Fue galardonado en 2011 con el Premio Nacional de Diseño de Moda por, según el jurado, su “trayectoria de más de medio siglo tratando de embellecer lo cotidiano. Un diseñador hecho a sí mismo, trabajador incansable y autodidacta en el que destacan su pasión y entrega, su capacidad de innovación y su huella como referente de la moda española en el ámbito internacional”.

Su creatividad se manifestaba también en un amplio abanico de expresiones culturales, especialmente en las artes escénicas, y en su vocación por transmitir el conocimiento y la experiencia a través de la enseñanza.

Características de su estilo han sido las líneas geométricas, los colores lisos y vivos, los cinturones anchos y los sombreros abombados tipo casco. Ha combinado la alta costura con el prêt-à-porter y con el diseño de uniformes para, por ejemplo, Iberia, la Copa Mundial de Fútbol de 1982 o RTVE.

Entre los numerosos galardones que recibió destacan el Premio al Mejor Diseñador del año Casa Cadillac (1960), la Medalla de Oro en Interstoff (1972), el Premio Eugenia de Montijo (1975), el Premio Galena, el Premio Nacional de Turismo (1979), el Premio Campioni, junto a Pierre Cardín y Courreges (1980), el Premio Nacional Cristóbal Balenciaga, la Medalla de Oro de las Bellas Artes en 2002 y el título de Doctor Honoris Causa por la Universidad de Harvard. En 2008, el Museo del Traje reconoció su amplia trayectoria con una retrospectiva.