Conesa ve a los personajes de una forma diferente a través de su objetivo. El resultado son fotografías, la mayoría en color, en las que los retratados muestran una parte diferente de sí mismos gracias a una pose, un gesto o un detalle.

Retratos de papel incluye 104 fotografías en distintos formatos, desde el más íntimo al más espectacular. Completa la exposición un vídeo creado para la ocasión que recoge 200 instantáneas de diferentes protagonistas, como Bush, Travolta, Banderas, Gasol o Bosé, entre muchos otros.

La muestra ofrece una radiografía de la sociedad española de los últimos 35 años a través de sus protagonistas: escritores, cineastas, músicos, científicos, empresarios, trabajadores, deportistas, políticos, etc. Grandes personajes de todos los ámbitos, como Rafael Alberti, Francis Bacon, Eduardo Chillida, Ana María Matute, José Saramago, Leonard Cohen, Liza Minelli o Francis Ford Coppola son sólo algunos de los iconos que ha enfocado Conesa con su lente.

Todos estos personajes han dejado una huella en el artista, “todos me han marcado pero no tanto por la fotografía como por su personalidad. Desde Miguel Delibes, al que le profeso un gran afecto, hasta el Dalai Lama, que me pareció un ser absolutamente encantador, un hombre que de alguna manera tiene una misión muy clara. Y otros más alocados que también marcan, como Francis Bacon o algún pintor como Antonio López, tan recogido, en una postura tan interior”, asegura Conesa.

Maestro del retrato

Chema Conesa (Murcia, 1952), periodista, fotógrafo y editor gráfico, es licenciado en Historia del Arte, Imagen y Periodismo. Comenzó su carrera profesional en 1976 en El País como fotógrafo y redactor. Ha sido jefe de Fotografía en el semanario El Globo, editor gráfico en El País Semanal y subdirector de Fotografía del magazine de El Mundo. Dirige la biblioteca de fotógrafos españoles PHotoBolsillo y es asesor de la Fundación World Press Photo. Ha comisariado exposiciones como Contactos de Ramón Masats y Lusofonías. Pisadas sonámbulas de Navia.

En 2010 recibió el Premio Bartolomé Ros de PHotoEspaña a la mejor trayectoria española en fotografía y en 2011 el Premio de Cultura de la Comunidad de Madrid.