Letter to a manComo siempre en las obras de Wilson, texto, luces, escenografía y música son partes iguales de la misma creación, donde, como él dice, “todo el teatro es danza”. El montaje recupera la figura de Vaslav Nijinsky, que fue reconocido como el bailarín más famoso en el mundo occidental, actuando con los renombrados Ballets Rusos de Sergei Diaghilev. Pero Baryshnikov recrea el personaje mientras este perdía contacto con la realidad debido a su enfermedad.

La salud mental del bailarín había comenzado a decaer en Suiza al término de la Primera Guerra Mundial. Sus diarios son un documento extraordinario de su lucha que utilizaba para no sumirse en la locura y entender lo que le estaba ocurriendo. Pero dejó de escribirlos y se encerró, como en una tumba, donde permaneció durante más de dos décadas al cuidado de su esposa.

La obra sitúa la acción en Budapest en 1945, en las últimas semanas de la Segunda Guerra Mundial. Nijinsky y su esposa han encontrado refugio con su familia, mientras ven cómo las batallas entre soldados alemanes y rusos se suceden con rabia en las calles destruidas. A medida que la catástrofe llega a su fin, el gran artista parece estar regresando de nuevo a la vida.

  • Jueves, viernes y sábado a las 20.00 h / Domingo a las 18.00 h.