- hoyesarte.com - https://www.hoyesarte.com -

Klaas Vanhee, en busca de la libertad de la infancia

Vanhee parte del dibujo para crear sus piezas escultóricas. En ellas hay algo que siempre invita a mirarlas y a tocarlas, dando al espectador una sensación de calidez próxima a la de los seres queridos. Y así lo muestra en The way you pronounce my name, una exposición que ‘habla’ del sitio en el que creció y su amistad con W., el niño que vivió en la puerta de al lado y lo que habían hecho juntos durante su infancia.

Taller de Klaas Vanhee.

Taller de Klaas Vanhee.

Entre sus amigos solían ponerse apodos, adulteraciones de sus nombres verdaderos. Pero para W. no había ningún apodo, simplemente se mantuvo quien era: W. El artista y W. pasaron tiempo juntos. Estuvieron juntos durante casi todo su tiempo fuera de la escuela y fuera de sus casas. Actuaban sin un plan y sin detenerse para reflexionar. La amistad entre ambos se hizo tiempo y espacio en sus formas más puras.

Hicieron lo que hacen los niños: seguirse uno al otro con las bicicletas, hacer cabriolas, encender fuego, subirse a los árboles, a las paredes, a los postes de luz, al techo del garaje de W. Si querían algo lo hacían ellos mismos. Esa es la libertad infantil que el artista busca en su obra. Y esto es lo que W. representa. El artista como un ser divino: sin una conciencia intrusa; espíritu y naturaleza en uno. Es a partir de esta libertad tempestuosa que se forjaron los objetos, los conjuntos y los dibujos de esta exposición.

Síguenos en Facebook [1], Twitter [2] y YouTube [3]. 150.000 lectores de todo el mundo ya lo hacen.