Miguel Ángel Gómez Martínez conoció personalmente a Sorozábal en Berlín el 17 de septiembre de 1974, justo el día en que ambos cumplían respectivamente 25 y 77 años. De ese momento surgió una amistad que se fue alimentando con otros encuentros en los que el compositor le hablaría a Gómez Martínez de sus obras. Curiosamente, según el director, Sorozábal no le daba mucha importancia a La del manojo de rosas, mientras que él piensa que “es una obra que está genial escrita”, ya que Sorozábal tenía la habilidad de escribir música profundísima, pero a la vez que se correspondía con el argumento del libreto que se está tratando”.

La del manojo de rosas fue estrenada en el Teatro Fuencarral de Madrid el 13 de noviembre de 1934. La acción tiene lugar en ese mismo año en una plaza de barrio de la capital en la que hay un garaje, un bar y una tienda de flores (llamada como el título de la obra.) Joaquín es el oficial mecánico del garaje y Capó su aprendiz. Don Daniel es el dueño de la floristería, su hija Ascensión, la florista; y el camarero del bar, Espasa. Don Daniel quiere que su hija acepte como marido un joven aviador llamado Ricardo, sin embargo, Ascensión está enamorada de Joaquín. Se trata de una historia de amor en forma de sainete que se transforma en propuesta crítica cuando la protagonista se niega a utilizar el matrimonio como vía de ascenso social.

Una de las grandes producciones de Emilio Sagi

Para Emilio Sagi, que fue director del Teatro de la Zarzuela durante 10 años, volver a esta casa es siempre emocionante, pero hacerlo con esta producción, la primera que hizo para una zarzuela en España, aún más. Así lo confesaba este jueves en la presentación de la misma. “Sorozábal la había escrito para mi tío Luis y, por eso, entre todas las zarzuelas, escogí ésta en 1989. Es un lujo voler 25 años después y tener a una mujer como Teresa Berganza al lado implicada en el proyecto. Además, es muy emotivo hacer ahora esta produccción porque hace poco se murió mi tío Luis. Él fue el primer Joaquín y creo que le hubiera gustado que le dedicase estas funciones”, afirmaba el director escénico.

Paolo Pinamonti, director del Teatro de la Zarzuela, quería ofrecer desde hace tiempo la posibilidad de subir a teatro a jóvenes cantantes y por eso llamó un buen día a Teresa Berganza pidiéndole ayuda. Decidieron preparar un segundo reparto para esta zarzuela aprovechando además que Teresa la grabó dirigida por el propio compositor. Lo haría impartiendo algunas clases que comenzaron el pasado 4 de noviembre.

Berganza, tras estar 25 años cantando en los mejores teatros del mundo volvió a España por fin con todos los honores invitada por el director de este teatro. Reconoce que siente una gran pena porque nunca llegó a cantar una zarzuela en él. “Hace 30 años no había el nivel que hay ahora y a lo que se hacía aquí yo lo llamaba bolos porque estaba acostumbrada a trabajar mucho, de otra manera. Por eso, ahora estoy feliz de que me hayan llamado para trabajar con los jóvenes. Les he dicho que a la zarzuela hay que tratarla con el mismo respeto que se trata a Mozart. No con el mismo estilo, pero sí con el mismo trato”.

La producción cuenta con coreografía de Goyo Montero y está protagonizada por Carmen Romeu y Belén López en el papel de Ascensión, por José Julián Frontal y David Lagares en el papel de Joaquín, por Ricardo Bernal y Héctor García en el de Ricardo, por Ruth Iniesta e Inés Ballesteros en el de Clarita y por Carlos Crooke en el de Capó. El segundo elenco actuará los días días 27 de diciembre y 3, 5, 8 y 9 de enero de 2014.