“Todos deben preocuparse si han experimentado suficientes cosas interesantes últimamente, nadie quiere que se le pille viviendo una vida aburrida”. Esta cita textual de Muntean/Rosenblum es toda una declaración de intenciones sobre cómo interpretan el entorno social actual, con un predominio masivo de las redes sociales en la vida de adolescentes y jóvenes, y en el que la influencia de las personas se mide por el número y el tipo de experiencias que se reflejan a través de las fotos y testimonios recogidos en las principales redes sociales.

Ausencia de lo personal

A partir de ahí, Muntean/Rosenblum intentan transmitir los dos polos de la vida de cualquier persona: por un lado, el hecho de poder compartir todo tipo de experiencias con un número incontables de personas o seguidores, y por otro lado, la cada vez más acusada soledad del ser humano y falta de empatía con el resto de la sociedad. “En otras palabras, el exceso de experiencias estéticas está vinculado a una ausencia de sentido personal, lo que desemboca en un sentimiento de hartazgo y vacío”, enfatizan los artistas.

Para Fernando Francés, director del CAC Málaga, “en el trabajo de Muntean/Rosenblum se ven seres ausentes, como si fueran islas en un mar de gente y bullicio. Las escenas representadas por este tándem de artistas pueden estar sucediendo frente a nosotros, a cualquier hora del día en cualquier parte. Muntean/Rosenblum traslada la despersonificación de los escenarios en el sentido de Marc Augé y su reflexión sobre el no lugar, que es aquel no vital para el ser humano y que está carente de historia, por ejemplo una habitación de hotel o una autopista. Por eso se apoya en la estética de “Los Sims”, que invierten el sentido de lo real y lo inventado, pero además, carecen de rasgos particulares, son icónicos y genéricos”.

Además de la puesta en escena con un entorno estandarizado y despersonalizado, como el vestuario de un gimnasio, las pinturas son otro elemento que deja constancia de la crítica social de esta pareja artística. Los personajes son jóvenes, en escenas cotidianas, pero transmiten un mensaje a través de frases implícitas que hablan de su soledad, de la crisis social y de identidad  que supone el paso de la vida adolescente a la adulta. Son frases que los artistas “coleccionan” y que tienen un significado especial. Las denominan ‘conocimiento express’, ya que en otros casos son extractos de literatura de obras conocidas. “Más allá de la explosión de los medios de comunicación, lo que en realidad compartimos paradójicamente es el dolor, que de manera intrínseca forma parte de la existencia humana”, afirman. Es este sentimiento compartido el que actúa como hilo conductor y sobre el que se invita a reflexionar mientras se contempla su obra.

Dinero y felicidad

En su trabajo, la pintura figurativa está influenciada por la tecnología y los dispositivos ópticos, como la fotografía o el cine. Como referencia, se fijan en modelos adolescentes de revistas de moda y en el cómic. “En un sentido muy personal, el trabajo de un artista es un intento de crear algo que tenga sentido (…). Crear arte se convierte entonces en un rito de autotransformación: pintar cada día y procurar conseguir mejorar resultados es un intento por encontrar un sentido personal a lo que haces”.

El hecho de fijarse en el juego de ordenador “Los Sims” se justifica  porque alude a personajes y escenarios generales, con pocos rasgos individuales y elementos identificativos, que pueden encajar en la vida de cualquiera. El objetivo del juego es conseguir que los personajes siempre estén felices y sólo se alcanza ganando cada vez más dinero, que a su vez invierten en compras materiales, como muebles, ropa o aparatos electrónicos. De esta manera se establece una relación entre felicidad y adquisición de artículos nuevos, algo que se ve reflejado cada día en la sociedad actual.

Viena, Londres y el mundo

Markus Muntean y Adi Rosenblum forman pareja artística desde 1992. Trabajan a caballo entre Viena y Londres. Aunque se centran fundamentalmente en la pintura y el dibujo, otras disciplinas como la fotografía, el vídeo, la instalación o performance también se incluyen en su trabajo.

En la última década han expuesto en los museos y salas más importantes del mundo: De Appel, Ámsterdam (2002); Australian Centre for Contemporary Art, Melbourne (2004); Tate Britain, Londres (2004); Jack Hanley, San Francisco, (2005); Mauren Paley, Londres, (2007); Arndt & Partner, Berlín (2008); Team Gallery, Nueva York (2009); Georg Kargl, Viena (2010) y en Sommer Contemporary Art, Tel Aviv (2011).

Málaga. Muntean/Rosenblum. The Management of Insignificance. Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC).

Del 23 de noviembre de 2012 al 20 de enero de 2013.