La muestra, comisariada por Nuria Enguita y Lucia Aspesi, es la primera individual de Gowda en España y responde a la filosofía de FPAA de dar visibilidad a creadores que, a pesar de su carrera internacional, no son tan conocidos en España. Así lo afirma su vicepresidenta, Susana Lloret: “La Fundació, dentro de sus objetivos, quiere apoyar y dar a conocer las obras de artistas que exploran lenguajes visuales nuevos y que nos dan una perspectiva más amplia del mundo, más profunda, distinta. Sheela Gowda es una artista de gran prestigio internacional y queremos que obtenga el reconocimiento que merece también entre el público español”.

Una propuesta que se ha llevado a cabo en colaboración con Pirelli HangarBicocca (Milán), donde ya se ha podido ver, y que para Lloret “es un nuevo ejemplo de cómo nuestra filosofía de compartir y colaborar con otras instituciones y espacios museográficos afines a nuestra manera de entender las artes visuales nos hace ganar a todos”.

Reutilización

Sheela Gowda.

Sheela Gowda.

Vicent Todolí, director del Área de Arte de FPAA y director artístico de Pirelli HangarBicocca, da más detalles acerca de esta co-producción: “Hacía tiempo que venía siguiendo el trabajo de Sheela. A su vez, Nuria Enguita ya había trabajado con ella en la Bienal de São Paulo. Por otra parte, aunque su obra estaba representada en grandes colecciones (Tate, MoMA, etc.) solo era conocida por especialistas. Por todo esto valoramos incorporarla a la Colección Per Amor a l’Art  y organizar una exposición en Bombas Gens. Entonces pensé que podía ser una co-producción con Pirelli HangarBicocca, porque creo que su trabajo encaja muy bien en los dos espacios. A ambos edificios les une su carácter industrial. Y los dos fueron abandonados y recuperados años después para la exhibición de arte contemporáneo. Esta idea de ‘segunda vida’ conecta con la obra de Gowda, que precisamente surge de la reutilización y reciclaje de materiales”.

Unos materiales cuyo uso procede del encuentro entre tradiciones y desarrollo industrial, el cual acontece en la vida cotidiana rural y urbana de Bangalore, la ciudad india donde vive y trabaja la artista. De esta manera lo explica Lucia Aspesi, co-comisaria de la exposición: “Su propuesta estética está basada en el diálogo con materiales vernáculos que tienen una presencia marcada en los sistemas de producción, distribución e intercambio de economías locales y globales. Estiércol, incienso, cabello humano, caucho, pigmentos, hilos, fibra de coco o barriles de alquitrán, que aparecen en sus obras, son materias ricas en implicaciones culturales, a la vez que proceden de contextos específicos, mantienen memorias de uso e implican connotaciones sociales y políticas complejas”.

Lo que permanece

Sheela Gowda en Bombas Gens.

Sheela Gowda en Bombas Gens.

El resultado final son obras con un nivel de abstracción que, lejos de perder significado, los multiplica, todos ellos derivados de los materiales todavía reconocibles tras su transformación. “Hemos reunido una selección de sus trabajos de los últimos veinte años relacionados con los diversos usos de la materia y de las imágenes, a la vez que diferentes formas de abstracción resultante, para así mostrar la riqueza de su obra. Una propuesta que da un paso más allá en el lenguaje clásico de la abstracción, ligado al mundo de las ideas, acercándolo a una contemporaneidad más conectada a la experiencia. Este aspecto coloca a Sheela Gowda en el centro de los intereses de Bombas Gens”, destaca Nuria Enguita, también comisaria de la muestra.

En cuanto a su título, Remains (Restos), la propia artista explica que “hace referencia a lo que permanece en el tiempo, pero también a aquello que queda atrás. A algo que es diferente, pero sigue manteniendo una condición intrínseca de lo que fue en su día. En una forma nueva de existencia”.

Tras su paso por Valencia, la exposición viajará a Múnich para ser expuesta en el Lenbachhaus con motivo del Premio Maria Lassnig otorgado a la artista este año.

Sheela Gowda en Bombas Gens.

Sheela Gowda en Bombas Gens.

Fundació Per Amor a L’Art (FPAA)

La FPAA es una fundación privada y familiar que despliega su triple actividad, artística, social e investigadora, en la antigua fábrica rehabilitada Bombas Gens de Valencia. Desarrolla su vertiente artística a través de Bombas Gens Centre d´Art, en cuanto a su labor relacionada con la integración social se lleva a cabo desde su Centre Jove e impulsa vía su Equipo Wilson la investigación y divulgación sobre enfermedades raras, en especial la de Wilson.