Ésta es su segunda experiencia en la dirección, tras Sótano, de Benet i Jornet, y pone ante el espectador una comedia negra donde nada es lo que parece. El protagonista es un hombre con problemas económicos que se presenta a unas pruebas psicológicas remuneradas. Pero lo que él piensa que será una manera fácil y sencilla de conseguir el dinero se convertirá en una auténtica pesadilla de la mano de una atractiva psicóloga.

La hipótesis a probar es que cuando nos sometemos a situaciones de presión extrema se agudiza el ingenio, aumentan las capacidades para resolver enigmas. Es decir, la crisis nos hace más listos. Bienvenida sea… o no. He aquí la cuestión que Jordi Casanovas indaga en Idiota.

El resultado es un juego negro, divertido y macabro que situará al protagonista al límite de su paciencia y de su razón. Pero también es un juego para el espectador, que deberá resolver mentalmente cada uno de los enigmas y los obstáculos que se le presenten al protagonista.

Una estética cinematográfica, muy cercana a la novela gráfica, sirve para poner en pie esta singular propuesta escénica, tan hilarante como inquietante y llena de intriga. Un montaje sobre la capacidad de sufrimiento del ser humano, que el propio director introduce como “dos actores, un texto. La luz se enciende. La vida fluye. Riamos a carcajadas, sorprendámonos, angustiémonos, reflexionemos juntos. Eso es Idiota“.

  • Viernes y sábado a las 21.00 h.