En los años cincuenta, Arthur Miller fue víctima de la ‘caza de brujas’. En 1956, acusado de afinidades comunistas por el director Elia Kazan, rehusó revelar ante la Comisión de Actividades Antiamericanas los nombres de los componentes de un círculo literario sospechoso de tener vínculos con el Partido Comunista. A pesar de las presiones que sufrió (le fue retirado el pasaporte), Miller no dio ningún nombre y declaró que, a pesar de haber asistido a reuniones en 1947 y firmado algunos manifiestos, no era comunista.

Las Brujas de Salem. Foto: David Ruano.

Las Brujas de Salem. Foto: David Ruano.

El escritor fue declarado culpable de desacato al Congreso. Sin embargo, en agosto de 1958, el Tribunal de Apelación de los Estados Unidos anuló la sentencia, de forma que no tuvo que ingresar en prisión. Esta atmósfera represiva se plasmó en Las brujas de Salem (The Crucible, 1953).

La obra se sirve de un acontecimiento real del siglo XVII para atacar la paranoia dirigida por el senador McCarthy. La narración se sitúa durante la colonización británica, en 1692, en el pequeño pueblo de Salem (actual Massachusetts), como efecto colateral de las luchas internas entre familias por la posesión de la tierra y de los fanatismos puritanos. 19 personas, la mayoría mujeres, fueron condenadas a muerte acusadas de brujería.

“El conflicto de la obra se plantea en un contexto religioso, pero es completamente político. En una sociedad de orden éste sólo se conserva mediante la represión, el terror. Demasiado actual para pasarlo por alto”, explica Andrés Lima.

Religión, brujería, terror, opresión y política se unen en un texto que fue galardonado con el Pulitzer y con tres Premios Tony, y que ha sido llevado a las tablas en incontables ocasiones. En 1996, la historia se trasladó a la gran pantalla en una adaptación del propio Miller y contó con el protagonismo de Daniel Day-Lewis y Winona Ryder.

En esta ocasión, la historia está protagonizada por Lluís Homar, que estará acompañado por Borja Espinosa, Nora Navas, Nausicaa Bonnín, Albert Prat, Carles Canut, Carles Martínez, Míriam Alamany, Carme Sansa, Miquel Gelabert, Anna Moliner, Marta Closas, Joana Vilapuig, Núria Golla y Yolanda Sey.

  • De martes a sábados a las 20.00 h. / Domingos a las 19.00 h.
  • Encuentro con el público: 16 de febrero.
  • Funciones accesibles: 9 y 10 de febrero.