Esta muestra reunirá la mayor parte de la producción pictórica de Paret junto con una escogida selección de dibujos que mostrarán su maestría técnica y compositiva. A las obras conservadas en el Prado, que custodia su colección de pinturas, se sumarán préstamos recibidos de colecciones e instituciones nacionales y extranjeras.

Comisariada por Gudrun Maurer, conservadora de Pintura Española del siglo XVIII y Goya del Prado, la exposición propone revalorizar a Paret como un artista de excelente calidad técnica, creador de obras de gran belleza, refinada y clásica, y a la vez como un observador, a veces crítico, de la sociedad de su tiempo, que abordó con originalidad los asuntos que trató en su obra.

También pondrá de manifiesto su importancia en el contexto de la corte ilustrada y en el panorama del arte español de la segunda mitad del siglo XVIII, a pesar de que su estelar carrera cortesana se vio truncada por su conocido destierro de diez años, primero a una isla tan lejana como Puerto Rico y después a Bilbao.