La Academia, fundada a mediados del siglo XVIII, posee una de las colecciones más valiosas del arte español, italiano y flamenco. Su rico fondo de pinturas, esculturas y dibujos se comenzó a formar con fines didácticos, ya que fue un centro de enseñanza que mostraba a sus jóvenes alumnos modelos estéticos de diferentes géneros artísticos. A las primeras adquisiciones se añadieron, durante los siglos XIX y XX, junto a los legados reales, los de los mecenas y protectores de la Academia, los tesoros procedentes de la desamortización y las obras donadas por los artistas con motivo de su ingreso en la corporación.

El establecimiento de las academias en Europa desempeñó un papel fundamental en la normalización del gusto estético durante el Siglo de las Luces. La Academia ocupa desde 1773 uno de los edificios más singulares de Madrid, el Palacio de Goyeneche, diseñado por el arquitecto barroco José de Churriguera y adaptado al gusto neoclásico por Diego de Villanueva. El edificio inicialmente acogió las sedes de la Academia de Bellas Artes y del Gabinete de Historia Natural, antepasado del actual Museo de Ciencias Naturales. Culminaba, así, la deseada unión de las Artes y las Ciencias, uno de los objetivos fundamentales de la Ilustración.

Desde finales del siglo XVIII, la colección de la Academia fue la primera abierta al público, antes de fundarse en el siglo XIX el Museo del Prado. Sus colecciones históricas, enriquecidas con nuevas adquisiciones, constituyen un gran museo. La riqueza de sus colecciones hace que sea uno de los centros artísticos más importantes del país. Su patrimonio, con numerosas obras maestras, comprende más de mil setecientas pinturas, mil trescientas esculturas y veinte mil dibujos, así como grabados, fotografías, muebles, objetos de platería y orfebrería, porcelanas y otras artes decorativas.

Tesoros

El corto horario de apertura del Museo de la Academia, sólo por las mañanas, reducía hasta ahora las posibilidades de deleite de sus tesoros. Muchos de sus visitantes han venido recomendando la ampliación del horario por las tardes. La gestora M&G Investments, patrocinadora de la Academia desde hace cuatro años, aporta ahora los medios necesarios para la apertura de la primera planta del Museo un sábado de cada mes durante los próximos 12 meses.

La primera planta, donde se exhiben las obras más conocidas de las colecciones académicas, grandes creaciones de los maestros antiguos con piezas esenciales de la historia del arte de los siglos XVI a XVIII, está siendo objeto de renovación museológica. Los visitantes de las ‘Tardes de Arte’ tendrán la oportunidad de apreciar la nueva sala donde se explicará el proceso de enseñanza con el que se dieron los primeros pasos de la Real Academia de las Tres Nobles Artes. Esa sala, resultado de una investigación acometida en los últimos meses, reunirá un importante número de obras y documentos relativos a la etapa preparatoria de la Academia (1744-1752) y a los años germinales de funcionamiento de sus enseñanzas (1752-1760).

En la primera planta del Museo se localiza la renovada sala de Goya, con 13 pinturas del artista, la segunda mejor colección del maestro en el mundo. Las pinturas de Goya, quien estuvo muy vinculado durante su larga vida a la Academia, están encuadradas cronológicamente entre dos de sus autorretratos, el Goya joven ante el caballete, y el de busto, con el pintor próximo a cumplir los setenta años. En la sala se exponen otros magníficos retratos, como los de La TiranaJuan de VillanuevaLeandro Fernández de Moratín o Manuel Godoy, así como las cinco tablas de gabinete entre las que se encuentra el conocido Entierro de la sardina.

También se exhiben en la primera planta del Museo obras maestras del Siglo de Oro español de Bartolomé Esteban Murillo, Alonso Cano, José de Ribera o Francisco de Zurbarán, artistas de los que la Academia posee una excepcional representación; el soberbio Sueño del caballero de Antonio de Pereda, El Greco, Juan de Juanes, Juan Carreño de Miranda o la sorprendente Adoración de los pastores de Giovanni Do, entre otros artistas españoles, y entre los maestros extranjeros La Santa Cena de Tintoretto, La Primavera de Arcimboldo –único cuadro del artista conservado en una institución pública en España–, Giovanni Bellini, Marinus van Reymerswaele, Anton van Dyck, Pompeo Leoni, Leandro da Ponte Bassano, el imponente Susana y los viejos de Rubens, Louis Michel Van Loo, Anton Raphael Mengs, Pompeo Batoni; los pintores italianos que intervinieron en la decoración del Escorial –Vicencio Carducho, Antonio Ricci–…

Horarios

El horario de los sábados del programa ‘Tardes de Arte’ será ininterrumpido desde las 10.00 h hasta las 20.00 h, y la tarifa de entrada al Museo a partir de las 15.00 h será reducida: cinco euros frente a los ocho euros de la tarifa habitual, preservando las gratuidades de acceso ya establecidas.

‘Tardes de Arte’ incluirá los siguientes sábados:

2019: 26 de octubre, 30 de noviembre y 28 de diciembre.

2020: 25 de enero, 29 de febrero, 28 de marzo, 25 de abril, 23 de mayo, 27 de junio, 25 de julio y 26 de septiembre.

Mediante una campaña en redes sociales impulsada por M&G se sortearán cincuenta entradas gratuitas a cada una de las ‘Tardes de Arte’. Además, otras actividades culturales complementarias, como la programación de cursos, conferencias y conciertos, tendrán cabida dentro del horario ampliado.