La ilustración como arte

Este proyecto global es la extensión del programa de adquisiciones implementado por el Departamento de Cultura y Deporte del Gobierno de Navarra en 2020, cuando se tomó conciencia de la falta de coleccionismo de este arte visual, tan importante en el momento contemporáneo. Como detaca la comisaria, «hoy en día la ilustración ha evolucionado hasta convertirse en algo más que un arte aplicado: ahora hablamos de la ilustración como arte».

En el proyecto, las artistas partieron de lo cotidiano —de las denominadas actividades cotidianas— para preguntarse por la construcción del presente, del aquí y el ahora; invitando a las participantes y al público a construir su experiencia estética de la cotidianidad y, al tiempo, planteando una línea de continuidad con la idea del Museo de Navarra como memoria cultural.

La muestra, que puede visitarse en la sala de exposiciones de la planta baja, enseña además los materiales, bocetos y procesos de trabajo de las distintas obras. Su diseño museográfico, a cargo de Ana García, tiene como objetivo respetar la disposición, filosofía y sensibilidad de cada una de las artistas, definir un espacio para cada una de ellas que permita concentrarse en la contemplación de su obra y, al mismo tiempo, conseguir un conjunto armónico, ordenado y de fácil circulación. Las 10 obras de cada artista se muestran en la pared y una selección de sus bocetos en una vitrina por autora.

Para la consejera navarra de Cultura y Deporte, Rebeca Esnaola, «el resultado es una muestra de la calidad que atesora la creación navarra contemporánea», además de «ser una buena noticia que esta exposición haya llegado en el momento del lanzamiento de todas las actividades de los Encuentros del 72, porque desde luego, la ilustración no tuvo hace cincuenta años la consideración artística ni la relevancia que se ha ganado con el buen hacer de los y las artistas en este tiempo».

En cuanto al libro es, tal y como recuerda Susana Romanos, el lugar natural de las ilustraciones. Por eso «es importante recalcar que la publicación no es un catálogo de la muestra, sino que ambos son diferentes partes de una misma propuesta: se complementan a la vez que son independientes». Es decir, «el formato libro sirve para que las obras no aparezcan descontextualizadas, sino dentro del soporte para el que tradicionalmente suele ser concebida la ilustración: el papel».

Calendario de visitas acompañadas.

Las 10 elegidas

Si el ahora es elegir, lo hacemos en piezas es un proyecto que parte de lo cotidiano —de las denominadas actividades cotidianas— para preguntarse por la construcción del presente, del aquí y el ahora con el fin de construir una experiencia estética de la cotidianidad, lo que lleva irremediablemente a preguntarse, primero, qué es eso del presente y, segundo, a qué llamamos cotidiano. A esta preguntas responden las 10 ilustradoras del proyecto: Myriam Cameros (Pamplona, 1978), Irati Fernández Gabarain (Pamplona, 1981), Andrea Ganuza (Pamplona, 1988), Liébana Goñi (Pamplona, 1986), Cristina Jiménez (Pamplona, 1981), Aizpea Lasa (Pamplona, 1985), Iratxe López de Muniáin (Pamplona, 1985), Itziar Repáraz (Pamplona, 1990), Leire Urbeltz (Pamplona, 1985) y Natalia Zaratiegui (Pamplona, 1981).