¿Quién no ha tarareado alguna vez Los nardos o El beso? Todo el mundo ha escuchado alguna vez temas tan pegadizos como ¡Gracias por venir!, de Lina Morgan o la mítica Estudiantina portuguesa, de Celia Gámez. Y es que las canciones, al igual que los artistas que engrandecieron la Revista musical española, han dejado una huella indeleble en la memoria colectiva.

Desde que fue importada de París hace 150 años, la Revista vivió dos monarquías, dos repúblicas, una guerra civil, una posguerra, dos dictaduras, una transición y la tan ansiada democracia. Un largo recorrido histórico que a veces dio pie a ciertas confusiones y a miles de anécdotas: ¿Sabían que Celia Gámez fue la primera vedette que enseñó sobre un escenario unas medias de cristal?

Pero más allá del contexto político y a pesar de haber sido vilipendiada, prohibida, perseguida y censurada por los diferentes regímenes, la Revista siempre fue adorada por un público fiel y adepto que durante décadas llenó los teatros españoles para, a través de este género de géneros, hacerle vivir intensos momentos llenos de música, luz y alegría, que diría el añorado maestro Alonso.

Sucesos

La revista, en sus orígenes, pretendía ofrecer al espectador una variada gama de sucesos que habían acaecido a lo largo del año en curso; posteriormente y, debido a su evolución, tomaría otros matices totalmente diferentes al poner en escena unos argumentos más o menos frívolos.

La revista en sí no trata de un género puro, pero goza de la influencia del sainete, del que toma el folclore urbano y regional, del vodevil, la zarzuela, el music-hall, el cabaret, la opereta y el cuplé, influencias todas ellas que irán conformando el género tal y como hoy en día lo entendemos, a pesar de que tuvo que atravesar por una serie de cambios y transformaciones que fueron paulatinamente configurándolo.

Comisariada por Marian Nadal y Juan José Montijano Ruiz, la muestra pretende contar la historia de la Revista musical gracias a documentos originales, entrevistas inéditas, ecos musicales, y curiosas anécdotas que son un reflejo inseparable del acontecer diario de todo un pueblo.

Recorrido histórico

Esta está dividida en dos grandes bloques. El primero hace un recorrido cronológico, desde 1865, año de la primera revista en España, hasta la actualidad, donde el visitante tiene una visión global de la historia del género así como su evolución y adaptación a los distintos cambios que se iban imponiendo en nuestro país a través de sus marcos culturales, políticos y sociales en las diferentes etapas que conforman el siglo XX.

En el segundo bloque la explosión permite conocer, mediante diferentes decorados y escenografías, el interior de un teatro de revista. No solo el recibidor, el patio de butacas o el bar de un típico teatro de revistas, espacios visitados por el publico habitualmente, sino el corazón de camerinos y tramoya, conociendo el elenco completo de cualquier compañía de revistas con sus jerarquías y su día a día.

Mas de 200 objetos originales, entre trajes, carteles, entradas, libretos, partituras, fotos, folletos, libritos, CD, programas de mano, souvenirs, contratos, telegramas, cancioneros, etc. darán al visitante una idea aproximada de la dimensión social del genero en épocas pasadas. Completa la exposición un espacio dedicado a la revista en Zaragoza.

Además, los visitantes podrán disfrutar de una selección de los mejores momentos de algunas revistas proyectadas sobre el escenario, o de entrevistas inéditas a las grandes estrellas de la revista en el camerino de la “figura”, así como un documental resumen de los 150 años de la revista situado a la entrada de la exposición.