- hoyesarte.com - https://www.hoyesarte.com -

40 años de amistad

Concepción Serrano, después condesa de Santovenia Eduardo Rosales Óleo sobre lienzo 1871 Madrid, Museo Nacional del Prado Donación del Banco de España, la Caja Postal de Ahorros y la Fundación Amigos del Museo del Prado, 1982

‘Concepción Serrano, después condesa de Santovenia’. Eduardo Rosales. Óleo sobre lienzo. 1871. Madrid, Museo Nacional del Prado. Donación del Banco de España, la Caja Postal de Ahorros y la Fundación Amigos del Museo del Prado, 1982.

En total se muestran 36 obras que simbolizan los esfuerzos de la Fundación por enriquecer las colecciones del Prado, y, de algún modo, «llegar donde el museo no podía llegar», explica su secretaria general, Nuria de Miguel Poch.

«Desde su nacimiento en 1980 -destaca Miguel Falomir, director del Prado-, la Fundación siempre ha sido receptiva a las peticiones de muy variada índole que le ha ido transmitiendo el Museo y las ha atendido según sus posibilidades, pero también ha tomado la iniciativa con acciones relevantes y novedosas».

Desde 1982

La primera donación tuvo lugar en 1982, con la obra de Eduardo Rosales Concepción Serrano, después condesa de Santovenia [1] (1871), y la última, en 2020, el óleo de Goya Aníbal vencedor, que por primera vez mira Italia desde los Alpes [2] (1771).

Aunque en su conjunto poseen una naturaleza miscelánea, las obras donadas tienen un denominador común: constituyen aportes coherentes y relevantes a las colecciones en las que se integran. De todos los artistas destacan los tres grandes maestros de la pintora española, que además guardan una estrecha relación con el Prado: Velázquez, Goya y Picasso.

Las obras quedan distribuidas en cuatro secciones que hacen referencia a los diferentes modos en los que la Fundación ha colaborado con el Museo. La primera homenajea las donaciones, empezando por La Virgen de la granada [3] (hacia 1426), obra maestra de Fra Angelico.

La segunda incluye una selección de 12 de las 96 obras realizadas por artistas contemporáneos a los que la Fundación invitó a dialogar con las colecciones del Prado en 1981, 2007 y 2018 y que, posteriormente, donó al Museo. Tal y como indica el comisario de la exposición, Alberto Pancorbo, «el Prado es una entidad viva» y con estas iniciativas se resalta la necesidad de «entender el arte contemporáneo para entender mejor al arte antiguo, y viceversa».

Sin título. Alberto García-Alix. Fotograbado sobre polímero a partir de negativo digitalizado. 2018. Madrid, Museo Nacional del Prado. Donación de la Fundación Amigos del Museo del Prado, 2019.

Sin título. Alberto García-Alix. Fotograbado sobre polímero a partir de negativo digitalizado. 2018. Madrid, Museo Nacional del Prado. Donación de la Fundación Amigos del Museo del Prado, 2019.

La tercera sección acoge las donaciones de la Comisión de Dibujos y Estampas que la Fundación creó dentro del Círculo de Velázquez con el fin de contribuir a enriquecer dicha colección, mientras que la última se dedica a las obras que tienen relación con la vertiente más internacional, bien donadas por el Patronato Internacional, como la Visita de la reina María Amalia de Sajonia al Arco de Trajano en Benevento [4] de Antonio Joli, con la que la la Fundación conmemoró su 30 aniversario, o por la American Friends of the Prado Museum, organización con la que comparte objetivos, y que, por ejemplo, donó en 2016 un retrato de Felipe III (h. 1627) de Velázquez.

– Folleto. PDF [5] Cuarenta años de amistad. Donaciones de la Fundación Amigos del Museo del Prado (PDF) [5]

Desde 1980

Desde su creación en diciembre de 1980, la Fundación Amigos del Museo del Prado [6] no solo colabora en el enriquecimiento patrimonial del Prado sino que también fomenta un mejor conocimiento de sus colecciones a través de un completo programa de actividades. Hasta la fecha han disfrutado de sus cursos más de 80.000 alumnos, se han otorgado 1.568 becas, se ha contado con la participación de 650 profesores y los proyectos internacionales puestos en marcha han registrado más de 58.000 asistentes. Desde la firma del convenio entre ambas instituciones en 2009, la Fundación ha aportado al Museo cerca de 30 millones de euros.