Inspirada en las Entrevistas imposibles que Miguel Covarrubias realizó para Vanity Fair en la década de 1930, la exposición relata conversaciones ficticias entre estas dos mujeres, iconos de la moda, para sugerir nuevas lecturas de sus creaciones. Conjuntos emblemáticos se presentan junto con vídeos de conversaciones simuladas entre Schiaparelli y Prada, dirigidos por Baz Luhrmann y centrados en cómo exploraron temas similares en su trabajo a través de enfoques muy diferentes.

Noventa diseños

El museo neoyorquino muestra alrededor de noventa diseños y treinta accesorios ideados por Schiaparelli (1890-1973) desde la década de 1920 hasta principios de 1950; y por Prada entre 1980 y nuestros días. Procedentes de la colección The Costume Institute y el Prada Archive, así como otras instituciones y colecciones privadas, los objetos de la firma de ambas diseñadoras se organizan en siete galerías temáticas: “Cintura arriba / Cintura abajo”, “Ugly Chic”, “Hard Chic, “Naïf Chic”, “El cuerpo clásico”, “El cuerpo exótico” y “El Cuerpo surrealista”.

Schiaparelli, que trabajó en París desde la década de 1920 hasta que cerró su firma en 1954, estaba estrechamente asociada con el movimiento surrealista y creó piezas tan reconocidas como el vestido Lágrima, el sombrero Zapato, y el collar Bug. Por su parte, Prada, licenciada en Ciencias Políticas, se hizo cargo del negocio familiar con sede en Milán en 1978 y se centra en un concepto de la moda que refleja la naturaleza ecléctica de la posmodernidad.

Nueva York. Miuccia Schiaparelli and Elsa Prada: Impossible Conversations. Metropolitan Museum.

Del 10 de mayo al 19 de agosto de 2012.

<p>Please enable flash to view this media. <a href=”http://get.adobe.com/flashplayer/” >Download the flash player.</a></p>

Please enable flash to view this media. Download the flash player.