Hamlet. Foto: Dimitrij Matvejev.El Hamlet de Koršunovas se centra en la duda y habla sobre el teatro como una obsesión, como una adicción. El montaje constituye un viaje increíblemente profundo, reflexivo y entretenido que nos invita a preguntarnos a nosotros mismos, ¿quiénes somos?, a través de un juego de espejos que toma el escenario.

En palabras del director, “esta obra de Shakespeare es como un desafío. Para mí, para los actores, para el público. Es una oportunidad de encontrar la confrontación con nosotros mismos, de examinarnos a nosotros mismos y de comprender quiénes somos”.

El dramaturgo afirma que en este momento “siento que mi propia vida interior está relacionada con la vida de Hamlet como una personaje dramático”. Y continúa: “por otra parte, cualquier conversación acerca de cuán actual es Hamlet hoy en día puede sonar bastante ingenua, ya que esta obra siempre está de tan rabiosa actualidad que en todo momento puede asociarse de manera creíble con los hechos de hoy en día. La vida de cualquier joven en los inicios del siglo XXI es, en su esencia, como la de Hamlet”.

  • Del jueves al sábado a las 20.30 h. / Domingo a las 19.30 h.
  • Idioma: lituano (con sobretítulos en español).