- hoyesarte.com - https://www.hoyesarte.com -

Foster gana la ampliación del Bellas Artes de Bilbao

El fallo ha tenido lugar una vez finalizada la segunda fase de presentación de propuestas de las seis candidaturas finalistas, cumpliendo así con el calendario y procedimiento del concurso establecido a través del convenio de colaboración entre BBK, Patrono de Honor, y la Fundación Museo de Bellas Artes de Bilbao.

El jurado ha estimado por unanimidad que el proyecto ganador es el que mejor se ajusta a los objetivos prioritarios, como son dotar al Museo de mayor espacio para extender la presentación de sus colecciones y promocionar sus programas de exposiciones, educación y difusión.

El proyecto ganador resolverá, además, la orientación urbana del Museo, que hará nuevamente permeable la fachada del edificio antiguo hoy abierta a la Plaza Euskadi, y la nueva arquitectura ofrecerá un valor singular a la identidad de la institución.

Ampliación del Museo de Bellas Artes de Bilbao.
Ampliación del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

El presupuesto máximo estimado para la ejecución del futuro contrato de ampliación y reforma es de 18.658.200,00 euros (IVA incluido).

Dictamen del jurado

El Museo de Bellas Artes de Bilbao se alberga en varios edificios de singular calidad arquitectónica, que asimismo reflejan los cambiantes criterios de la museografía durante el siglo pasado. Para el jurado, la propuesta ganadora “respeta cuidadosamente lo existente, recuperando los valores históricos de la sede y proyectando el museo hacia el futuro con una nueva imponente galería que se eleva sobre las construcciones de 1945, 1970 y 2001 para escribir un nuevo capítulo en la vida de la institución”.

Además de mejorar la funcionalidad y visibilidad del museo, el proyecto elegido –argumenta el dictamen– propone extender el parque de Doña Casilda a una parte de la rotonda de la Plaza Euskadi, reordenando la circulación de vehículos y haciendo más franco el acceso de visitantes, además de vertebrar mejor los recorridos verdes de la ciudad.

Con la gran sala flotando ingrávida sobre los edificios actuales, a los que apenas afecta con su soporte estructural, la propuesta dota al museo de una identidad renovada, y al tiempo mejora la organización de sus circulaciones y espacios: vuelve a situar el acceso principal donde estuvo originalmente; unifica la cota de planta baja para favorecer el tránsito de visitantes; y transforma la plaza Arriaga en un gran atrio en torno a la fuente, que puede ser usado de forma independiente en horarios distintos a los del museo.

El uso inteligente de la ventilación y la luz naturales, así como el aprovechamiento de la inercia térmica, la captación de energía solar y la recogida de agua de lluvia, reducen tanto los costes de mantenimiento como el impacto ambiental de la edificación. Por su parte, el sistema de construcción en seco agiliza los procesos de ejecución y permite acortar el periodo en que el museo no podrá ofrecer la totalidad de sus salas a la visita.

“Tecnológica en su imagen, humanística en su enfoque y ecológica en su sostenibilidad, la propuesta aúna calidad arquitectónica, sensibilidad urbana y responsabilidad social para levantar un hito luminoso y leve en el corazón histórico de Bilbao”, concluye el jurado.

Ampliación del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

El concurso concluirá con la exposición del proyecto ganador y de los cinco finalistas en la sala BBK del Museo [1]:

Las propuestas de los otros cinco equipos han sido:

Bikoitz. Nieto Sobejano Arquitectos S.L.P.

ZIGZAG. Rafael Moneo

Botxo. UTE BIG, AZAB & Proskene

Efecto Mariposa. UTE Snøhetta Oslo AS + Foraster Arquitectos S.L.P.

Parke Ederren Museoa. UTE Kazuyo Sejima + Ryue Nishizawa /SANAA & Iñaki Aurrekoetxea + Asier Aurrekoetxea / IA+B (forma abreviada SANAA & IA+B)

Agravitas, idea del proyecto

La idea conductora de la propuesta es recuperar el protagonismo del edificio de 1945, restableciendo su entrada original. Sobre las instalaciones existentes se proyecta un espacio de dimensiones únicas que, de forma respetuosa, asienta sobre los edificios de 1945 y 1970, dotando al museo de 2.000 m2 de nuevas galerías en una única planta diáfana y flexible. Una galería óptima para cualquier comisario de arte.

La nueva intervención convierte la Plaza Arriaga en el nuevo corazón del eje vertebrador del Museo, bañado por la luz del óculo que atraviesa la nueva galería, y se unificarán todas las cotas de la planta baja para dotar al museo de un plano accesible y de fácil orientación.

La intervención propuesta se caracteriza por una nueva pieza estriada para potenciar su esbeltez con un reducido número de apoyos que se ubican alejados de la huella de los edificios existentes.


Ampliación del Museo de Bellas Artes de Bilbao.