Recientemente, Max Tegmark, prestigioso profesor de Física del Instituto Tecnológico de Massa­chusetts (M.I.T.), afirmaba que, en el fondo, en el nivel más fundamental, “las matemáticas no solo describen el mundo en que vivimos, sino que son el mundo en que vivimos. Si aceptamos que el espacio y todo lo que está en el espacio es matemático, en­tonces comienza a parecer menos desquiciado que todo sea matemático”.

Esta muestra nos acerca y transmite esta idea: que las matemáticas pueden explicar el mundo o al menos describirlo de una manera que podamos entenderlo. Fraser nos invita con estas fotografías a dar forma a todo lo que vemos y darle así respuesta.

Peter Fraser nació en Cardiff en 1953 y se graduó en fotografía en la Universidad Politécnica de Manchester en 1976. En 1982 comenzó a trabajar con una cámara Plaubel Makina, lo que le llevó a una exposición con William Eggleston en la Arnolfini, Bristol, en 1984. Después pasó un tiempo viviendo y trabajando con Eggleston en Estados Unidos, una experiencia que cimentó su creencia en las posibilidades de la fotografía en color.

En 2002, la Photographers’ Gallery de Londres llevó a cabo una retrospectiva de veinte años de su trabajo, y en 2004 fue finalista del Premio Citibank Photography. Fraser ha sido una figura influyente para una serie de importantes fotógrafos y artistas, entre los que se cuentan alumnos suyos como Wolfgang Tillmans y Jeremy Millar.

Fraser es un fotógrafo contemporáneo que ha estado a la vanguardia de la fotografía en color como medio artístico desde la década de 1980, junto a artistas de su generación como Martin Parr y Paul Graham. Gran parte de su trabajo consiste en un enfoque casi obsesivo por las cosas del mundo, la materia y los materiales que encuentra en la vida cotidiana.