En su intervención, el rey calificó como fundamental la defensa, promoción y fomento del arte y la cultura para un país que posee “una gran riqueza cultural, como el nuestro y, en definitiva, para cualquier país que desee ser reconocido, apreciado y respetado en el mundo”.

Don Felipe continuó explicando que “la creación artística en sí misma puede perseguir plasmar un ideal de belleza. Pero los resultados de esa creación, al ser percibidos, disfrutados, aprehendidos por los ciudadanos, logran establecer un sentimiento de comunidad de quienes se identifican con esa dimensión creativa. Es claro que las Bellas Artes generadas por los creadores españoles impulsan una imagen de España que, por un lado, es compartida e identificada por nuestros compatriotas como propia y, por otro, representa fuera de nuestras fronteras una descripción singular de nuestra identidad y nuestras cualidades. Vuestra obra os trasciende porque nos hace pensar, nos hace sentir, nos hace identificarnos como parte de un gran país que sabe proyectar y compartir su cultura con el resto del mundo. Y os damos las gracias por ello”.

A los jóvenes creadores

Asimismo, el Rey señaló que “los artistas, los creadores, por difíciles que sean sus lugares de partida o las realidades con las que trabajen, sois también fuente inequívoca de esperanza. Vuestro oficio, que se ejerce en ese espacio maravilloso de libertad que salvaguarda y defiende la democracia, lleva ineludiblemente en su interior una carga de entusiasmo y optimismo que tiende siempre a derramarse por todos los espacios que atraviesa. Por esa razón, vosotros mejor que nadie, podéis hacer llegar a los jóvenes creadores, y os pedimos que por favor lo sigáis haciendo, vuestra mirada y un gesto de aliento y estímulo para que en sus vidas y obras pueda hacerse realidad la idea de que en multitud de ocasiones, es en las dificultades y limitaciones donde la creatividad es convocada con especial intensidad”.

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte concede las Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes para reconocer a personas y entidades que hayan destacado de modo eminente en el campo de la creación artística y cultural, o prestado notorios servicios en el fomento, desarrollo y difusión del arte y la cultura y en la conservación del patrimonio artístico.