situación de inferioridad a los autores, intérpretes y ejecutantes frente a los editores.

MEDIDAS ESPECÍFICAS DE VIDEOJUEGOS

[1] APOYO, INVERSIÓN PÚBLICA E INTERNACIONALIZACIÓN DEL SECTOR DEL VIDEOJUEGO.
Apoyaremos e impulsaremos la producción española de videojuegos y su exportación. El sector tiene un enorme potencial de crecimiento y con el apoyo adecuado podemos lograr ser un referente en la producción de videojuegos en Europa, generando empleo estable y cualificado. En este sentido:

  • Incentivaremos la producción de videojuegos que cumplan criterios de calidad, originalidad y contribución cultural, en sintonía con los modelos británico y francés.
  • Aprobaremos ayudas a la internacionalización dedicadas a sectores intensivos y conocimientos y talento como el de los videojuegos, en vez de a la financiación de operaciones internacionales de capital, como ocurre actualmente.
  • En el marco del Fondo Social de la Cultura, se fomentaran económicamente las pymes vinculadas a los videojuegos en general, las iniciativas para el aprovechamiento de la tecnología de videojuegos en educación y en industrias transversales como los serious games, con aplicaciones en sectores como la salud, el turismo, etcétera, así como las smart cities y los proyectos de mejora de la inclusión de grupos en riesgo de exclusión social o con problemas de integración.
  • Apoyaremos y fomentaremos las plataformas de acceso legal a videojuegos, impulsando nuevos modelos de negocio que ofrezcan alternativas legales y atractivas a la ciudadanía.

[2] AGENCIA DEL VIDEOJUEGO. La Agencia del Videojuego será un organismo vinculado a la Dirección General de Cultura Digital y dependiente del Ministerio de Cultura y Comunicación. Desarrollará planes conjuntos con el Ministerio de Industria. Su objetivo será unificar las políticas públicas dirigidas a fomentar y visibilizar el sector del videojuego, atraer inversión extranjera y potenciar la exportación. Desde la Agencia del Videojuego:

  • Potenciaremos las misiones comerciales, la realización de conferencias internacionales y negociaremos la inclusión del sector de los videojuegos en los tratados, acuerdos o convenios de cooperación cultural que España mantiene con numerosos países, dándole plena condición de sector cultural a los videojuegos.
  • Incentivaremos la creación de clusters tecnológicos en las ciudades más importantes, de la mano del desarrollo de programas específicos de formación en sus universidades públicas.
  • Centralizaremos el asesoramiento integral y gratuito a pymes del sector, en torno a sus obligaciones jurídicas y las cesiones de derechos a cambio de financiación, cómo acometer el desarrollo de su negocio, la información sobre incubadoras, desarrolladoras o mentores dispuestos a invertir en el sector, la formación específica en las distintas áreas del sector y cómo acceder a fondos públicos y privados.
  • Se tomará el pulso del sector, manteniendo comunicaciones fluidas con representantes del mismo, así como coordinando y gestionando las iniciativas de inversión pública relativas al sector, así como otros incentivos.

[3] PROGRAMA DE APOYO AL TALENTO EN EL SECTOR DEL VIDEOJUEGO. Para lograr el crecimiento del sector de videojuegos es imprescindible atender a dos de las demandas tradicionales del sector: adecuar la formación a las áreas tecnológicas específicas del sector y evitar

DERECHO A INTERNET COMO HERRAMIENTA CULTURAL

Nota: Para evitar agravios comparativos con los programas de las otras formaciones políticas hemos eliminado los aspectos relacionados con la comunicación.

 

logo-ciudadanos188. Impulsaremos un Acuerdo Social y Político por la Cultura. Este acuerdo debe hacer de la cultura misma una prioridad política, para cuya consecución se debe recuperar el diálogo y el acuerdo con el sector y la cooperación entre instituciones, especialmente con Comunidades Autónomas y Ayuntamientos.

189. Recuperaremos el Ministerio de Cultura para promover la pluralidad cultural y lingüística de España. El Ministerio de Cultura será independiente del Ministerio de Educación, pero con una activa colaboración para que la escuela tenga un papel esencial en la formación de públicos y el desarrollo del respeto a la propiedad intelectual y las industrias culturales.

190. Rebajaremos de manera inmediata el IVA a las actividades culturales hasta el tipo reducido, del 21% al 10%. Impulsar que se reconozca la necesidad de un IVA cultural en el seno de la UE que permita su armonización.

191. Aprobaremos un nuevo Estatuto del Artista y el Creador. Una norma que desarrolle medidas de protección y particularidades fiscales, como la posibilidad de compatibilizar la pensión de jubilación con la remuneración de trabajos puntuales derivados de la actividad creativa.

192. Promoveremos una nueva Ley de Mecenazgo y Micromecenazgo. Desarrollaremos un sistema de bonificaciones a la exportación y la acción cultural exterior, en línea con lo establecido en los países de nuestro entorno europeo.

193. Impulsaremos iniciativas para el reconocimiento de la riqueza cultural que representa la pluralidad lingüística de España.

194. Apoyaremos nuevo Plan para el Instituto Cervantes, con una estrategia de implantación en todos los países de habla hispana. Se incrementará su partida presupuestaria y se garantizará su independencia política, con la selección de sus gestores por criterios estrictos de mérito y total transparencia.

195. Reformaremos la Ley de Propiedad Intelectual y de Derechos de Autor. Debe ser un instrumento que garantice el mayor acceso posible al patrimonio cultural, y establezca medidas para defender los derechos de los creadores de contenidos digitales.

196. Aprobaremos un Plan para la Protección de la Propiedad Intelectual y las Industrias Culturales. Este plan debe definir los trámites para procesar las denuncias y que incluya una campaña educativa en las escuelas, para concienciar a los niños y jóvenes de la necesidad de respetar la propiedad intelectual y el valor de las industrias culturales.

197. Crearemos una nueva Fiscalía Especializada en Delitos contra la Propiedad Intelectual. Una instancia que ponga en marcha procedimientos rápidos para detectar violaciones reincidentes de los derechos de propiedad intelectual.

198. Nombraremos una nueva Secretaría General de Propiedad Intelectual. Un organismo integrado por profesionales reconocidos, para apoyar el trabajo de la Comisión de Propiedad Intelectual y promover la digitalización de fondos y el acceso a contenidos legales.

199. Reformaremos los artículos 25 y 31.2 del Tratado Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual relativos a la copia privada, su compensación y su ámbito, para adaptar nuestra normativa a la de los países de nuestro entorno.

200. Desarrollaremos un plan de protección para el sector audiovisual, que abarque desde el cine a los videojuegos, e impulsaremos industrias en las que España es puntera, como la animación o los efectos visuales.

201. Impulsaremos el sector del libro y la lectura. Reactivaremos las bibliotecas públicas incrementando las partidas de fondos para su dotación, y pondremos en marcha un plan de fomento de la lectura en colaboración con centros escolares.

Más sobre: Ciudadanos, PP, PSOE, Partido Popular, Programas electorales, Unidos Podemos, elecciones