Tras su presentación en la pasada edición de la Bienal Internacional de Fotografía Fotonoviembre, la muestra llega a Canarias con sus instantáneas obtenidas por sorpresa, sin poses ni modelos y durante casi cuatro décadas, en las diferentes salas del Museo del Louvre de París.

No se trata de fotos posadas, sino de fotos sorpresa, por las que Andrade sentía predilección, y en ellas se muestra la actitud de parejas, de niños, de mayores, etc. La muestra funciona también como un amplio catálogo de tipos sociales y de reacciones, desde la del avezado estudioso que escruta los cuadros a un centímetro de distancia hasta la festiva indiferencia de los niños.

El montaje de esta muestra que se instala en La Regenta es el que exhibe más obras. Se trata de la recopilación más grande que se ha realizado, no solo en España, sino en Brasil. Hasta ahora, el recorrido de esta muestra solo había permitido contemplar, como máximo, 74 piezas y, al igual que anteriormente en TEA Tenerife Espacio de las Artes, en el Centro de Arte La Regenta se pueden ver un total de 111 fotografías.

El proyecto de Alécio de Andrade funciona como una rememoración del interés de la población por las artes y su instrucción en la materia como parte del desarrollo personal: el cultivo del alma a través del conocimiento, que despertó el siglo XIX. Sin embargo, el sentido y voluntad del autor fue bien distinta.

Labor de “espionaje”

Esta exposición fotográfica da la posibilidad de “espiar” las reacciones de las miles de personas que cada año pasean por sus salas: expresiones de asombro, de interés, de puro cansancio, de absoluta indiferencia, ajenas a las apabullantes obras de arte que allí se exponen o totalmente abstraídas en su contemplación.

Así, el contraste entre la quietud de la obra de arte, fija en la pared, siempre la misma, y la vida que desprenden quienes ante ellas se sitúan, a pesar de haber sido inmortalizados a su vez por la cámara de Andrade, cala rápidamente en el espectador de esta muestra, que no podrá evitar sonreír ante muchas de las fotografías y pensar en cómo nos ven los demás cuando no nos sabemos observados, cómo son nuestras reacciones a los ojos de otro.