El informe también conluye que únicamente un 34% de las galerías presentes en ARCOmadrid están lideradas por mujeres. En este sentido denuncia que las “estructuras que toman las decisiones sobre visibilidad están lideradas por hombres, guiando la selección de los artistas y el consiguiente valor de las obras en el mercado”. Según sus datos, los comités de ARCOmadrid que resuelven sobre las líneas expositivas están formados en un 80% por hombres, y en los últimos cinco años sus premios han sido otorgados en un 71,4% de las ocasiones a varones.

Analizando los comités de la feria, el informe revela que el Comité Organizador de ARCOmadrid en representación de las galerías es masculino en un 70%, el Comité de Apelación está representado en un 67% por hombres, mientras que los comités Institucional y de Ifema están representados en un 100% por varones.

“Más allá de la reivindicación del cumplimiento de las leyes –se señala desde la Asociación– entendemos que la valorización de las obras depende de la visibilidad y del prestigio que se otorga a los artistas a través de premios, exhibiciones y ventas. Si las estructuras decisorias son lideradas por hombres, la presencia, los premios y en consecuencia la venta recae mayoritariamente sobre artistas hombres”.

En cuanto a las otras ferias madrileñas, MAV destaca el caso de JustMAD. Desde 2017, el dato de representación de mujeres artistas en la feria ha crecido de un 35% en 2017 a un 50% en 2018, y su comité ejecutivo está formado en un 66,7% por mujeres. Lo mismo sucede con Hybrid, que tuvo en 2018 un 53% de representación de artistas mujeres y cuenta con un comité formado en un 100% por mujeres.

En el caso de Art Madrid, el informe revela que las mujeres suponen el 24% del total de artistas que acogió la feria en 2018, frente al 26% del año anterior. En cuanto a las galerías participantes, un 35% están lideradas por mujeres, frente a un 47,5% de hombres y un 17,5% dirigidas por equipos mixtos.

Preguntas formuladas desde MAV

  • ¿Es aceptable que ARCOmadrid, que incumple claramente el artículo 26 de la Ley de Igualdad de 2007, reciba apoyo de dinero público para su celebración?
  • ¿No es antidemocrático e ilegal favorecer desde el gobierno local, regional y nacional una feria que olvida la creación de las mujeres y sobre todo de las artistas españolas con sólo un 6% de representación?
  • ¿Es posible la igualdad? Si observamos las ferias con estructuras más democráticas, JUSTMAD e HYBRID, con comités ejecutivos paritarios o feministas, comprobamos que muestran la creación contemporánea acorde con la realidad formativa, de producción y de representación de las mujeres.