La colaboración entre las tres veteranas galerías pretende captar la atención de museos y coleccionistas internacionales hacia autores como Santiago Rusiñol, Ramón Casas, Isidre Nonell, Joaquín Mir o Hermen Anglada Camarasa, muy apreciados en nuestro país, pero que están lejos de la consideración de sus coetáneos franceses, ingleses o alemanes.

La alianza de las tres galerías, que comenzó el pasado mes de julio con la inauguración de la exposición The Golden Age of Spanish Modern Art, una muestra introductoria sobre el arte de la época, continuará ahora con la inauguración el 17 de marzo, en Colnaghi Londres, de Spanish Modern Landscapes, una exposición que profundizará en ese objetivo de situar donde se merece una de las mejores escuelas de pintura de la Europa de finales del siglo XIX y principios del XX.

Paisajes

Esta muestra se centra en el paisaje y en sus formas de representación, que forman parte de movimientos europeos coetáneos que giran en torno al realismo, el impresionismo o el simbolismo. Spanish Modern Landscapes incluirá 22 obras de 13 artistas: Ramón Martí Alsina, Anglada Camarasa, Francisco Gimeno Arasa, Laureano Barrau, Bertuzzi, Eliseo Meifren, Mir, Francisco Pradilla Ortiz, Nicolau Raurich, Rusiñol, Josep Maria Tamburini Dalmau y Modest Urgell. Estos 13 pintores se forjaron en Barcelona y muchos se sintieron atraídos hacia París, en aquel momento el epicentro del arte.

Jorge Coll, director general de Colnaghi, destaca que, al colaborar con Artur Ramón y la Sala Parés en este proyecto conjunto, «hemos conseguido obras de mayor calidad, y muchos de los paisajes que se presentan aquí proceden de la cúspide de la producción de estos artistas. En un momento en el que muchos de nosotros estamos atrapados en nuestro interior, estos paisajes ofrecen una escapada a la belleza de otro mundo, el de la España de finales del siglo XIX. Esperamos que esta exposición sea la consolidación del éxito de The Golden Age of Spanish Modern Art del año pasado, llevando a estos modernistas españoles a un mayor reconocimiento y apreciación del público en todo el mundo».

La muestra londinense contará con la publicación de un catálogo, una visita guiada digital y un espacio de consulta en línea de todas las piezas.