Gustavo Torner.

Posted by & filed under Artes Visuales, Premios, becas y reconocimientos.

Gustavo Torner, Premio Nacional de Arte Gráfico

Gustavo Torner (Cuenca, 1925) ha sido proclamado Premio Nacional de Arte Gráfico, un galardón otorgado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. El jurado, presidido por Antonio Bonet, presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, ha destacado la "importancia excepcional al dibujo y a la expresión gráfica" del conquense y su "búsqueda del conocimiento a través del arte".

Compartir:





Esta mañana, durante la presentación a la prensa de la exposición La locura del ver, del Premio Nacional de Arte Gráfico del pasado año, José María Sicilia, se ha dado a conocer los nombres del jurado de este galardón en su edición de 2016: Antonio Bonet (presidente), Francisco Calvo Serraller, Estrella de Diego y José María de Francisco (vocales), y Juan Bordes (secretario).

El jurado ha anunciado el nombre del galardonado de este año, Gustavo Torner, cuya trayectoria ha sido reconocida en el fallo: “Este jurado otorga el Premio Nacional de Arte Gráfico 2016 a Gustavo Torner, teniendo en cuenta que desde el inicio de su obra ha concedido una importancia excepcional al dibujo y a la expresión gráfica, incluyendo una temprana utilización de la fotografía y ‘nuevas y profundas experiencias’ en las técnicas gráficas, y por su definitiva aportación a la consideración de la naturaleza y su representación abstracta como síntesis de la búsqueda del conocimiento a través del arte”.

De formación autodidacta, Torner comenzó su carrera cuando estudiaba Ingeniería Técnica Forestal. Comenzaría a pintar en los años cincuenta, cuando trabó amistad con el pintor y escritor Antonio Saura. Desde el principio, la naturaleza se erigió como el tema central de su obra, derivando estilísticamente hacia el abstracto y el informalismo.

Introductor del arte moderno

En los sesenta forma junto a los artistas Gerardo Rueda y Fernando Zóbel la llamada Escuela Conquense, una de las primeras iniciativas para introducir las nuevas corrientes del arte moderno en nuestro país. Uno de sus mayores logros fue la creación del Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca.

También en los sesenta, Torner sustituyó el lienzo tradicional por otros materiales como el nylon, la piel sintética, el cartón, el plástico, la madera o el metal, dando lugar a instalaciones de gran sentido escenográfico. Una de las más famosas es la realizada para la madrileña Plaza de Emilio Jiménez Millas, que pasaría a conocerse popularmente como Plaza de los Cubos en referencia a su escultura.

Además, el conquense también ha trabajado en labores de rehabilitación arquitectónica, como la de la segunda planta del ala norte del edificio Villanueva del Museo del Prado, así como su segunda planta del ala sur y la sala de exposiciones temporales de dibujos, además de varias salas de las plantas baja y primera. Para la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, donde se ha dado a conocer el fallo del Premio Nacional de Arte Gráfico, diseñó la rehabilitación de las nuevas salas de la planta superior.

La Academia organizará el año próximo una exposición con obras de Torner con motivo de su galardón. Actualmente acoge la dedicada al premiado del pasado año, José María Sicilia.

Más sobre: Escuela Conquense, Gustavo Torner, José María Sicilia, La locura del ver, Ministerio de Educación Cultura y Deporte, Plaza de los Cubos, Premio Nacional de Arte Gráfico, Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, fallo del jurado