La muestra, que supone una puesta al día o continuación de la titulada El mundo al revés (con la que se inauguró el Museo Universidad de Navarra en 2015), reúne 170 fotografías realizadas entre 1851 y 1860 por fotógrafos internacionales, fascinados por el monumento y que buscaban en Andalucía la huella de Oriente.

Mientras que en la primera se ponía en valor la importancia del monumento como tema de las primeras fotografías sobre papel realizadas en nuestro país a lo largo de las décadas centrales del siglo XIX, en Oriente al Sur se incorporan nuevas imágenes que no se expusieron entonces y otras de las que no se conocía su existencia y han sido localizadas en el marco del proyecto de investigación desarrollado durante estos dos últimos años por los comisarios Javier Piñar y Carlos Sánchez.

Según explica Rafael Levenfeld, director artístico del Museo Universidad de Navarra, la muestra permite profundizar en uno de los proyectos de investigación museísticos de esta institución: “Desde 1994, en el entonces denominado Fondo Fotográfico de la Universidad de Navarra, hemos realizado numerosas exposiciones que nos han permitido avanzar en el conocimiento sobre las primeras décadas del desarrollo de la invención de la fotografía. Todas ellas han posibilitado la investigación de los procedimientos fotográficos iniciales y en particular en lo que aquella invención patentada por Henry Fox Talbot supuso para el desarrollo de nuestra cultura visual”.

Ligereza y versatilidad

El método del calotipo estuvo ligado al viaje y a la experiencia visual y emocional que su realización proporcionaba. Fotógrafos franceses, británicos y alemanes tuvieron la posibilidad de generar imágenes que nunca antes se habían realizado para concebir así una nueva forma de expresión artística. El calotipo les proporcionaba ligereza y versatilidad frente a la rigidez del daguerrotipo, obteniendo con él hermosas fotografías de una textura aterciopelada, fijadas sobre papeles de exquisita calidad.

“Con sus obras, estos pioneros generaron un nuevo y vasto cuerpo documental. Los calotipos podrían valorarse como ensayos de aplicación en un ambiente de incertidumbre, dadas las dificultades para el control de la luz, la disponibilidad de agentes químicos o la simple movilidad en el territorio. Fotografiar en España y sobre España se convirtió en un reto y una oportunidad”, asegura Levenfeld.

La ciudad de Granada fue uno de los lugares más visitados por estos fotógrafos. Los visitantes que paseen por la Alhambra podrán contemplar sesenta originales de la Colección del Museo Universidad de Navarra, así como el álbum de Louis DeClerq, titulado Voyage en Espagne, que contiene 51 fotografías en papel a la albúmina a partir de negativos en papel encerado.

Vista de la exposición 'Oriente al sur'.