- hoyesarte.com - http://www.hoyesarte.com -

Plan contra la reventa masiva de entradas a través de Internet

Entre las medidas aprobadas están las siguientes:

Alianza Anti-Reventa [1]

En febrero de 2017, Alejandro Sanz fue el primer artista español en promover la Alianza Anti-Reventa, solicitando al Gobierno y a las comunidades autónomas una legislación efectiva para la era digital, que prohíba con carácter general la reventa especulativa de entradas y que actúen para defender a los consumidores en sus competencias, tal y como existe en países como Reino Unido, Italia o Francia. En palabras del propio Alejandro Sanz: “No es justo que unos pocos se aprovechen de las ilusiones de muchos, por eso pido a mis compañeros que se unan a esta Alianza y que exijamos a nuestras autoridades que pongan en marcha los mecanismos necesarios para evitar la reventa, que no hace más que perjudicar a todo el sector y, en especial, a los consumidores”.

Declaración contra los revendedores de entradas por Internet

La reventa masiva de entradas por Internet es una estafa a los fans. Las plataformas de reventa por Internet hacen creer a los fans que comprar entradas en sus páginas web es 100% legal y seguro, pero eso es mentira. En muchos casos las entradas que se venden están anuladas porque infringen la prohibición de reventa del promotor o porque son entradas falsificadas (duplicadas) y las plataformas no tienen ningún medio para controlar las falsificaciones. Por tanto mienten a los fans para que se arriesguen comprando entradas que pueden ser nulas o falsas.

Esta reventa también perjudica gravemente a los artistas a lo largo de sus carreras y al sector musical en general. Además, la reventa masiva de entradas online pone en riesgo la seguridad de los conciertos.

Actualmente en España no hay una ley que -al contrario de en otros países como Francia- prohíba la reventa especulativa de entradas con carácter general y la misma puede llevarse a cabo con total impunidad: usando sofisticados programas informáticos (“bots”), acaparando grandes cantidades de entradas, inflando los precios de las mismas y obteniendo grandes beneficios a través de plataformas no reguladas de reventa por Internet.

Este fenómeno a gran escala crea una situación tremendamente injusta y abusiva para nuestro fan, el consumidor final, que en muchas ocasiones ve como tiene que pagar para ver a su artista favorito mucho mas que los precios oficiales fijados con el acuerdo del propio artista. Es por ello que necesitamos urgentemente que el Gobierno y/o las Comunidades Autónomas pongan fin a esta abusiva situación, impulsando una legislación efectiva para la era digital que prohíba con carácter general la reventa especulativa de entradas y que actúen para defender a los consumidores en sus competencias.

Es también indispensable que el sector musical asuma el liderazgo y haga todo lo que pueden para promocionar el mercado oficial de venta de entradas y ayudar así a los fans a comprar o intercambiar sus entradas a un precio justo.

Como miembros de esta Alianza Anti-Reventa, nosotros nos comprometemos a:

  1. Tomar medidas que aseguren que el mercado “oficial” de entradas (también denominado “primario”) llegue a los verdaderos fans. Los fans no deberían tener que pagar más que el precio original (impreso en la entrada) más el habitual recargo de distribución de la misma. También apoyamos el intercambio o la reventa de entradas por su precio original, en los casos en los que, realmente, un comprador no pueda asistir a un concierto.

  1. Requerir que todas las compañías de venta primaria de entradas monitoricen la actividad de la venta de entradas y anulen las entradas que comprueben que han sido revendidas.

  1. Requerir que todas las compañías de venta primaria de entradas hagan todo lo posible para mantener el inventario de entradas fuera de las páginas web de reventa que permiten revender por un precio mayor al nominal y evitar cualquier vinculación con las mismas.

  1. Apoyar todo progreso tecnológico que promueva la venta a precio nominal de entradas o aquellas que reduzcan la actividad de la reventa.