La muestra, que se presentó en 2014 en el Centro del Carmen de Valencia con motivo de la conmemoración del 500 aniversario de las primeras publicaciones del humanista, filósofo y pedagogo español, se inaugura en Reino Unido en el marco del congreso anual de la Association of Hispanists of Great Britain and Ireland, que en 2015 celebra su 60 aniversario.

La exposición revive la amistad que mantuvieron los humanistas Joan Lluís Vives (Valencia, 1492 – Brujas, 1540) y Tomás Moro (Londres, 1478-1535), así como la convivencia de ambos en ciudades como Oxford, Calais, Brujas o Chelsea. En esta última, Vives, a quien Moro llamaba “el valenciano”, residió incluso durante un tiempo en la casa del inglés.

Política, espiritualidad y educación

Vives tuvo un reconocimiento de gran prestigio por su sabiduría, mientras que Moro ha tenido siempre una gran influencia como humanista cristiano, santo y mártir. Ambos fueron amigos y testigos privilegiados de un período histórico que el gran Erasmo de Róterdam llamó Edad de Oro por ser el Siglo de los Humanistas. Son muchas las exposiciones que se han realizado sobre Vives y sobre Moro, pero no existe ninguna dedicada a los dos personajes juntos.

A través de textos y vídeos, la muestra recorre su mundo y presenta al visitante cómo afrontaron los problemas de su tiempo, a la vez que da a conocer las relaciones entre España e Inglaterra. La exposición está estructurada en tres bloques temáticos: política, espiritualidad y educación, y finaliza con un ficticio encuentro entre Cervantes y Shakespeare, que desde la literatura también afrontaron la relación entre España e Inglaterra y el tiempo histórico de Vives y Moro.