La muestra reúne un centenar de obras, entre pinturas, dibujos, textiles, cine y fotografía, realizados entre 1918 y 1955, que muestran a un artista multidisciplinar que creó un estilo propio. Para su comisario, Darren Phi, “Fernand Léger entendió que debía cambiar el lenguaje de la pintura. Aunque en sus obras veamos formas abstractas, resultan reconocibles, lo que enlaza con las obras de cubistas como Picasso o Braque”.

A partir de encontrar su propio estilo, su historia se ensancha, se abre y se ramifica dejando como legado una obra exquisita y enorme. No obstante, Léger no se mueve solo en un plano estético. Estaba convencido de que el arte debía estar ligado a la realidad social de su tiempo. Y en su caso se trata de una sociedad industrial y urbana.

Fernand Léger / Étude pour "Les Constructeurs"; l'equipe au repos, 1950 _ National Galleries of Scotland © Fernand Léger, VEGAP, Valencia, 2019.

Fernand Léger / Étude pour “Les Constructeurs”; l’equipe au repos, 1950 _ National Galleries of Scotland © Fernand Léger, VEGAP, Valencia, 2019.

“Léger creía que en todos los objetos cotidianos podemos encontrar la belleza”, explica el comisario sobre la obra Nature morte à la chope de bière (1921), en la que se reconoce una jarra de cerveza en primer plano. Su obra “quiere conectar con la clase obrera, quiere crear un arte para toda la sociedad”.

Junto a las obras que expresan la vivacidad de la era moderna, la exposición también incluye la película experimental Ballet mécanique (1924) que el artista realizó en colaboración con Dudley Murphy y Man Ray donde muestra su interés y admiración por el celuloide. “Entendió que el cine era un nuevo medio de expresión válido para llegar a las masas”, afirma Phi.

La tercera sala muestra el gran fotomural que el francés realizó con la arquitecta Charlotte Perriand para el Pabellón de Agricultura de la Exposición Internacional de París en 1937.

Léger también se comprometió con los acontecimientos políticos de su tiempo (a su regreso de EE.UU. tras la Segunda Guerra Mundial se afilió al Partido Comunista). Concibió el arte moderno como vehículo de la educación, así como un medio para elevar la calidad de vida colectiva.

Entre las últimas obras de la exposición se encuentra Los Constructores (1950), en la que se ve a unos obreros construyendo los engranajes de una arquitectura metálica con un cielo azul intenso de fondo. “Esta obra encierra un mensaje personal de Léger: la unión hace la fuerza”, comenta Darren Phi.

Las obras de esta exposición proceden de museos como Tate Liverpool, Moderna Museet, Victoria & Albert, Centre Pompidou, Musée des Beaux Arts de Lyon o el Reina Sofía.