Abril, Geena, Ruth, Timo, Max y Nick, seis personas que con vidas y circunstancias difíciles se atreven a manifestar y vivir lo que íntimamente son con orgullo, alegría y compromiso. La película narra el viaje de cada cual desde sus ciudades de origen en Rusia, Uganda, Francia y Andalucía hasta Madrid para asistir a una jornada inolvidable.

Abril acababa de comenzar su trayecto hacia un cuerpo que intentaba reivindicar lo que su alma sentía; Ruth es una activista lesbiana que vive en Uganda, donde la homosexualidad justifica durísimas condenas; Nick, joven arquitecto, y su pareja Max conviven en Rusia, dónde deben hacerse pasar por primos para no ser encarcelados; Geena es una actriz preparada para comerse el mundo pese a que por su sexualidad diferente no mantenga contacto alguno con su familia y Timo es un saltador de trampolín homosexual y sordo que demuestra día tras día que es capaz de superar cualquier obstáculo.

Mientras Madrid se preparaba para el WorldPride 2017, dos millones de personas de todo el mundo llegaban para visitar la ciudad y celebrar el evento. Para algunos, una fiesta de una semana, para otros, la oportunidad de disfrutar de una visibilidad incomparable y del respeto por la diversidad.

Obra luminosa

The best day of my life es una obra luminosa que celebra los derechos humanos, la música, el arte, las expresiones artísticas, la comida, los deportes y la fiesta, sin olvidar la vida cotidiana de sus protagonistas. Un documental equilibrado y emocionante que, en palabras de sus protagonistas, constituye también un homenaje a una ciudad, Madrid, y a sus habitantes como ejemplo de tolerancia y respeto.

La música la pone Lucas Vidal, el compositor español que ganó dos Goyas en 2016 por la banda sonora de Nadie quiere la noche, de Isabel Coixet, y por la canción principal de Palmeras en la nieve, escrita con el cantautor Pablo Alborán. En esta ocasión el tema principal Lo saben lo ha compuesto en colaboración con el cantante Antonio Orozco.

Después de superar el millón de espectadores con Fuga de cerebros y Tres metros sobre el cielo, Fernando González Molina presenta su proyecto más personal, que según sus palabras le ha permitido transformarse y se ha convertido en un acontecimiento fundamental en su vida. “Una película concebida como un triple homenaje a la ciudad de Madrid, una de las ciudades más libres y abiertas del mundo, al movimiento LGTB del país, que en 40 años ha conseguido cambiar la realidad española, y a esas personas anónimas que en cualquier lugar del mundo luchan por ser ellos mismos”.

The-Best-Day-of-my-LifeThe best day of my life
Dirección y guion: Fernando González Molina
España / 2018 / 110 minutos